Por Alejandro Palladino

Continúa sumando voces el rechazo de la comunidad educativa al Operativo Aprender 2016, que implementa el Ministerio de Educación a nivel nacional. A los repudios de los gremios se le agrega la participación de los estudiantes. Desde el viernes pasado y hasta el miércoles 19, cuando terminará el segundo y último día de evaluaciones, los alumnos de la Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt (ENSAM) permanecerán realizando una toma de la institución, una de los más grandes del distrito Lomas de Zamora.

El Operativo Aprender, externo en su contenido a las particularidades de las escuelas y que deja a un costado a los docentes tanto en su elaboración como en su corrección, consiste en una evaluación estandarizada de preguntas cerradas de multiple choice para 1.400.000 estudiantes de más de 39.000 escuelas públicas y privadas en todo el país. Los destinatarios del cuestionado método de evaluación realizado por el Consejo Federal de Evaluación y la Secretaría de Evaluación Educativa de la Nación son alumnos de 6º grado de primaria (en Lengua y Matemática) y de 5º y 6º año de secundaria (en las dos anteriores y en Ciencias Sociales y Naturales). También lo harán algunos estudiantes de 3º grado de primaria y de 2º y 3º año de la secundaria. Sus resultados estarán en marzo de 2017.

“Nos oponemos al Plan Aprender, como estudiantes independientes y organizados, ya que creemos que no es el método correcto para evaluar el nivel educativo de nuestro país”, sostuvieron los estudiantes del ENSAM.

Cuando las autoridades de la ENSAM confirmaron la realización del operativo de evaluaciones, el Centro de Estudiantes formó una asamblea en la que debatieron con el alumnado, para luego votar confirmando la toma de la institución, que rige desde el viernes a la tarde hasta el miércoles 19.

Con el respaldo de padres, la toma coordinó actividades similares con otras escuelas de la zona, como el Instituto Lomas de Zamora, la Escuela Secundaria Técnica Nº 1 “General San Martín” y la Escuela Secundaria Básica Nº 43.

Los estudiantes de la ENSAM cuestionaron el carácter externo del examen: “no se lleva a cabo un buen proceso pedagógico, ya que en la evaluación no se toma en cuenta la palabra de docentes y estudiantes”, afirmaron, y agregaron: “no nos deja desarrollar una verdadera opinión”.

María Laura Torre, secretaria gremial de Suteba, gremio que se opone al Aprender 2016, en diálogo con Contexto refirió a cómo la evaluación deja de lado a los docentes, y qué implicancias tiene esa postura: “Corren a los docentes del aula y a los directivos de la escuela. No somos parte de la evaluación, ya sea en su elaboración como en su aplicación”. Y agregó que durante las evaluaciones “no nos llaman docentes, sino veedores y aplicadores, términos ligados al mundo empresarial. Esto expresa una inmensa desconfianza con el docente”.

“Esto no quiere decir que rechacemos la evaluación, porque como docentes sabemos que es parte de la enseñanza. La rechazamos porque, entre otras cosas, son estandarizadas, con las mismas preguntas para un nene de Tierra del Fuego o del conurbano bonaerense.”

El rechazo estudiantil al operativo también contó con la postura de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de La Plata que integra la Federación de Estudiantes Secundarios (FES): “Nos negamos a participar de una evaluación preparada para ser desaprobada, que ignora al alumno, al docente, el trabajo en clase y nuestra situación social”.

Por el lado gremial, Suteba, FEB, Ctera, UDA entienden el operativo como parte de un proyecto neoliberal (apoyado por entidades del mundo privado como el Banco Mundial), que espera obtener los resultados necesarios para dar pie a un mayor ajuste en la educación pública.

Estudiantes y gremios coincidieron el jueves en una charla explicativa sobre qué riesgos trae el Operativo Aprender, organizada por Ctera. La mesa fue encabezada por Hugo Yasky, secretario general de la CTA de los Trabajadores, y por el dirigente de los docentes de Suteba, Roberto Baradel.

Entre tanto, martes y miércoles Suteba hará un “operativo contra evaluación”, con docentes de todo el país. El fin es evaluar las políticas públicas del Gobierno nacional de Mauricio Macri y del provincial de María Eugenia Vidal.

Declaraciones del macrismo en referencia a la educación pública y el operativo

Los gremios trazaron un eje entre la aplicación del Aprender 2016 y las declaraciones del ministro Esteban Bullrich, cuando dijo que el sistema educativo “está diseñado para hacer chorizos”, por lo que “hay que cambiarlo”, ya que “no sirve más”. También resonaron sus palabras cuando, en una de las sedes de la Universidad Nacional de Río Negro, al inaugurar un hospital veterinario, dijo que “esta es la nueva Campaña del Desierto pero sin espadas, con educación”.

Por su parte, Vidal no pronosticó buenos augurios para los resultados del operativo, cuando afirmó, en el marco del encuentro de empresarios Coloquio de IDEA, que “van a dar muy mal”.