“La precarización laboral es extrema en los municipios del país”

“La precarización laboral es extrema en los municipios del país”

ATE denunció la situación de los empleados de las comunas en medio de un paro con movilización al Congreso. Exigieron que nadie cobre por debajo del salario mínimo, vital y móvil, y que los 135 distritos bonaerenses cumplan con la Ley de Paritarias. La Plata, un caso testigo de irregularidades.

89
0

Por Fernando M. López

La situación laboral en los municipios de todo el país es alarmante. Según estima la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), unos 600.000 empleados del sector –alrededor del 50%– se encuentran en situación de precariedad, sin estabilidad laboral y, en muchos casos, con magros sueldos que no superan los 5.000 pesos.

En la provincia de Buenos Aires, donde existe la Ley de Paritarias Municipales 14.656, la aplicación de la norma queda en los hechos a criterio de cada intendente porque no existe voluntad política del Gobierno de María Eugenia Vidal de hacerla cumplir.

“Vidal debería tomar líneas directrices para su efectiva vigencia en los 135 municipios”, dijo a Contexto el secretario general de ATE Provincia, Oscar de Isasi, quien además reclamó una “nueva negociación salarial de cara a fin de año, que se termine con el trabajo irregular y que se devuelvan los porcentajes por antigüedad”.

En La Plata, el intendente macrista Julio Garro desconoce la Ley de Paritarias.

En La Plata, el intendente macrista Julio Garro desconoce la Ley de Paritarias. Su gestión se ha caracterizado por el atropello permanente a los derechos de los trabajadores. Apenas asumió, una de sus primeras medidas fue despedir a miles de cooperativistas que cumplían tareas para el municipio y luego mandó a reprimir a los que osaron reclamar en las calles su reincorporación.

Después de un año de macrismo en la capital bonaerense, la precarización se profundiza: “Los sueldos de los municipales platenses están entre 3.500 y 5.000 pesos. Como si esto fuera poco, no existe un proceso de pase a planta, algo que viene desde la administración de (Pablo) Bruera y que Garro ha intensificado”, explicó a este medio el prosecretario de ATE bonaerense, César Baliña.

“Hay unas 5.400 municipalidades en todo el país y la precarización laboral es extrema”, lamentó el gremialista y detalló que las modalidades de contratación más frecuentes “van desde becados, locación de servicio, monotributistas, factureros y jornalizados, la escala más baja de la precarización laboral”.

En este sentido, De Isasi puso de relieve otros casos “preocupantes”, como los que se registran en las provincias de “Jujuy, Catamarca, Corrientes y Misiones”, donde los municipales están “en condiciones feudales”.

Mientras tanto, en la Patagonia, los salarios promedios rondan los 10.000 pesos mensuales, cuando los valores de la canasta familiar en esa región superan los 20.000 pesos.

“La precarización también se extiende al pago de las asignaciones. En la casi totalidad sus montos son dispares quedando la suma a criterio del intendente. Un ejemplo concreto es que mientras Nación abona una suma de 966 pesos, hay comunas donde aún están fijas en torno a los 200 pesos”, subrayaron desde ATE.

Por todos estos motivos, el gremio realizó ayer un paro nacional de trabajadores municipales que tuvo “un 80% de acatamiento”, con movilizaciones y otras actividades en más de 800 distritos.
La marcha central, encabezada por el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, partió desde la sede porteña de la Federación Argentina de Municipios (FAM), ubicada en Cerrito y Córdoba, y culminó con un acto frente al Congreso.

“La inflación del 40% pega de lleno en los salarios más vulnerables, como es el sector municipal.”

“La inflación del 40% pega de lleno en los salarios más vulnerables, como es el sector municipal. Los trabajadores quedaron atrapados en los acuerdos salariales a la baja que los intendentes firmaron con sus sindicatos afines”, afirmó Godoy.

Entre otras cosas, ATE volvió a reclamar a diputados y senadores nacionales “una ley que fije la obligatoriedad del pago del salario mínimo, vital y móvil en todas las áreas del Estado de modo que se resguarde universalmente el ingreso mínimo de cada trabajador”.

Por último, el sindicato demandó convenios colectivos de trabajo en todo el país y estabilidad laboral tanto a nivel municipal, como provincial y nacional, donde la mayoría de los contratos de los estatales vencen a fin de año.


 

COMPARTE