Con una marcha, los choferes de la Este sostuvieron su reclamo

Con una marcha, los choferes de la Este sostuvieron su reclamo

Concentraron en la esquina de 7 y 50 para mantener sus reclamos contra la empresa Unión Platense y el gremio de la UTA, contra los despidos y por mejores condiciones de trabajo. Fue luego que el Gobierno de la provincia se desligue del problema.

319
0

Por Alejandro Palladino

Los choferes de la línea Este, excluidos de la escena de diálogo por la empresa Unión Platense de Osmar Corbelli y el gremio de la UTA, y luego de la falta de compromiso del Ministerio de Trabajo de la provincia para intervenir en el conflicto, marcharon ayer a la esquina de 7 y 50, en el centro de La Plata. Sostuvieron el reclamo de reincorporación de sus diecisiete compañeros despedidos, por mejoras en sus precarias situaciones de trabajo y para democratizar la elección de sus delegados por fuera de la UTA.

“Por el triunfo de la huelga de los choferes”, decía un cartel desplegado a lo ancho de la avenida 7, entre banderas de la agrupación El Bondi, creada para representar los derechos laborales de los choferes por fuera de la UTA. Fueron acompañados por agrupaciones políticas y estudiantiles.

“Que el intendente nos dé la posibilidad de una charla para que sepa verdaderamente en qué consiste el tema, para llegar a una solución. Somos 240 choferes que estamos en esta situación”, dijo a Contexto Fabián Ayala, uno de los delegados despedidos.

“Que el intendente nos dé la posibilidad de una charla para que sepa verdaderamente en qué consiste el tema, para llegar a una solución.”

Ante la falta de respuestas del municipio y del abandono del Gobierno provincial de María Eugenia Vidal para encarar el conflicto que lleva doce días, los choferes volvieron al kilómetro 8 de la ruta 11, desde donde parten los colectivos, para continuar el plan de huelga con permanencia en el lugar e impedir que partan los coches. “No vamos a aflojar hasta que hagamos entrar a nuestros compañeros, y hasta que no cambien las condiciones laborales”, dijo a este medio Ezequiel Carone, otro de los delegados.

Tras un acuerdo entre la UTA, el municipio y el empresario de Unión Platense, Osmar Corbelli, los días jueves y viernes la línea Este anduvo aunque no con la regularidad con que lo hacía previo al paro. Lo hizo con menor frecuencia y los choferes que conducían, una minoría del total de empleados, eran aquellos que están del lado de la UTA. “Los intimidan amenazándolos con que los van a echar”, dijo Ayala.

Los días martes y miércoles, los choferes tuvieron encuentros informales con funcionarios del Ministerio de Trabajo. En una de esas reuniones habían acordado la incorporación de cinco de los veintidós despedidos, aunque todavía no se efectivizaron. En la otra cita, la UTA y el empresario Corbelli se ausentaron. Por el lado del Ministerio de Trabajo, desde la cartera laboral desconocieron la legitimidad de los choferes, al no responder a la UTA, y se desentendieron del asunto.

Por su parte, la municipalidad centró su preocupación en las necesidades de los platenses que toman los micros cotidianamente, sin considerar la precarización laboral de los choferes ni los despidos. Se posicionó como damnificado y desde el Palacio Municipal barajan la posibilidad de multar a la empresa. “Acá empieza a haber un incumplimiento de los contratos y estamos estudiando sanciones”, dijo el secretario general del municipio, Javier Mor Roig.

“Acá empieza a haber un incumplimiento de los contratos y estamos estudiando sanciones”, dijo el secretario general del Municipio, Javier Mor Roig.

El conflicto comenzó luego de que los choferes conformaron la agrupación El Bondi para hacer frente a la precarización laboral, que se acrecentó desde que Osmar Corbelli, gracias a una ordenanza impulsada por Garro, sumó la Este –que pertenecía a la Empresa Línea 7– a su monopolio de líneas –202, 214, 273, 290, 411, 418, 518, 520, Norte y Sur–. De ahí en más, denuncian los trabajadores, las hora extras no pagas, el maltrato laboral, las dieciséis horas diarias, los feriados en negro y otras precarizaciones fueron en aumento.

Prueba de la operación entre la UTA y Osmar Corbelli es que veinticuatro horas después de que los cinco delegados enviaron la carta para escindirse de la UTA fueron despedidos, más las 105 suspensiones. De ahí en más se desató el conflicto, que se agudizó el lunes pasado cuando la Policía Local y provincial reprimieron a los trabajadores y sus familias con gases y balas, escenas que se pueden ver en un video por las redes sociales. Hubo veintiséis detenidos y doce heridos.

El apoyo político para los trabajadores

Miguel Funes, diputado provincial por el FpV y titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, envió un pedido de informe al Poder Ejecutivo de María Eugenia Vidal para que, mediante su Ministerio de Seguridad, dé las explicaciones necesarias sobre los motivos por los cuales las fuerzas de seguridad reprimieron a los trabajadores de la línea Este.

El informe requiere quién emitió la orden de intervención policial, qué decía la orden recibida, quiénes eran los funcionarios y agentes policiales a cargo del operativo. Además, pide una nómina de los efectivos que reprimieron, que indique si hubo una instancia de mediación en el lugar de los hechos y con qué fundamento detuvieron a veintiséis personas.

La represión del lunes provocó un proyecto de repudio de diputados del FpV: Miguel Funes, Juan Manuel Chippi, Marisol Merquel, Juan Agustín Debandi, Gabriel Godoy, César Valicente Lauro Grande y Juan Ignacio “Cote” Rossi.

Entre tanto, en la sesión del miércoles del Concejo Deliberante e impulsado por el bloque del FpV-PJ Nacional y Popular, todos los bloques repudiaron la represión de las fuerzas de seguridad.

Los concejales del FpV Nacional y Popular, único espacio que no votó la ordenanza que posibilitó que Corbelli se quede con la Este, exigieron en la última sesión un pedido de informe para que la empresa dé cuenta de las inversiones y cumpla con el contrato de inversión que pactó con el intendente Julio Garro, quien promovió el traspaso de la Este de la Línea 7 a Unión Platense, argumentando que así no se perderían fuentes de trabajo.

Marcha de choferes de las líneas 202 y 214

Choferes de las líneas 202 y 214, que también pertenecen a Corbelli, se movilizaron ayer en Berisso hacia la empresa Unión Platense en Montevideo y 52, para reclamar la reincorporación de los dos trabajadores despedidos hace un mes.


Línea Este: “El Ministerio de Trabajo nos dijo que no se iba a meter”

 

Brutal represión contra los trabajadores de la línea Este