Despidos y más precarización en el PAMI de la mano de Regazzoni

Despidos y más precarización en el PAMI de la mano de Regazzoni

El macrista que conduce la obra social de los jubilados y pensionados decidió rescindir los contratos de todos los médicos de cabecera del país. Los que acepten sus nuevas condiciones “leoninas” de trabajo podrán continuar; los que se nieguen, terminarán en la calle. Once meses de desastre y crueldad.

12287
0

Por Fernando M. López

Los médicos de cabecera del PAMI ya recibieron sus telegramas de despido, donde los directores ejecutivos de las Unidades de Gestión Local (UGL) les comunican que “se ha resuelto rescindir unilateralmente sin causa” y sin “indemnización alguna” la relación laboral, a partir del próximo 30 de noviembre.

La medida, que abarca a los profesionales contratados de todo el país, fue dispuesta a través de la Resolución N° 1895/DE/16, firmada días atrás por el titular de la obra social, el macrista Carlos Regazzoni.

“La implementación de este nuevo modelo nos tiene muy contentos, era una deuda con nuestros jubilados y es agradable darles esta buena noticia. A partir del 1º de diciembre tendremos un esquema mucho más flexible”, repiten los directores provinciales del PAMI para seducir a los afiliados.

El speech armado en la sede central del Instituto también busca atraer a nuevos médicos, asegurando que el cambio de sistema “implica un incremento en el valor de las cápitas y el aumento en la percepción mensual por la atención realizada”.

Si bien es cierto que cada profesional pasará a cobrar de 10,60 a 20,37 pesos por paciente –entre diciembre de este año y febrero del próximo–, lo que no aclaran los directores en sus discursos públicos es que la nueva resolución establece topes de atención y deja sin efecto el pago de incentivos.

“PAMI nos daba a nosotros la posibilidad de hacer posgrados, por los cuales nos pagaban. Capacitándose, uno se sentía realmente contenido, pero en el contrato nuevo nos van a sacar la capacitación y el dinero que corresponde a eso. Por lo tanto, perdemos derechos adquiridos y una parte importante del sueldo”, dijo a Contexto uno de los médicos despedidos que pidió reserva de su nombre.

La misma fuente calculó que, sin los incentivos y con “el techo de atención” que fija el nuevo sistema, cada profesional perderá “entre 11 y 16 mil pesos”, sobre un sueldo actual que ronda entre los 30 y 45 mil.

“Los obligan a firmar las nuevas condiciones y si no lo hacen quedan en la calle. Para muchos profesionales el PAMI es su único trabajo, por lo que se aprovechan de esa circunstancia para precarizar aun más las relaciones laborales.”

Desde la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) también consideraron que la resolución de Regazzoni impone un “contrato leonino de características mixtas que produce un achicamiento salarial y que en sus artículos desmerece la dignidad del trabajador médico”.

“Los obligan a firmar las nuevas condiciones y si no lo hacen quedan en la calle. Para muchos profesionales el PAMI es su único trabajo, por lo que se aprovechan de esa circunstancia para precarizar aun más las relaciones laborales”, señaló a este medio el secretario general de AMRA, Erick Mendoza Díaz.

El gremialista añadió que la obra social “está imponiendo todas las obligaciones pero no da un solo derecho”, y que lo hace con la anuencia de la Asociación de Profesionales del Programa de Atención Médica Integral y Afines (APPAMIA), sindicato al que acusó de comportarse “como la patronal”.

Ante esta situación, Mendoza Díaz confirmó que el próximo jueves se movilizarán a la sede central del PAMI, en Capital Federal, para exigir la reincorporación y “pase a planta permanente” de todos los cesanteados. La medida fue resuelta por unanimidad en una asamblea extraordinaria realizada esta semana en la localidad bonaerense de San Martín, con médicos de cabecera del norte y este del Conurbano.

Una gestión calamitosa

Una de las primeras medidas de Regazzoni, apenas asumió como titular de la obra social de los jubilados y pensionados, fue modificar el organigrama institucional para crear 351 cargos nuevos, la mayoría con sueldos jerárquicos de hasta los 161 mil pesos mensuales.

“Mientras despilfarran millones de pesos nombrando cientos de puestos jerárquicos con sueldos que superan los $50 mil, en publicidad institucional, pines y globos, remeras y gorritas, la intervención macrista del PAMI viene cometiendo un verdadero crimen social.”

Esta decisión genera un gasto anual de 447.595.200 de pesos, lo que equivale al 90% de lo que la gestión macrista recortó en medicamentos que antes se entregaban de manera gratuita a los afiliados del PAMI, según precisó un informe publicado por el diario Página/12 a fines del mes agosto.

“Mientras despilfarran millones de pesos nombrando cientos de puestos jerárquicos con sueldos que superan los $50 mil, en publicidad institucional, pines y globos, remeras y gorritas, la intervención macrista del PAMI viene cometiendo un verdadero crimen social. Reduce los medicamentos gratuitos y las farmacias cortan la atención por falta de pago. Prótesis, sillas de ruedas, stent y elementos de ostomía demoran más de seis meses, las vacantes para geriátricos un año, hay faltante de profesionales y nadie controla a los prestadores privados, entre muchas otras cosas”, agregó Pablo Guidazio, Delegado ATE-PAMI, en una nota para La Izquierda Diario.

Además, en los últimos meses se han producido verdaderos desastres. El 5 de abril, por falta de mantenimiento, se desplomó uno de los ascensores del Policlínico PAMI I de Rosario, dejando como saldo dos trabajadores heridos. A fines de julio, trascendió que una de las habitaciones de PAMI II de la misma ciudad debió ser usada como depósito de cadáveres, debido a que los ascensores no funcionaban y no se podía bajar los cuerpos para que sean retirados por sus familiares. En septiembre, este mismo establecimiento volvió a ser noticia cuando se difundió la foto de una jubilada recibiendo suero en el piso por falta de camas.

“Los policlínicos I y II de Rosario, otrora modelos de hospital para la atención de adultos mayores, hoy se encuentran en un estado de absoluto abandono”, remarcó Guidazio.

Pero Santa Fe no es la única provincia afectada por la gestión de Regazzoni. En otros puntos del país hasta tuvieron que lamentar tragedias. Este fue el caso de Clara Falcón, una niña de trece años que luchaba en Córdoba contra un cáncer óseo y falleció el 1º de agosto al no recibir la medicación necesaria para su tratamiento de quimioterapia. Sus padres reclamaron a las autoridades y la pequeña pidió por favor a través de los medios locales. Desde el PAMI prefirieron hacer oídos sordos, con una crueldad sin precedentes.


 

COMPARTE