Por Contexto

Este 10 de diciembre fue muy difícil encontrar un balance sobre el primer año del Gobierno de Cambiemos que haya resultado positivo para Mauricio Macri. Por el contrario, lo que pudo encontrarse fue la confirmación de que los últimos doce meses han sido un cúmulo de promesas incumplidas, decretazos, vetos y medidas en beneficio de los sectores sociales y económicos más dominantes de Argentina.

Uno de los palos más fuertes quizá haya sido el que el ex presidente de Boca Juniors recibió por parte del portal Chequeado.com, cuya especialidad es contrastar los dichos de la dirigencia política con los datos duros existentes. Para esta página, la conclusión no deja lugar a dudas: de veinte promesas de campaña, sólo cumplió dos.

“El resultado fue que cinco resultaron incumplidas, ocho se encuentran en proceso pero registran demoras, cinco también están en proceso pero avanzadas, y sólo dos fueron cumplidas”, explicaron desde el medio. Este trabajo, seguramente, debe haber dolido de forma especial en la Casa Rosada, ya que Chequeado.com es usado por Clarín y La Nación como consulta permanente.

Entre las incumplidas están: bajar la inflación a un dígito, poner en marcha un millón de créditos hipotecarios a treinta años, quitar el impuesto a las Ganancias para los trabajadores, crear trabajo y no perder el que ya estaba creado, pobreza cero. Las ideas fueron tomadas del debate presidencial pre balotaje con Daniel Scioli y de las sugerencias de una encuesta online.

En tanto, las promesas demoradas fueron: poner en marcha el plan de infraestructura “más importante de la historia”, poner escáneres sin ocupar los ríos –en las fronteras–, la Policía judicial, profesionalizar a las fuerzas de seguridad, Centros de Tratamiento Integral de las Adicciones, computadoras e inglés para primer grado, 3 mil jardines de infantes, y el Plan Belgrano –US$16 mil millones para conectar el Norte con el resto del país–.

Un presidente con urgencias

Por su parte, el blog palabrasdelderecho.blogspot.com.ar decidió para este aniversario poner el foco en la cantidad de decretos de necesidad y urgencia que firmó Macri. Resulta muy interesante observar qué sucedió con una Administración que, desde la oposición, hablaba de esta herramienta constitución como una actitud dictatorial.

En un conteo que se hizo, advierten, de manera artesanal –porque la información pública en la materia es precaria–, surge que el Presidente firmó quince DNU. De esta manera, el promedio por mes da 1,25, cifra superior al 0,8 de los dos mandatos de Cristina Kirchner, que usó 76 en ocho años. El hijo de Franco, por ejemplo, disolvió por esta vía la autoridad de aplicación de la Ley de Medios (AFSCA).

Con respecto a lo que es la imagen pública, Raúl Kollman publicó en Página/12 una encuesta realizada para la ocasión por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que dirige el sociólogo Roberto Bacman, donde el acompañamiento a Macri está en retirada. Por ejemplo, el 71% de los consultados afirma que está cumpliendo “poco o nada sus promesas de campaña”. Claro, no es de extrañar al tener en cuenta lo mencionado párrafos más arriba.

En la nota se aclara que, “en total, se entrevistaron 1.200 personas de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo, nivel económico-social y lugares de residencia”. Otro dato abrumador es que el 60% coincide en que Cambiemos “debe dejar de culpar al kirchnerismo”, es decir, el uso indiscriminado del argumento de la “pesada herencia”.

Según el estudio, “en los aspectos negativos, la economía ocupa el podio de la insatisfacción de la gente”. En primer lugar, se detalla, “está la protagonista de estos tiempos: la inflación, con un 31,8 por ciento de menciones como desaciertos del año de gestión”. Luego aparecen “el aumento de la pobreza (21,2 por ciento), la mala distribución de la riqueza (13,2) y la quita de los subsidios a las tarifas (10,4 por ciento)”.

Contexto tuvo acceso al último sondeo del Grupo de Opinión Pública, en el cual se repiten esas tendencias. Por ejemplo, al evaluar el cumplimiento de promesas de campaña, sólo un 21,4% cree que Macri lo hizo, el 35,9% que lo hizo poco y un 40,7% que no lo hizo.

