Vidal le quiere poner rejas al tango

Vidal le quiere poner rejas al tango

Cambiemos enrejará la Torre 1, frente a Plaza Moreno, en La Plata, donde desde hace siete años el grupo Tango en La Plata se reúne cada domingo para dar clases y armar una milonga. La medida los deja sin espacio gratuito. Sus integrantes denuncian "un ataque a la identidad cultural".

778
0
Tango en la Torre 1 (foto facebook: Ezequiel D'Alessio)

Por Gabriela Calotti

En enero pasado, en pleno verano y a semanas de llegar al poder provincial, María Eugenia Vidal informó a través de un funcionario subalterno que la milonga de los domingos iba a tener que terminar “porque se derrochaba mucha luz y se gastaba el piso”. El argumento causó indignación y asombro. Inmediatamente, los tangueros se movilizaron para frenar el intento gubernamental de quitarles un espacio de encuentro que es público, como una plaza o un parque. Pero parece que la amenaza iba en serio: hace unos pocos días, la provincia otorgó una licitación privada a una constructora para que ponga rejas a las galerías de las dos torres donde funcionan oficinas de la provincia y del municipio.

“Van a poner rejas y no nos van a notificar. Lo que quieren estos funcionarios es que nos vayamos”, afirmó a Contexto Ulises Delle Ville, profesor de tango y uno de los impulsores del grupo Tango en La Plata y Tango en la Torre 1.

Enseñar a bailar tango, aprenderlo, adentrarse en los secretos del 2×4, forma parte de la construcción y del desarrollo de la identidad cultural de un pueblo. Según Delle Ville, justamente hacia allí apuntan estas medidas retrógradas de las autoridades provinciales con la complicidad silenciosa del Ejecutivo municipal.

“Con esta decisión están destruyendo una parte de nuestra cultura identitaria. Están atacando nuestra identidad cultural que es un derecho humano”, dijo Delle Ville.

“Con esta decisión están destruyendo una parte de nuestra cultura identitaria. Están atacando nuestra identidad cultural que es un derecho humano, y yo tengo la obligación de protegerlo”, sostuvo Delle Ville, que defiende con uñas y dientes este acervo cultural rioplatense y sobre todo la posibilidad de contar desde hace varios años con un espacio donde se transmita la pasión de bailar el tango.

Enseñar y aprender a bailar el tango enganchó a cientos de platenses que cada domingo van a la Torre 1 a disfrutar de un espacio público que ahora van a poner entre rejas.

Según el Boletín Oficial de la provincia, el jueves pasado se otorgó la licitación privada a la empresa VARI Constructora SRL por casi 1,5 millones de pesos para la colocación de “rejas y portones de acceso en todo el perímetro de la planta baja de las torres 1 y 2″. Según algunas estimaciones, la empresa ganará unos 500.000 pesos. Un empleado de la empresa consultado por Contexto se limitó a indicar que no podía brindar esa información.

el jueves se otorgó la licitación a la empresa VARI Constructora SRL por casi 1,5 millones de pesos para la colocación de “rejas y portones de acceso en todo el perímetro de la planta baja de las torres 1 y 2″.

Después de las declaraciones grotescas de Carlos Rossi, director de la Torre 1, “presentamos un recurso para estar ahí formalmente y nos dieron una respuesta negativa”, dijo Malena Molfino, encargada de prensa del grupo formado por profesores de tango y aficionados.

El piso de la galería de la Torre 1 es de granito. “El granito no se gasta, es eterno”, indicaron entendidos en materia de construcción para desarmar ese argumento.

“Ahora nos estamos asesorando para poder tener alguna herramienta legal y, si ponen rejas, poder seguir ingresando, como está pasando con el Teatro Argentino”, precisó Molfino.

La iniciativa de brindar clases y milongas a la gorra en ese espacio nació hace siete años con fines solidarios y fue ganando adeptos de todas las edades.

“El tango de la torre no se va”, fue la consigna que levantaron los amantes del tango en enero pasado cuando se movilizaron para defender un espacio logrado con perseverancia y en el pleno ejercicio de la ciudadanía.

“Yo voy a seguir yendo porque es un espacio público, es como ir a tomar mate a una plaza y que venga un policía y me quiera echar”, aseguró Ulises Delle Ville, que invitó a ver un video en defensa de la milonga dominical en la Torre 1.

“Todavía no entendieron que la calle es de todos. No nos vamos nada, carajo”, afirma un videoclip titulado La milonga de la torre que realizó el grupo Los Milonguitas, como parte de las acciones impulsadas para defender este espacio como un derecho y un punto de encuentro distintivo de La Plata, como ocurre en otras latitudes del mundo en lugares públicos.

COMPARTE