Por Ailén Ruiz

“Una navidad sin hambre, con trabajo y obviamente con la libertad de Milagros Sala”, afirmó Eduardo Montes, integrante de la Cooperativa Gráfica Patricios, en referencia a la consigna, “Navidad sin hambre y presos políticos” con la que se desarrollo ayer la movilización del Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala, que nuclea organizaciones sociales y de la economía social, al Ministerio de Trabajo de la Nación para reclamar ser incluidos y participar de los programas tendientes a promover el empleo en el sector.

La movida fue continuación de un plan de lucha que inició con una marcha la semana pasada hasta el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. En un comunicado expresaron: “Frente a la lógica económica de endeudamiento, empobrecimiento y exclusión desplegada por el Gobierno actual desde el momento que asumió, olvidando sus pomposas promesas de campaña, afectando al empleo, el poder adquisitivo de las familias trabajadoras, la industria y al interés nacional, somos los principales preocupados porque no estalle la bomba de tiempo social preparada por el macrismo, que no es otra cosa que la expresión del recrudecimiento de los padeceres de nuestro pueblo y no fruto de caprichos de ninguna organización popular”.

El Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagros Sala está constituido por el Movimiento Nacional de Trabajadores Autogestionados MNTA, Organización Barrial Túpac Amaru, FETRAES, CTD Aníbal Verón- MPR Quebracho, Corriente Patria Justa, Militancia Popular, Movimiento Germán Abdala CTA, Federación La Central CTA, Frente de Desocupados- Agrupación Villera Piquetera, Coordinadora Barrial Argentina Resiste, Unión Nacional de Clubes de Barrio, Movimiento Nacional Compromiso Social MNCS, Federación Tierra y Vivienda FTV.

Montes explicó a Contexto que las políticas para el sector trabajador del gobierno de Mauricio Macri no llegan a abarcar a la totalidad de las cooperativas de trabajo, y que en consecuencia “a medida que va pasando el tiempo, cada vez expulsan más cooperativas para poder acceder a la línea 1 del Programa de Trabajo Autogestionado (PTA)”.

“a medida que va pasando el tiempo, cada vez expulsan más cooperativas para poder acceder a la línea 1 del Programa de Trabajo Autogestionado (PTA)”.

También pidieron por la participación en el programa Construir Empleo (que tiene como objetivo potenciar las calificaciones y habilidades laborales de trabajadores afectados por problemáticas de empleo, a partir de su incorporación en pequeñas obras de infraestructura comunitaria o productiva), en el programa de Empleo Independiente, (que brinda apoyo, orientación y medios para desarrollar emprendimientos y acompaña a los emprendedores en todo lo que necesitan para llevar adelante sus negocios) “y en todas las políticas que tiene el Ministerio de Trabajo para el sector”, agregó Montes.

En un comunicado oficial el Frente especificó que “ante la rotunda negativa por parte de los funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación de atender los legítimos reclamos de los trabajadores autogestionados que estamos movilizados en el Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala, resolvemos extender la protesta toda la Avenida Leandro N Alem, desde la calle Córdoba hasta la Avenida Corrientes. No nos iremos hasta obtener una respuesta favorable de los reclamos.”

Christian Miño, presidente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), explicó que la necesidad de unidad y la constitución del Frente surgió porque “todos pasamos por una situación muy critica y delicada”. Es que para las organizaciones de trabajo autogestionado fue un año “malo” en términos económicos debido a la apertura de importaciones y a que el consumo interno está paralizado. La unión nació para empezar a tomar una “postura de reclamo y para poder conseguir recursos a fin de año, para los compañeros y variar esta situación económica por la que estamos pasando”, redondeó.

En cuanto a la postura de la organización frente al acta-acuerdo que diversos grupos de la economía popular, (como la CTEP, el Mocase, Los, el Movimiento Evita, La Dignidad, Barrios de Pie, Pibes de la Boca, La Poderosa, la Corriente Clasista y Combativa) firmaron con Carolina Stanley y con su par de Trabajo, Jorge Triacca, dijeron respetar a los compañeros que han firmado el acuerdo, pero que el “Frente” va más allá de eso.

“Hemos decidido tomar otro camino, de poder juntarnos con otro tipo de organizaciones para hacer otros de reclamos. Más allá del acta, nosotros ya veníamos juntándonos antes, para ver si hacíamos algo frente a la crisis que estamos pasando en este país con toda las organizaciones que estamos trabajando en el frente”, explicó Miño. A su vez, especificó su desacuerdo a firmar el acta ya que no consideran renunciar a algunas de las luchas que llevan los integrantes, muy importantes para este año y los tres años que vienen por delante, porque “van a ser muy complejos”, sostuvo.

El dirigente habló sobre la inscripción de trabajadores en la Línea 1 en el PTA, con el objetivo de mejorar los niveles de producción y el ingreso. “Nosotros el año pasado teníamos en las cooperativas de trabajo un promedio de ingreso entre $10.000 y $12.000 por compañero. Hoy con el tema de la apertura de importaciones, el consumo y la obra publica paralizada, la cifra ha bajado a $7.000 y $8.000, y los compañeros no pueden cubrir las necesidades básicas para llegar a fin de mes”, detalló.

Sin presos políticos

La consigna de la movilización apunta a un doble reclamo y la segunda parte hace referencia al nombre que decidieron asignarle al bloque. En diálogo con Contexto, el dirigente sostuvo que están convencidos de que la “compañera tiene que estar libre. Y no lo decimos nosotros, sino organismos internacionales”.

“Estamos convencidos de que tiene que estar libre y por eso nombramos al Frente, Milagros Sala, en conmemoración”, redondeó.