Por Leandro Gianello

Lentamente, los choferes de la Línea Este enfrentados con la empresa y el gremio por los despidos y las condiciones de trabajo comienzan a normalizar su situación tras el dictado de una medida judicial que ordenó la reincorporación de los cesanteados y el pago de los sueldos correspondientes al tiempo que duró la protesta. Tras conocerse la noticia, los trabajadores decidieron realizar un festejo transmutando un acto que había sido originalmente planificado como protesta en la esquina de 7 y 50 y en Plaza Moreno.

Tras la audiencia de las partes en el Tribunal de Trabajo Nº 1 de La Plata en la que se resolvió que los cinco choferes despedidos sean reincorporados, y el compromiso de la UTA a impulsar el reclamo por los descuentos salariales aplicados en las últimas tres semanas, cambiaron los planes de los empleados.

La celebración sumó un elemento más: en paralelo se presentó un petitorio en el Ministerio de Trabajo de la Nación para intimar a la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a convocar a elecciones que hace años que no se celebran.

“Estamos festejando que todo salió a favor nuestro”, dijo a Contexto Fabián Ayala, uno de los delegados de los trabajadores transportistas. Ahora, “la resolución de la Justicia dice que hay que reincorporar a los cinco compañeros a planta permanente, dos inmediatamente, y los otros tres bajo un régimen de licencia, pero lo más importante es que no va a haber represalias ni condicionamiento”, explicó Ayala.

“La resolución de la justicia dice que hay que reincorporar a los cinco compañeros a planta permanente. pero lo más importante es que no va a haber represalias ni condicionamiento.”

De cualquier manera, “festejamos que todos seguimos trabajando, especialmente teniendo en cuenta la actual situación del país”, agregó el chofer.

linea-esteQueda pendiente el tema de las elecciones libres y democráticas en la UTA, las cuales “debemos arreglar con ellos porque es una cuestión que se debe dirimir cada dos años”; sin embargo, hace casi dieciséis que la conducción es la misma.

“En veinte días se irán reincorporando otros compañeros que fueron afectados, pero en principio esto es una solución”, aseguró Ayala.

“Estamos chochos de alegría”, expresó Ezequiel Carone, otro de los choferes que formaron la agrupación El Bondi. “Lo resuelto hoy entre idas y vueltas entre abogados y empresarios se tradujo en un acta en la que nos dan todo lo que pedimos”, agregó.

“Lo resuelto hoy entre idas y vueltas entre abogados y empresarios se tradujo en un acta en la que nos dan todo lo que pedimos.”

El documento rubricado en el Tribunal de Trabajo “dice que no va a haber más despidos, desplazamientos ni castigos. Fue una reunión muy organizada y todo amparado en un marco legal”, señaló Carone.

“Es lindo volver a trabajar, y hoy no nos cabía en el cuerpo la emoción. Era una pulseada que teníamos que ganar. Ahora falta el tema de la elección de los delegados; vamos a ver si la UTA nacional cumple con el llamado que corresponde”, sintetizó el chofer.

El fin de las medidas de lucha contra el abuso del empresario Osmar Corbelli, controlante del 80% del transporte de pasajeros urbanos en la región, y los desacuerdos con el gremio UTA incluyeron un paro por tiempo indeterminado y la consecuente restricción del servicio en toda la zona este de la ciudad de La Plata.