Malcorra, Trump y la historia de Frankenstein

Malcorra, Trump y la historia de Frankenstein

Las declaraciones de la canciller argentina dejaron clara la preocupación del establishment mundial, ante la posibilidad de que el candidato republicano gane las elecciones. El monstruo que el poder económico concentrado creó ahora los aterroriza. Opinan: Carlos Raimundi y Jorge Kreyness.

1400
0

Por Héctor Bernardo

La canciller argentina, Susana Malcorra, volvió a referirse a las elecciones en Estados Unidos. Una vez más, mostró su apoyo a la candidata demócrata Hillary Clinton y deslizó críticas al republicano Donald Trump.

Pocos meses atrás, Malcorra había criticado a Trump, cuando en una referencia indirecta había asegurado: “Esperemos que los norteamericanos sepan elegir”. Ahora volvió a hablar de las elecciones que se desarrollarán el próximo martes y definirán quién ocupará la Casa Blanca por los próximos cuatro años. En esta ocasión, la representante de la diplomacia argentina calificó de “preocupantes” las expresiones del candidato republicano, y dijo que “si gana Trump nos tendremos que adaptar”. Luego hizo comentarios en apoyo a la candidata demócrata.

Las expresiones de Malcorra representan la preocupación del establishment mundial por no poder controlar al monstruo que ellos mismos crearon. Durante años los grupos del poder económico concentrado y los medios de comunicación han criticado la política, la participación y el ejercicio de ella. En contraposición, han elevado la figura de los empresarios exitosos, poniéndolos en el lugar de quienes deben tomar las decisiones que determinen el futuro de los países.

La industria cultural norteamericana ha expuesto una y otra vez estas críticas. Una expresión recurrente en el cine estadounidense hace referencia a “los burócratas de Washington”, para señalar despectivamente a políticos y funcionarios.

Las actuales elecciones en Estados Unidos son una clara muestra de ese desprecio por la política. El peligro que siente el establishment es que el monstruo que crearon se les fue de control y se convirtió en un sujeto imprevisible, con amplias posibilidades de instalarse en el salón oval y conducir el destino de la nación más poderosa del mundo.

“MALCORRA HACE ESAS DECLARACIONES POR EL ALINEAMIENTO CON UN SISTEMA, EL DE LA POLÍTICA TRADICIONAL QUE REPRESENTA HILLARY CLINTON.”

En diálogo con Contexto, el analista político y ex diputado nacional del Frente para la Victoria (FpV), Carlos Raimundi, señaló: “Malcorra hace esas declaraciones por el alineamiento con un sistema, el de la política tradicional que representa Hillary Clinton. Estas elecciones en Estados Unidos están marcando un momento de crisis, un punto de inflexión en la legitimidad de un sistema político. Estas elecciones expresan el síntoma de esa crisis. Se está eligiendo entre una candidata que representa todas las atrocidades que cometió Estados Unidos en los último años en materia de política internacional, y la alternativa a eso es un hombre que viene de lo más oscuro de los negocios, misógino y xenófobo”.

“Estados Unidos se está debatiendo entre lo malo y lo peor. Trump expresa un síntoma pero no expresa la solución. Muy distinto hubiera sido si la elección hubiera sido de cualquiera de estos dos candidatos contra Bernie Sanders. Pero este martes se va a elegir entre las peores opciones que se han presentando en las últimas décadas”, agregó.

Por último, Raimundi aseguró que “las expresiones de Malcorra tienen que ver con que Trump es la incertidumbre, es un interrogante, mientras que Hillary Clinton representa la previsibilidad del sistema financiero, a cuyo universo pertenecen los negocios del Gobierno argentino y los que representa”.

“CLINTON, EN SU GESTIÓN COMO JEFA DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO, IMPULSÓ DESESTABILIZACIONES, INVASIONES Y BOMBARDEOS CONTRA POBLACIONES CIVILES.”

Jorge Kreyness, analista de política internacional, charló con Contexto sobre las elecciones norteamericanas y las declaraciones de la canciller argentina. Remarcó que “hay un alineamiento claro de Malcorra con la Administración de Hillary Clinton, a quien se la trata de mostrar como la antítesis de Trump. Pero Clinton, en su gestión como jefa del Departamento de Estado, impulsó desestabilizaciones, invasiones y bombardeos contra poblaciones civiles”.

Kreyness concluyó que “ya ha quedado demostrado que Estados Unidos fue el creador del Estado Islámico y Hillary Clinton es parte de todo eso. De todos modos, no hay que olvidar que quien gobierna en Estados Unidos no es el presidente, sino el complejo militar-industrial-financiero”.


 

COMPARTE