La Universidad de La Plata repudió la detención ilegal de Milagro Sala

La Universidad de La Plata repudió la detención ilegal de Milagro Sala

Fue en la sesión ordinaria del Consejo Superior que se realizó en el Rectorado. La votación fue por amplia mayoría a partir de una solicitud de consejeros en repudio por la situación de la dirigente social.

1184
0

Por Alejandro Palladino

La Universidad Nacional de La Plata, a través de su principal órgano de decisión, emitió un fuerte repudio a la detención ilegal de la dirigente social Milagro Sala en una cárcel jujeña. La decisión tuvo lugar en la tercera sesión ordinaria del Consejo Superior, que se realizó ayer al mediodía en el Rectorado (7 entre 47 y 48).

La iniciativa fue de los consejeros superiores de las Facultades de Periodismo y Comunicación Social, Bellas Artes, Ciencias Naturales y Museo, Informática, Psicología y Presidencia de la FULP, y fue aprobada por todos los bloques y decanos, a excepción de la agrupación Franja Morada, cuyos consejeros se retiraron antes de la votación.

milagro6El bloque nacional y popular de consejeros venía impulsando el proyecto que ayer tuvo aprobación en la sala. Entre los presentes estuvieron decanos de las Facultades, Estela Díaz, coordinadora del Comité por la Libertad de Milagro Sala, junto a miembras de la Tupac Amaru, el presidente de la FULP, Mateo Compagnucci, las agrupaciones que componen el Frente Patriótico Milagro Sala y los gremios que representan a lo trabajadores universitarios, Adulp (docentes) y Atulp (no docentes).

“Este cuerpo se debe declarar una vez más en defensa del derecho de todos los ciudadanos, y por eso creemos necesario un repudio explícito a la detención y la privación ilegítima de la libertad de Milagro Sala, ya que la Universidad no está al margen del camino que transitamos”, afirmaron los consejeros en la solicitada.

En la mesa frente a los consejeros, estudiantes y decanos, se encontraban la autoridades de la UNLP: Raúl Perdomo, presidente; Fernando Tauber, vicepresidente del Área Institucional; Ana María Barletta, vicepresidenta del Área Ácadémica; y el secretario general, Leonardo González.

La presentación fue apoyada por la Prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP. Verónica Cruz, titular de ese espacio, hizo mención al informe que elaboró la UNLP, actualizado reciententemente a partir de la resolución de la ONU que ordena la liberación de Sala por ser arbitraria su detención.

“Nos parece fundamental situar la cuestión de Milagro Sala en clave de derechos humanos, y sostener que esta detención es ilegal. No lo decimos sólo nosotros, lo dice la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, afirmó Cruz.

milagro3Estela Díaz, coordinadora del Comité por la Libertad de Milagro Sala –que fue declarado de interés académico– y secretaria de Género de la CTA de los Trabajadores, resaltó el postura de la ONU ante la situación de la dirigente social: “Como lo dice el grupo de detenciones arbitrarias de la ONU, Milagro Sala ha sido detenida arbitrariamente por una protesta social. Es una presa política del Poder Ejecutivo de Jujuy, y del Gobierno nacional, que no pone en alto la resolución de las Naciones Unidas”.

“El Gobierno debe cumplir la orden de la ONU, porque de los contrario estamos incumpliendo con ser parte del sistema internacional de derechos humanos”, sostuvo Díaz, y cerró: “Hacemos esta defensa porque Jujuy es un laboratorio de ensayo, y si no nos organizamos y no defendemos con fuerza la libertad y el Estado de derecho en Jujuy, es una amenaza para todos los argentinos y argentinas”.

milagro5Por su parte Gumercinda Giménez, miembro de la Tupac Amaru, consideró que “Argentina tiene presos políticos y son los compañeros de la Tupac Amaru”. También agradeció a “ los universitarios, en nombre de la Tupac Amaru y de Milagro Sala, que seguramente va a estar en conocimiento de lo que pasó acá. Muchos argentinos están pidiendo por su libertad”, finalizó la jujeña.

milagroFlorencia Saintout, decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, celebró “el informe de la Secretaría de Derechos Humanos de esta Universidad y el compromiso con el que lo ha realizado”. “Hoy, cuando terminemos de votar, esta Universidad y este país tienen una vergüenza menos”, cerró Saintout.


 

COMPARTE