Paro de bancarios: “Estas políticas económicas están llevando al país al desastre”

Paro de bancarios: “Estas políticas económicas están llevando al país al desastre”

La medida de fuerza a nivel nacional será de 24 horas y reclamará apertura de paritarias y el freno a despidos y tercerización.

285
0

Por Roberto Álvarez Mur

Reapertura de paritarias, defensa de la Banca Pública, derogación del impuesto al salario, suspensión de las disposiciones desregulatorias del BCRA que desarticulan el trabajo bancario y no más despidos y tercerización, son las principales consignas que los trabajadores bancarios manifestarán hoy durante el paro de 24 horas.

Luego de varios meses de espera de respuesta por parte del Gobierno y un segundo semestre con promesas de bonanza económica nunca cumplidas, el gremio nucleado en la Asociación Bancaria, conducida por Sergio Palazzo, lleva adelante esta medida de fuerza que marchará hacia la Capital Federal.

“Es preocupante que esta señal del Gobierno de no reabrir las paritarias se da en el contexto de un difícil momento para el país, en términos económicos y sociales, con un mercado en recesión y con un Presidente que dice barbaridades de los trabajadores que ejercen el derecho de huelga, y reprime a los manifestantes en la provincia de Buenos Aires”, dijo a Contexto Eduardo Berrozpe, referente de La Bancaria en Buenos Aires, y agregó: “Está a la vista la inflación y el impuesto a las ganancias. Luego de diversas medidas de fuerza, intentamos ver si había posibilidad de diálogo, pero no hubo caso. Ahora ejercemos nuestro derecho constitucional de huelga”.

“Es preocupante que esta señal del Gobierno de no reabrir las paritarias se da en el contexto de un difícil momento para el país, en términos económicos y sociales.”

El vocero de la agrupación gremial sostuvo: “Se ha endeudado al país, en términos nominales, en sumas similares a las de siete años de dictadura militar”, y añadió: “Hay un pleno desfinanciamiento del Estado logrado vía eliminación de tributos a los sectores más poderosos de la economía, exportadores, mineros, deriva en déficit fiscal”.

Otro de los puntos clave señalado durante los días previos tiene que ver con la intención de Cambiemos de avanzar con la iniciativa de blanquear capitales del lavado de dinero, tarea que cuenta con la “colaboración” del banco HSBC, que ya ofreció sus puertas abiertas el día sábado para las operaciones de sinceramiento. Esto viola uno de los derechos básicos laborales del gremio bancario.

“Quieren abrir en 23 sucursales del país este sábado. Nosotros tenemos una jornada laboral de siete horas y media, de lunes a viernes”, dijo a Contexto Diego Lagrange, referente de la seccional de La Plata de La Bancaria.

“No es casualidad que sea el HSBC. Es una firma que ante el requerimiento de la Justicia no quería dar la titularidad de los clientes que habían fugado capitales al exterior. Este mismo banco plantea abrir los sábados para que los evasores puedan abrir sus cuentas”, dijo Lagrange. “Se premia a los evasores con blanqueo con resultado incierto”, agregó Berrozpe.

En tanto, el máximo referente de la agrupación, Sergio Palazzo, había remarcado en declaraciones públicas que el gremio pide “un reconocimiento del porcentaje inflacionario y un acuerdo para que la diferencia entre nuestro acuerdo de enero y la inflación sea cubierto, es lo que estamos reclamando”.

En abril pasado, los trabajadores del sector acordaron un 33% de incremento salarial, en una sola cuota. El acuerdo contemplaba una cláusula gatillo a la que podía apelar cualquiera de las partes si se modificaban las condiciones económicas. Contrariamente a lo publicitado por el Gobierno respecto de un segundo semestre de 2016, los datos económicos siguen siendo negativos, en un marco de inflación, tarifazos, aumentos sin cesar y caída del poder adquisitivo.

Desde la llegada al poder de Mauricio Macri, hace tan sólo casi once meses, se destruyeron cientos de miles de empleos, la inflación interanual trepó al 43% y el poder adquisitivo cayó al 7,9%, uno de los retrocesos más fuertes en los últimos trece años, según el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) patrocinado por la CGT y las CTA.

“Creemos que todas las centrales gremiales debemos confluir en un paro nacional. Desde la CGT, en vista de que se están incumpliendo los reclamos del 29 de abril, es hora ya de hacer un paro y decir ‘Hasta acá llegamos’. Estamos en una situación alarmante y el Gobierno debe saber que está llevando el país al desastre con su política económica”, concluyó Berrozpe.


 

COMPARTE