El Brasil de Temer: ajuste y represión

El Brasil de Temer: ajuste y represión

El Gobierno de facto enfrenta cada día más protestas. En la jornada del miércoles hubo represión a trabajadores en Rio y la toma de la Cámara de Diputados por un grupo de extrema derecha que pedía intervención militar. Los sindicatos preparan un paro general. Opina: Carlos Aznárez.

1256
0

Por Héctor Bernardo

Estudiantes secundarios, universitarios, sindicatos, movimientos sociales, trabajadores del Estado y del Movimiento Sin Tierra, todos están contra el golpista Michel Temer, quien, desde el momento que tomó el poder en Brasil, impulsa medidas de ajuste; la principal de ellas, el congelamiento de la inversión pública por los próximos veinte años.

Este miércoles, trabajadores que se manifestaban frente a la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro contra los ajustes fueron reprimidos por la Policía con gas lacrimógeno y gas pimienta.

Los manifestantes protestaban contra el ajuste que se estaba tratando en la Asamblea y que implica el cese de planes sociales, recortes en los salarios de los trabajadores estatales y descuentos en el pago del aguinaldo. El gobernador de Rio aseguró que Temer prometió ayuda económica si se realizaban los ajustes.

“Todos los afrobrasileños están sufriendo un embate racista de este ‘Brasil blanco’ que, al estilo Trump, trata de marginar a todos los sectores populares y a las minorías.”

En diálogo con Contexto, el periodista y analista político Carlos Aznárez señaló: “En Brasil se están desarrollando una serie importante de protestas que abarcan a distintos sectores que están siendo golpeados por las medidas neoliberales, privatizadoras y represivas del Gobierno de Temer”.

“Ya no son solamente los miembros del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra. Se han sumado las centrales sindicales y los estudiantes, que están ocupando desde hace varios meses alrededor de 1.300 establecimientos, algo que el Gobierno y los grandes medios silencian”, agregó.

“En los próximos días, además de la huelga general, va a haber una marcha de la conciencia negra. Todos los afrobrasileños están sufriendo un embate racista de este ‘Brasil blanco’ que, al estilo Trump, trata de marginar a todos los sectores populares y a las minorías”, aseguró.

Por último, Aznárez remarcó que “hay una multiplicidad de protestas y, ante eso, la respuesta del Gobierno de Temer es la represión, como sucedió en Rio de Janeiro”.

En tanto, durante la jornada del miércoles, un grupo de manifestantes irrumpieron en la Cámara de Diputados e interrumpieron la sesión bajo la consigna de “intervención militar”.

Los manifestantes se tomaron a golpes con los guardias de seguridad, se subieron a los estrados de los diputados y comenzaron a gritar: “Viva Sergio Moro”, el juez de la causa Lava Jato, quien, apañado por la Red Globo, se ha dedicado perseguir al ex presidente Luiz Inacio “Lula” Da Silva.


 

COMPARTE