La votación contra el bloqueo y el doble discurso de Estados Unidos

La votación contra el bloqueo y el doble discurso de Estados Unidos

Luego de que en la Asamblea de las Naciones Unidas se realizara una histórica jornada contra el bloqueo, el embajador de Cuba en Argentina, Orestes Pérez Pérez, dialogó con Contexto sobre lo que implica la abstensión norteamericana.

475
0
La asamblea de las Naciones Unidas votó contra el bloqueo a Cuba. Foto: @Onuradio

Por Héctor Bernardo

La Asamblea General de las Naciones Unidas realizó este miércoles 26 de octubre una histórica votación: de los 193 países que la integran, 191 se manifestaron a favor de poner fin al bloque económico y financiero que el Gobierno norteamericano impone contra Cuba. Solo dos se abstuvieron: Estados Unidos e Israel.

El bloqueo norteamericano lleva 58 años y ha causado innumerables pérdidas al pueblo cubano. Por más de veinticuatro años consecutivos el Gobierno de la Isla ha presentado una resolución exigiendo el levantamiento de la medida. Este año, por primera vez, Estados Unidos se abstuvo de defender la medida que imponen.

Más allá del voto de la representante del gobierno de Obama, el bloqueo continúa, las políticas norteamericanas de agresión a la Isla no han cesado.

Más allá del voto de la representante del Gobierno de Barack Obama, el bloqueo continúa, las políticas norteamericanas de agresión a la Isla no han cesado y Estados Unidos aún ocupa parte del territorio cubano con la base militar ilegal de Guantánamo.

la pantalla de la Organización de Naciones Unidas después de la votación sobre el bloqueo a Cuba.
La pantalla de la ONU tras la votación contra el bloqueo a Cuba.

En la política, un gesto puede ser clave, sentar una base para una transformación profunda o quedarse sólo en eso: en un gesto.

Luego de escuchar la votación, el embajador de la República de Cuba en Argentina, Orestes Pérez Pérez, dialogó con Contexto y aseguró que “el resultado de esta votación es una nueva victoria del pueblo y del Gobierno cubano, que llevamos más de veinte años presentando en Naciones Unidas la resolución contra el bloqueo”.

“El hecho de que Estados Unidos se haya abstenido en esta votación es un paso importante en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Sin embargo, habrá que esperar para ver cuál es realmente el significado y el alcance de esa abstención. Habrá que ver si realmente el bloqueo se va a levantar definitivamente como pide el pueblo cubano hace más de cincuenta años”, afirmó.

“el resultado de esta votación es una nueva victoria del pueblo y del gobierno cubano.”

El diplomático remarcó: “Sabemos que hay una posibilidad de restablecer las relaciones, una posibilidad de avanzar en temas de interés común, pero siempre vamos a estar alertas. Estados Unidos ha pretendido primero anexar a Cuba, luego intentó dirigirla, y últimamente su política estuvo enfocada en intentar cambiar el régimen político, económico y social de la Isla”.

“Nosotros hemos sostenido que, aunque vemos con muy buenos ojos la posibilidad de acercamiento entre los dos países, nuestros principios de soberanía, integridad territorial y defensa de la independencia nacional siempre van a estar por encima de cualquier otro tema”, señaló.

Por último, el embajador cubano, en relación con el cambio de postura del Gobierno norteamericano y su acercamiento a Cuba, afirmó: “Esto no es un cambio de política, sino un cambio de estrategia. Estados Unidos no pretende otra cosa que no sea cambiar el régimen en Cuba. Ellos han reconocido que la estrategia que han seguido durante tantos años no les ha dado resultado y que, por lo tanto, tienen que cambiarla. Es bueno que entiendan que, respecto de la política hacia Cuba, los que se han quedado aislados del mundo fueron ellos”.