Malvinas, misiles y una diplomacia en cámara lenta

Malvinas, misiles y una diplomacia en cámara lenta

Luego de que se hiciera público que el Reino Unido realizaría prácticas militares, la tardía respuesta de Macri generó tantas críticas como la autoritaria y provocativa actitud británica. El diputado del FpV Guillermo Carmona aseguró que “todo hace parecer que hubo titubeos a la hora de protestar".

1127
0

Por Héctor Bernardo

El Servicio de Hidrografía Naval (SHN), dependiente del Ministerio de Defensa argentino, dio a conocer hoy que las tropas británicas en Malvinas anunciaron que, entre el 19 y el 28 de octubre realizarán una serie de prácticas militares que incluyen el lanzamiento de misiles. Los medios argentinos e internacionales se hicieron eco rápidamente del anuncio. Legisladores y representantes de organizaciones sociales protestaron de inmediato, pero la Cancillería argentina tardó varias horas en dar una respuesta.

Tiempo después de que el tema estuviera en la mayoría de los medios y en las redes sociales, el vicecanciller, Carlos Foradori, citó al embajador del Reino Unido, le entregó “una formal y enérgica protesta”,  y aseguró que Argentina “pondrá en conocimiento de la situación al Secretario General de las Naciones Unidas”.

La tardía reacción de la diplomacia argentina generó tantas críticas como la autoritaria y provocativa actitud británica.

“Esta decisión del Reino Unido apareció primero en los medios y mucho después dio una respuesta la Cancillería.”

En diálogo con Contexto, el diputado kirchnerista Guillermo Carmona, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores, señaló que “desde el bloque del Frente para la Victoria nos hemos manifestado con un contundente repudio a los ejercicios militares del Reino Unido. Pero también tenemos una enorme preocupación por la demora de varias horas por parte de la Cancillería en dar una respuesta”.

“Esta decisión del Reino Unido apareció primero en los medios y mucho después dio una respuesta la Cancillería. El Poder Ejecutivo, la Cancillería y el Ministerio de Defensa, como mínimo, han estado desinformados de la tramitación de estos ejercicios. Ha sido un organismo técnico de la Armada el que ha dado esta información. Como mínimo, estamos ante una impericia derivada de la falta de información”, afirmó.

Carmona también aseguró que “lamentablemente, existe la posibilidad de que el Ejecutivo haya tenido la información y, como en otros casos relativos a Malvinas, haya tenido la intención de omitir una toma de posición al respecto. Hay antecedentes, particularmente frente a temas de exploración hidrocaburífera, en los que el Gobierno de Macri no realizó ninguna protesta”.

“El gobierno de Macri se ha salido de esta política de Estado y está reeditando el paraguas de soberanía de Menem, incluso con mayor énfasis.”

“Hoy fue muy fuerte la reacción de legisladores y referentes sociales, pero no solamente en rechazo del anuncio de los ejercicios militares británicos en Malvinas, sino también ante la falta de una rápida toma de posición del Gobierno de Macri. Todo hace parecer que hubo titubeos a la hora de protestar por esta situación. Lo cual resulta muy preocupante”, remarcó.

El diputado también ratificó el rechazo que desde el bloque de diputados del FpV se realizó ante “el comunicado conjunto que fue acordado y difundido por el Reino Unido y la Argentina el día 13 de septiembre. En ese comunicado había una referencia explicita a la cooperación entre las Fuerzas Armadas de ambos países. Pero no hay cooperación posible cuando existe una potencia extranjera que usurpa nuestro territorio, lo militariza y amenaza mediante la realización de ejercicios militares”.

Por último, Carmona aseguró que “en la política reivindicatoria de Malvinas es fundamental sostener la continuidad de la política de Estado, que está marcada por la reforma constitucional del año 1994. Eso se puede sintetizar en predisposición para el diálogo y reclamo de negociaciones con el tema de la soberanía en el centro de la discusión. El Gobierno de Macri se ha salido de esta política de Estado y está reeditando el paraguas de soberanía de Menem, incluso con mayor énfasis. Desde el Frente para la Victoria vamos a pedir que se vuelva a una política de reivindicación de la soberanía del archipiélago, que es lo que marca la Constitución”.


 

COMPARTE