Conflicto en las líneas Este y 520: Provincia se desligó de la represión...

Conflicto en las líneas Este y 520: Provincia se desligó de la represión y prometió avances

Los choferes en protesta por despidos y mejores condiciones laborales tuvieron una audiencia ayer con funcionarios del Ministerio de Trabajo, quienes se desligaron de la represión y pidieron 24 horas para avanzar. No fueron la UTA ni la empresa Unión Platense.

751
0

Por Alejandro Palladino

Con más de una semana de conflicto y tras la represión del lunes, los choferes de las líneas Este y 520 se dirigieron al Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, en La Plata, para asistir a una audiencia de conciliación, en la que no se presentaron ni la empresa Unión Platense, de Osmar Corbelli, ni el gremio Unión Tranviarios Automotor (UTA). Desde el Ministerio les solicitaron a los trabajadores veinticuatro horas para avanzar en la resolución de la situación, aunque lejos estuvieron de especificar cómo lo harán.

Terminado el breve diálogo que tuvieron en la puerta del Ministerio con Federico Belleze, jefe de Gabinete de Trabajo, quien no dio mayor claridad sobre cómo el Gobierno provincial intercederá con Unión Platense y la UTA, los choferes retornaron a las puertas de los galpones desde donde parten los micros, en el kilómetro 8 de la ruta 11. Allí volvieron a acampar anoche para continuar con la retención de tareas que sostiene los reclamos por la reincorporación de los diecisiete choferes despedidos, contra las suspensiones, por las mejoras en las condiciones de trabajo ante la creciente precarización que viven y por la habilitación para la elección interna de delegados, ya que denuncian que la empresa opera en consonancia con la UTA impidiendo la organización de los choferes.

Desde que comenzó el paro, los trabajadores consiguieron la reincorporación de cinco despedidos y que no haya sanciones por la huelga.

Ayer repudiaron a Belleze por la represión que sufrieron el lunes por parte de la Policía Local y provincial, Infantería y Caballería, que atacaron con balas de goma, palos y gases, hiriendo a veinticinco choferes de los cuales tres terminaron en el hospital.

Belleze no se responsabilizó de la violencia de las fuerzas de seguridad, al considerar que la decisión del accionar fue posible por orden de la Justicia. La misma postura que tomó la gobernadora María Eugenia Vidal, quien ayer, consultada al respecto, dijo que “la orden fue judicial y la Policía actuó en cumplimiento”.

“Vamos a seguir en la ruta acampando a la espera de que no salga ningún micro hasta que haya una solución.”

“Acá no llegó la UTA; no dio explicaciones ni justificaciones”, dijo a Contexto el delegado Daniel Figueredo. “Vamos a seguir en la ruta acampando a la espera de que no salga ningún micro hasta que haya una solución”, agregó.

Por su parte, Daniel Carone, delegado, dijo que “vamos a seguir acá en la lucha. Nos pidieron veinticuatro horas y se las vamos a dar. Para mañana nos prometieron una solución y esperamos que sea así. Si no es así, continuaremos de la misma manera”.

Transporte en conflicto

A los despidos en las líneas Este y 520 se les sumó en los últimos días la de dos choferes de la línea 202, que también pertenece a la empresa Unión Platense de Osmar Corbelli. Ante ese cuadro de situación, choferes de otras líneas de La Plata llamaron a un paro ayer por la tarde para solidarizarse con sus colegas.

Nano Cara, concejal del Frente para la Victoria, estuvo presente en las puertas del Ministerio de Trabajo. “En el Concejo Deliberante, mañana (por hoy) vamos a plantear un nuevo pedido de informe, que se suma al de la semana pasada, para que la empresa dé cuenta de hacia dónde está llevando la concesión de esta línea, ya que se hizo cargo de condicionantes que no está cumpliendo”, sostuvo a este medio. También afirmó que desde su bloque van a expresar un “repudio por la represión desmedida de las fuerzas de seguridad en un conflicto donde lo que se ejercía era el derecho a huelga”.

Por su parte, en línea con el Gobierno provincial, el intendente Julio Garro, en una reunión la semana pasada con Osmar Corbelli y Oscar Pedroza (UTA), informó que la Municipalidad se posicionará como particular damnificado en la causa que lleva a cabo la empresa para ponerle fin a la protesta, sin considerar los despidos.

La represión a los choferes: mirá el video