Vidal y Ritondo aplican el terror policial sobre los maestros

Vidal y Ritondo aplican el terror policial sobre los maestros

La gobernadora se niega a reabrir las paritarias y proyecta un fuerte recorte en el presupuesto educativo que agudizará el conflicto docente. Para aplacar el malestar creciente, recurre con su ministro de Seguridad a métodos de la dictadura. SUTEBA lo sufrió en carne propia.

644
0
Imagen: SUTEBA

Por Fernando M. López

El Frente Gremial Docente Bonaerense (FGDB) comenzó un “afichazo” callejero en toda la provincia de Buenos Aires para visibilizar el ajuste educativo en el Presupuesto 2017 que envió la gobernadora María Eugenia Vidal a la Legislatura. En caso de aprobarse, el área contará con 16.533 millones de pesos menos que este año, lo que agravará la ya difícil situación de la escuela pública en materia de comedores, infraestructura, cargos, capacitación y salarios.

Mientras los empleados de una empresa de publicidad pegaban los afiches del FGDB en las paredes de La Plata, “fueron amedrentados por la Policía Bonaerense y luego brutalmente atacados por una patota”, según denunció el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA).

El hecho ocurrió ayer por la madrugada, cuando seis desconocidos se bajaron de tres vehículos, escoltados por un patrullero, y golpearon a los trabajadores. A quienes intentaron filmar la agresión, les rompieron los celulares y luego los echaron de la ciudad.

Las víctimas relataron que, tanto patoteros como policías, los persiguieron “varios kilómetros” sobre la Autopistas La Plata-Buenos Aires para asegurarse de que no regresaran.

Pero el terror no terminó ahí. Horas más tarde, un grupo de choque de la Bonaerense se apostó en la puerta del Instituto Superior de Formación Docente N°186 de Santa Teresita, Partido de La Costa, donde se realizaba una reunión con cientos de delegados y maestros de SUTEBA.

Al encontrarse con esa situación, el secretario general del gremio, Roberto Baradel, se dirigió a los efectivos: “Lo que les están ordenando sus jefes es una actividad absolutamente ilegal, un atentado a la democracia, porque es inteligencia interior y no están habilitados para hacerlo. Sabemos que a ustedes los mandaron, que son órdenes, pero es muy malo para la democracia, para sus hijos y para los hijos de toda la comunidad”.

Desde el sindicato repudiaron esta “clara actitud intimidatoria, sin precedentes desde la recuperación de la democracia”, y convocaron a una conferencia de prensa antes de realizar las denuncias ante la Justicia.

Baradel se comunicó con el director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro, pero éste “dijo no saber nada y que iba a hablar con el ministro de Seguridad (Cristian Ritondo)”.

“Hasta ahora no tuvimos ningún tipo de explicación oficial sobre estos hechos gravísimos. Hablan de diálogo, pero al final lo que hay es amedrentamiento. Quieren que tengamos miedo, pero no lo van a lograr. Rechazamos el recorte en educación. Lo que necesitamos es que aumenten el presupuesto y que convoquen a paritarias para recuperar poder adquisitivo de los docentes”, subrayó el titular de SUTEBA en diálogo con Contexto.

Otra dirigente del gremio, María Laura Torre, señaló a este medio que lo que ocurrió ayer son “situaciones absolutamente ilegales, que nos remontan a épocas oscuras que no queremos volver a vivir”.

“La secretaria general de SUTEBA La Costa (María Emma Marocchi) pudo hablar con uno de los efectivos que se apostaron en la puerta de la escuela y le confesó que tenían orden de ir a todas las reuniones de los sindicatos. Estamos en democracia, por lo tanto Vidal, Ritondo y Finocchiaro tienen que dar explicaciones”, exigió Torre.

Para Baradel, “se viene una situación muy complicada para fin de año” y, “si encima recortan el presupuesto educativo, en el 2017 vamos a estar mucho peor”.

“Ojalá que los legisladores estén a la altura de la circunstancia y no voten un presupuesto que condena a la escuela pública a funcionar mal. Ya lo vivimos este año. Hablaron de cambio, pero en realidad agudizaron los conflictos y la crisis social. Hay mucha más demanda en los comedores escolares porque los padres de los chicos se están quedando sin trabajo”, explicó.

Por su parte, Torre recordó que “desde agosto venimos reclamando que nos convoquen a discutir en paritaria salarial porque la inflación, que ya está en el 44%, mató el poder adquisitivo de los trabajadores”.

“Si así terminamos el año, qué podemos esperar del 2017… El macrismo nos está llevando a un conflicto muy complejo, no sólo a los docentes, a todos”, advirtió la sindicalista.

COMPARTE