Línea Este: “El Ministerio de Trabajo nos dijo que no se iba...

Línea Este: “El Ministerio de Trabajo nos dijo que no se iba a meter”

El Ministerio de Trabajo de la provincia no ofreció ninguna respuesta y sigue sin involucrarse en el conflicto que los choferes de la línea Este mantienen con la empresa Unión Platense. Continúa la retención de tareas. Repudio del FpV a la represión del lunes.

399
0
Conflicto en la línea Este. Trabajadores piden libertad a los detenidos en la represión.

Por Alejandro Palladino

El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, a cargo de Marcelo Villegas, persiste en no atender el reclamo de los choferes de la línea Este que le exigen a la empresa Unión Platense que reincorpore a los diecisiete despedidos y mejore sus condiciones de trabajo. El martes, el jefe de Gabinete del Ministerio, Federico Bellezze, les había pedido 24 horas para intervenir, pero ayer, cumplido ese plazo, no hubo ninguna respuesta oficial para destrabar el conflicto, que mantiene interrumpido un servicio que utilizan 70 mil personas por día.

“El Ministerio de Trabajo nos dijo que no se iba a meter, por lo que resolvimos volver a la ruta mañana (por hoy)”, dijo a Contexto Jorge Tamaro, delegado y chofer de la Este. “Queremos tener un representante que defienda los intereses de los compañeros, que reincorporen a los despedidos y que no tomen más represalias. Ellos tienen la llave, no es tan difícil”, afirmó. Y agregó: “Que se queden tranquilos que somos trabajadores y no violentos. No vamos a dejar que salgan los micros, sin agredir a nadie”.

“Queremos tener un representante que defienda los intereses de los compañeros, que reincorporen a los despedidos y que no tomen más represalias.”

En medio del silencio del Ministerio de Trabajo provincial, la situación de los choferes tuvo eco ayer en la sesión del Concejo Deliberante de La Plata. El bloque de concejales del FpV-PJ Nacional y Popular repudió la represión que sufrieron los choferes el lunes mientras hacían una permanencia con retención de tareas en la puerta de los galpones desde donde parten los micros, en el kilómetro 8 de la ruta 11.

El ataque, ordenado por el juez de Garantías Juan Pablo Masi, y del que no se hicieron cargo ni María Eugenia Vidal ni Julio Garro, fue ejecutado por la Policía Local y la bonaerense. Provocó veinticinco heridos, tres de ellos hospitalizados.

La represión, de la que no se hicieron cargo ni María Eugenia Vidal ni Julio Garro, fue ejecutada por la Policía Local y la Bonaerense. Provocó veinticinco heridos, tres de ellos hospitalizados.

En la tarde de ayer, al igual que hicieron el martes, los choferes se congregaron en las puertas de Ministerio de Trabajo para exigir soluciones, donde tuvieron un breve encuentro con funcionarios de segunda línea que no dieron precisiones. Tanto el gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) como la empresa de Osmar Corbelli, Unión Platense, no acudieron al lugar.

Los choferes se encuentran en un complejo escenario. Denuncian que la UTA y la empresa de Corbelli, de la que depende la Este y que monopoliza el servicio de transporte público en la ciudad, operan coordinados para impedir la organización de los trabajadores, que buscan la elección interna de delegados por fuera de la UTA, que nada hizo para impedir los despidos y la creciente precarización.

Por el lado de la empresa Unión Platense de Osmar Corbelli, los choferes llevan a cabo la medida de protesta por las precarias condiciones de trabajo en las que están envueltos, con despidos, horas extras no pagas y abuso de autoridad. Corbelli posee la concesión de la 202, 214, 273, 290, 411, 418, 518, 520, gran parte de la líneas Norte y Sur, y desde este año gran parte de la línea Este, que formaba parte de la empresa Línea 7 antes de la asunción de Garro. Sólo dos ramales de la Este y la Oeste completa, que pertenecen a la empresa Nueve de Julio, no entran en ese monopolio.

Esa concentración en la regulación del transporte público fue posible gracias a que una de las primeras medidas que tomó Garro fue ceder la prestación del servicio de la Este a la empresa Unión Platense. El argumento de Garro para sumar adeptos era que la empresa 7 estaba mal presupuestariamente y que así los choferes preservarían su fuente de trabajo. Tras diez meses y con diecisiete despidos y una profundización de la precariedad en la que trabajan, los resultados están a la vista.

represion

Pedidos de informe para Unión Platense

El FpV Nacional y Popular, único bloque del Concejo que no votó diez meses atrás la concesión de la Este a Corbelli, exigió ayer en la sesión un pedido de informe para revisar el cumplimiento del contrato de concesión de la línea Este, considerando que la empresa compraría 81 móviles y establecería la antigüedad posible de todos los colectivos.

La concejal Florencia Saintout, durante la sesión de ayer, en referencia al apoyo que tuvo la empresa de Corbelli de Garro y sus afines en el Deliberante, sostuvo que “estamos hablando de que el año pasado se otorgó a una empresa la continuidad de otra línea y eso favoreció la concentración. La condición era que no haya despidos. Y hay que recordar quiénes votaron qué cosa en ese Concejo. Eso también hay que decirlo”.

Por su parte, Guillermo Nano Cara, del mismo espacio, promovió que “traigamos a la empresa, discutamos, veamos lo que ha invertido y en todo caso volvamos a entablar un proceso licitatorio para que otra empresa acorde a la ley se haga cargo del servicio de transporte”.


 

COMPARTE