Por Fernando M. López

Concentraron en Plaza de Mayo, frente al Cabildo, entregaron un petitorio en la sede de la cartera de Hacienda, dirigido al ministro Alfonso Prat-Gay, y de ahí siguieron su marcha hacia Desarrollo Social para denunciar “el grosero empobrecimiento de trabajadores desocupados, ocupados y de la economía social”, y exigir una reunión con la ministra Carolina Stanley.

Las dieciocho organizaciones del Frente por el Trabajo y la Dignidad Milagro Sala movilizaron ayer a más de 15.000 militantes con sus banderas en alto, bajo la consigna “Por una Navidad sin hambre y con trabajo”.

Aguardaron varias horas sobre la avenida 9 de Julio, a la altura de la calle Moreno, pero Stanley se negó a recibirlos. En su lugar, envió a un par de funcionarios de tercera línea que hicieron oídos sordos a los reclamos de trabajo.

“Salimos a la calle a denunciar el desmantelamiento del aparato productivo y los despedidos masivos y la respuesta del Gobierno es polenta y pan dulce”, subrayaron indignados desde la Tupac Amaru.

c1 c2

Germán Lovari Marx, dirigente de la CTD Aníbal Verón, otra de las organizaciones integrantes del Frente Milagro Sala, dijo a Contexto que “tenemos que afrontar una realidad muy dura en las barriadas más humildes a raíz de las medidas que ha tomado Mauricio Macri, como la devaluación, el endeudamiento, el tarifazo y la descomunal transferencia de recursos hacia los sectores concentrados”.

“Necesitamos, por lo menos, 20 mil puestos de trabajo de manera urgente, pero desde Desarrollo Social nos terminaron ofreciendo pan dulce para pasar las fiestas. Esto no tiene razón de ser, es sencillamente una falta de respeto hacia todo el campo popular”, agregó Lovari.

A diferencia de las organizaciones encabezadas por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie, que se comprometieron a desmovilizarse tras firmar un acta acuerdo con el Gobierno de Macri, desde el Frente Milagro Sala afirmaron que no dejarán la calle “a cambio de migajas”.

c7

“De ninguna manera vamos a firmar ninguna conciliación con este Gobierno hambreador y represor, que entrampa a muchas organizaciones sociales que han peleado al lado nuestro”, sostuvo Lovari, y consideró como “un error político” darle tregua a Cambiemos para seguir con “el ajuste y la exclusión social”.

El referente de la CTD Aníbal Verón confirmó que, ante la falta de respuestas de las autoridades nacionales, resolvieron hacer una nueva marcha el próximo lunes 5 de diciembre hasta la cartera que conduce Stanley.

“Si siguen sin darnos respuestas, vamos a continuar en la calle. No vamos a ceder ni un centímetro en nuestro plan de lucha. Queremos alimentos, trabajo y una Navidad sin presos políticos”, completó al hacer referencia a Milagro Sala y el resto de los detenidos “por un Estado paralelo como es el de Jujuy, que viola leyes nacionales e internacionales”.

Además de la Tupac y la CTD Aníbal Verón, integran el espacio frentista la Federación de Trabajadores por la Economía Social Limitada (FeTraES), el Movimiento Nacional de Trabajadores Autogestionados (MNTA), MPR Quebracho, la Corriente Patria Justa, Militancia Popular, Movimiento German Abdala CTA, Federación La Central CTA, el Frente de Desocupados, la Agrupación Villera Piquetera, la Coordinadora Barrial Argentina Resiste, la Unión Nacional de Clubes de Barrio, el Movimiento Nacional Compromiso Social (MNCS) y la Federación Tierra y Vivienda (FTV), entre otras. Todas estas organizaciones tienen previsto realizar un plenario el próximo 17 de diciembre para ratificar la unidad y analizar los pasos a seguir de cara a 2017.

c6