Por Héctor Bernardo

En la madrugada de este miércoles, la canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, llegó a Buenos Aires para participar de la reunión del Mercosur, convocada ilegalmente por la canciller argentina Susana Malcorra.

Pocas horas antes de partir hacia Argentina, a través de la red social Twitter, la canciller venezolana aseguró: “En las próximas horas saldré a Argentina para la reunión de Cancilleres de MERCOSUR. Venezuela es Estado Parte conforme a los tratados”.

“Ni la intolerancia burócrata ni modales dictatoriales de funcionarios del Plan Cóndor impedirán que Venezuela ejerza sus derechos soberanos”, agregó.

delci2
Numerosas organizaciones sociales argentinas se solidarizaron con Venezuela y convocaron a una marcha hacia la Cancillería en repudio a la actitud de lo que se ha denomina como la “Triple Alianza” (Argentina, Brasil y Paraguay).

Desde la asunción de Mauricio Macri en Argentina y tras el golpe de Estado parlamentario en Brasil, que impuso como presidente de facto a Michel Temer, los ataques contra Venezuela no han cesado.

Luego de participar en la reunión, Rodríguez brindará una charla en el Instituto Patria, en la que expondrá las razones por las cuales Venezuela debe permanecer en el Mercosur.

Los cancilleres de la “Triple Alianza” pretenden expulsar al Gobierno de Nicolás Maduro del bloque regional, con la excusa de que Venezuela no ha incorporado todo el marco normativo del Mercosur.

delci
 

Recientemente, Rodríguez brindó una conferencia en la que remarcó que, del total de las 1.563 normas que deben incorporar todos los Estados parte, Venezuela ha notificado al Mercosur, mediante los mecanismos correspondientes, la incorporación de 1.479, lo que representa un 95%. Lo que supera ampliamente el nivel de incorporación de normativa del resto de los integrantes de ese espacio de integración regional.

Rodríguez afirmó que la convocatoria realizada por la canciller argentina Susana Malcorra es ilegal, ya que la presidencia del Mercosur en estos momentos corresponde a Venezuela. La diplomática remarcó que llega a Argentina “en defensa legítima de sus derechos e intereses, así como de la institucionalidad mercosuriana”.