Voto electrónico: “Ningún sistema informático es seguro”

Voto electrónico: “Ningún sistema informático es seguro”

En medio del avance del proyecto de reforma electoral del macrismo, que pasó al Senado, se realizó ayer en la Facultad de Periodismo de La Plata una charla de especialistas en la materia. Explicaron que fracasó en otros países y criticaron la desprolijidad y liviandad con que el Gobierno nacional trata la iniciativa.

471
0
Foto:HUGO VILLALOBOS

Por Alejandro Palladino

Como un modo de echar luz sobre un tema sobre el que hay pocas precisiones, y en el marco de la reforma electoral que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri mediante la implementación de la boleta única electrónica, se llevó a cabo ayer en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata una charla bajo el título “Razones para oponerse a un sistema inseguro y excluyente”.

Los panelistas fueron Enrique Chaparro, especialista en seguridad de información y secretario de la fundación Vía Libre; Bruno Massare, periodista y editor de la agencia de noticias TSS de la Universidad de San Martín; y Pedro Janices, especialista en tecnologías de la información.

El panel fue horas después de que la alianza Cambiemos, con el respaldo del bloque justicialista y del Frente Renovador, haya dado media sanción al proyecto de reforma electoral que pretende Mauricio Macri, de boleta única electrónica en reemplazo de la boleta de papel tradicional, para las elecciones nacionales de 2017. De aquí en más se tratará en el Senado.

Los oradores coincidieron en poner en tensión el sistema, considerando que no se usa en el mundo; fue dado de baja en muchos países, como Dinamarca, así como otros lo han prohibido: Alemania, Holanda, Austria y Bélgica en camino. Entre las causas, debido a que no es una garantía de “transparencia” como lo vende Mauricio Macri, puesto que es susceptible de fraude, restringe la participación de la ciudadanía en el proceso electoral y amenaza el carácter secreto del voto.

Tanto Chaparro como Massare apuntaron al “perfil tecnocrático del PRO” al explicar que considera la tecnología como la solución a los males del sistema democrático. “Tienen una postura acrítica de la tecnología, asociándola directamente con el progreso”, dijo Massare. “La tecnología es el altavoz de la ideología, es su amplificador”, graficó Chaparro, aludiendo al componente altamente político de la propuesta de Cambiemos, a pesar de la aparente inocencia con que la alianza gobernante trata su proyecto.

“Me dedico a la tecnología, y les puedo decir que la tecnología falla”, agregó Pedro Janices, y dio el ejemplo de la vulnerabilidad que viven las sociedades en cuanto a la seguridad de su información, incluso en el caso de políticos importantes a nivel global, como Hillary Clinton y los conflictos que le despertó la utilización de su cuenta de mail.

“¿Qué pasa cuando se incorpora una intermediación tecnológica entre una persona y su voto?”, preguntó Chaparro, quien participó en las audiencias en diputados. “Cualquier intermediación entre la persona que vota y la expresión de su voluntad es un punto vulnerable”, lanzó como primera perspectiva de la problemática: “Ningún sistema informático es seguro”. “El intermediario introduce el primer problema de orden político en la cuestión del voto electrónico. Es sustraer una capacidad fundamental de los ciudadanos en una democracia, la de controlar las elecciones”.

“El poder Ejecutivo cree que si sustituimos el sistema electoral vigente por uno de lucecitas de colores se van a producir una serie de cambios”, agregó, ilustrando la clásica liviandad con que Cambiemos refiere a complejos asuntos políticos, después de describir la historia de luchas que permitieron avances en los derechos al voto (Ley Saénz Peña, voto femenino y voto de personas privadas de su libertad).

El periodista Massare, que sigue el tema desde hace diez años, decribió el tratamiento que viene recibiendo el proyecto del voto electrónico por parte de los funcionarios políticos y los medios de comunicación. “En las discusiones, los funcionarios políticos han demostrado un tremendo desconocimiento”. Entre tanto, los medios “tuvieron un mayor involucramiento”, aunque el tema del voto electrónico “se mantiene en tierra de nadie”, definió, ya que los periodistas políticos y los dedicados a ciencia y tecnología se pasan la pelota sin hacerse cargo de su análisis y tratamientos más profundos.

Massare puso en común la postura de los medios con la ligereza con que Cambiemos trata su propuesta. Cuestionó la aparente velocidad que le daría el voto electrónico a las elecciones. “No hay relación entre la velocidad y la legitimidad de una elección”. “Los tiempos del proyecto, de cara a 2017, son desprolijos y tampoco sabemos qué tecnología va a usar ni qué grado de soberanía tendrán esas tecnologías”, objetó.


“La reforma electoral del macrismo es un mamarracho”

Voto electrónico: fraude, concentración de poder y menos derechos electorales

COMPARTE