Otra de las conclusiones a destacar es que, por primera vez, la proporción que considera su Gobierno “peor que el anterior” supera a quienes lo creen mejor (43,7% a 39,7). En la misma línea, aumenta a 44,7% el nivel de desaprobación del Gobierno nacional.

En tanto, circuló por las redes sociales desde temprano, más que nada por WhatsApp, una lista de los anti-logros de Macri, y bajo el título “Mirá todo lo que se puede hacer en un año” se enumeran, mes a mes, las medidas antipopulares que llevó adelante el ex jefe de Gobierno porteño o que se sucedieron en el marco de presidencia:

Diciembre: nombra dos jueces de la Corte por decreto, baja las retenciones a la soja, devalúa un 40% y no reabre paritarias, elimina por Decreto de Necesidad y Urgencia la Ley de Medios.

Enero: abre las importaciones, avala el primer aumento de la nafta, detienen a Milagro Sala en Jujuy y la Casa Rosada hace silencio frente a las irregularidades, se va a Davos y no recibe a Abuelas por “problemas de agenda”.

Febrero: dispone un aumento de 500% a la luz, saca las retenciones a la minería, su ministra de Seguridad elabora el protocolo antipiquete, da luz verde para los despidos en el Estado en todos sus niveles.

Marzo: aumenta un 40% la carne y se consume un 20% menos, aumentan 20% los medicamentos, Macri dice, igualmente, “Si no le pagamos a los buitres hay hiperinflación o ajuste”, aumenta 400% el agua.

Abril: se avala un aumento del gas, se abren los Panamá Papers y descubren sociedades offshore ocultas del presidente en paraísos fiscales, el PAMI achica la lista de medicamentos gratuitos, se emiten 16 mil millones de dólares de deuda para pagarle a los fondos buitre todo lo que pedían.

Mayo: hay otro aumento de la nafta, la Oficina Anticorrupción sale en defensa de Macri por Panamá Papers, el Gobierno firma un acuerdo antidespidos con empresarios que es no vinculante, el Gobierno firma un acuerdo con McDonalds cuestionado por su flexibilidad en detrimento de los derechos de los trabajadores, Macri veta la ley antidespidos que sancionó el Congreso.

Junio: Macri modifica un decreto de Defensa devolviéndoles atribuciones a las fuerzas armadas, imputan a Aranguren por importar gas de Shell desde Chile, el dólar llega a 15 pesos y Prat-Gay declara que “El trabajo sucio está hecho”, se sanciona la ley de blanqueo de capitales a pedido del Ejecutivo.

Julio: Macri le dice al rey de España el 9 de julio: “Claramente deberían tener angustia de tomar la decisión, querido Rey, de separarse de España”; cacerolazo contra el Gobierno por las tarifas, Macri dice: “Lo peor ya pasó”; la Jefatura de Gabinete se hace con las bases de ANSES para comunicación política.

Agosto: intentan detener a Hebe de Bonafini, productores regalan fruta en Plaza de Mayo por la crisis de las economías regionales, sube el desempleo y cae la actividad económica según el INDEC.

Septiembre: se estima que la deuda pública alcanzará el 46% del PBI, llegan empresarios de todo el mundo por el “mini Davos”: no dejan inversiones pero sí un reclamo de reforma laboral; ordenan quemar las cunas del plan Qunita, Macri dice que Inglaterra accedió a hablar de “soberanía” por Malvinas, Inglaterra dice que no. Papelón.

Octubre: Macri pide que lo evalúen desde acá, el secretario de Medio Ambiente, Bergman, habla sobre los incendios forestales: “Lo más útil es rezar”; anuncian el final de Fútbol Para Todos, la ONU reclama la liberación de Milagro Sala por su detención arbitraria y Macri sigue sin responder.

Noviembre: el Gobierno firma un polémico memorándum con Qatar para abrir sociedades offshore, sancionan la ley de participación público-privada que ofrece ventajas a empresas extranjeras, les perdonan a las eléctricas deudas por más de 19 millones, se hace la primera venta de acciones de ANSES, el déficit fiscal llega a 67%, la actividad sigue cayendo: 3,7% este mes; el dólar llega a 16 pesos.

Diciembre: por decreto, Macri habilita a familiares de funcionarios a entrar al blanqueo. CONTINURÁ…