Por Roberto Álvarez Mur

Cuando parecía olvidada la huelga de veintidós días en demanda por diecisiete trabajadores despedidos, ochenta suspendidos y mejores condiciones de trabajo, los choferes de colectivos de la Línea Este de La Plata retomaron ayer las medidas de fuerza: comenzaron a circular con retrasos y distorsiones en el servicio en protesta a la negativa de la empresa a reincorporar a dos choferes. Los trabajadores ven en esta actitud empresarial “una represalia” del empresario Osmar Corbelli, quien aun no cumplió con las demandas que habían pautado.

“Cuando se firmó la cautelar de solución del conflicto, se estimó que no se tomaría ninguna medida contra nosotros, que se iba a mantener la planta que estaba. Y cuando volvimos a trabajar, automáticamente estos dos compañeros quedaron sin trabajo. Desde la empresa dijeron que ya habían cumplido el contrato, cuando todos sabemos que una vez que se superan los tres meses de contrato se pasa a planta. Y ellos lo habían cumplido”, dijo a Contexto Fabián Ayala, chofer de la Este y miembro de El Bondi, agrupación surgida por los propios conductores como respuesta a la falta de amparo por parte de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

“Cuando volvimos a trabajar, automáticamente estos dos compañeros quedaron sin trabajo. Dijeron que habían cumplido el contrato, cuando todos sabemos que una vez que se superan los tres meses de contrato se pasa a planta.”

“Desde que terminó el primer conflicto no obtuvimos respuestas de muchos aspectos de los reclamos. Sigue habiendo trabajo en negro, el feriado se trabajó así. Las jornadas de trabajo siguen siendo excesivas”, expresó Ayala.

Por esas razones, a partir de ayer comenzaron la medida de “trabajo a reglamento”, lo que implicará, entre otros puntos, que no excederán la capacidad de pasajeros reglamentaria –como la empresa suele exigir–, que se tomarán el tiempo necesario para estacionar el coche exactamente en la parada, esperando que estén todos los pasajeros sentados para poder arrancar, entre otros puntos que en general la patronal pide incumplir para acelerar los ritmos de trabajo y la frecuencia del transporte.

“La propia empresa te sanciona si no podés cumplir el horario del recorrido. Y para poder cumplirlo es imposible atenerse al reglamento. Por eso, ahora vamos a laburar a reglamento, respetando el convenio colectivo de trabajo”. Los choferes estimaron que la medida se extenderá hasta recibir respuestas respecto del pedido de reincorporación.

Los choferes estimaron que la protesta se extenderá hasta recibir respuestas respecto del pedido de reincorporación.

Se trata de la primera protesta fuerte y unitaria que encararán tras el paro que duró veintidós días, en el que pedían la reincorporación de los cinco candidatos a delegados despedidos, además de una serie de mejoras, que obtuvieron tras un acuerdo firmado en sede judicial, en el Tribunal de Trabajo Nº 1, que dictó una medida cautelar.

“Este tipo de medidas por parte de la empresa representa un ataque a nuestro punto débil. No podemos dejar que compañeros se queden sin trabajo. Por eso adoptamos esta manera de manifestarnos y no romper la cautelar que se logró con la empresa”, dijo a Contexto Ezequiel Carone, chofer y miembro de El Bondi. Y añadió: “Los reclamos están en mesa de diálogo. Hoy, con esta situación, avanzamos tres pasos y retrocedemos uno. Acá hay un tipo con un monopolio que hizo lo que quiso durante años y nosotros en meses le cambiamos por completo la dinámica de trabajo”.

El problema es que la empresa, conducida por Omar Corbelli –que tiene bajo su control alrededor del 80% del transporte público de la ciudad–, incumple los acuerdos al no reincorporar a dos de los choferes que participaron de aquella medida, a pesar de que la resolución cautelar la obliga a reinstalar a todos los trabajadores que estuvieran en actividad al momento de iniciarse el conflicto.

Los choferes aseguran que la lista de reclamos es más amplia, ya que todavía no tiene fecha la elección de delegados gremiales –uno de los puntos principales del conflicto–, ni tampoco obtuvieron varias de las mejoras en las condiciones trabajo que pedían.

Línea Este: la Justicia ordenó reincorporar a los despedidos