Cambiemos y el Frente Renovador aumentan la presión tributaria sobre los platenses

Cambiemos y el Frente Renovador aumentan la presión tributaria sobre los platenses

Los concejales del FpV-PJ y del FpV-PJ Nacional y Popular votaron en contra de los incrementos que alcanzan desde la Tasa SUM hasta el costo de parcelas en el cementerio local, que serán impagables para el bolsillo de un trabajador. En cambio, exceptúan a los grandes grupos inmobiliarios.

633
0

Por Gabriela Calotti

Los ediles de Cambiemos, del Frente Renovador y de los unibloques Acuerdo Ciudadano Platense y Alternativa Vecinal Platense, respaldaron con sus catorce votos –contra los ocho de la oposición del FpV-PJ y FpV-PJ Nacional y Popular– un incremento que va del 30 al 300% para diversos impuestos locales a partir de 2017. Fue al aprobar la Ordenanza Fiscal impositiva que, en particular, aumenta la Tasa SUM en casi un 30%, pero también exceptúa de varios gravámenes a emprendimientos inmobiliarios, constructoras, colegios profesionales y polos comerciales, que serán definidos por el Ejecutivo municipal.

Durante una sesión tensa en la que no faltó un ataque personal y misógino hacia una concejala que expuso su rechazo a la nueva ordenanza tributaria, los ediles del oficialista Cambiemos Fernando Ponce, Juan José Cardozo, Julio Irurueta (quien presentó el proyecto en el recinto como presidente de la Comisión de Hacienda), Florencia Rollié, Guillermo Ronga, Claudio Frangul y Raquel Krakover; de sus aliados del Frente Renovador, José Arteaga, Oscar Vaudagna, Luciano Sanguinetti, Javier García y Miguel Forte; y de los bloques unipersonales Acuerdo Ciudadano Platense, Marcela Farroni, y de Alternativa Vecinal Platense, Gerardo Jazmín, aprobaron una modificación del Código Tributario que rige en la ciudad y que administra la Agencia Platense de Recaudación (APR).

Esos ediles decidieron que a partir de 2017 diversos impuestos municipales previstos en la Ordenanza Fiscal Impositiva aumenten. El más relevante es la Tasa de Servicios Urbanos Municipales (SUM), que es un gravamen solidario que incluye como contraprestación del municipio el mantenimiento de calles y  veredas, barrido, alumbrado y limpieza, y que aumentará un 27,45 % en promedio, cifra que el FpV calificó de “maliciosa y engañosa”.

La Tasa SUM (Servicios Urbanos Municipales), que es un gravamen para mantenimiento de calles y veredas, barrido, alumbrado y limpieza, aumentará un 27,45%.

“Quedó claramente demostrado que a tan sólo diez meses de haberse hecho cargo de la gestión municipal han decidido poner los costos sobre los hombros de los vecinos”, afirmó a Contexto el concejal del Frente para la Victoria (FpV-PJ, Nacional y Popular) Guillermo “Nano” Cara.

El aumento de la Tasa SUM, que en algunos casos será del 50% y que se establece en función de la valuación fiscal del inmueble (cuya base será a partir de ahora de 60.000 pesos) y cuyos segmentos también fueron modificados, “no tiene ninguna justificación”, precisó Cara. En primer lugar, “porque los servicios que presta se han visto deteriorados en estos meses”, y en segundo lugar porque “el presupuesto municipal aumentó de 2.500 millones de pesos en 2015 a 3.500 millones de pesos”.

Junto a él rechazaron la modificación del Código y los aumentos que contempla los concejales de su bloque, Florencia Saintout y Gastón Castagneto, y sus pares del bloque FpV-PJ Pedro Borgini, Lorena Riesgo, Gabriel Bruera, Silvana Soria, Gabriel Céspedes.

“Es inadmisible que se les aumente a los vecinos en este contexto”, dijo la concejala del FpV Nacional y Popular Florencia Saintout. “Se discuten dos posibilidades: la de los que creen que los vecinos tienen que pagar más y la de los que creemos que este no es un momento en el que los vecinos tengan que pagar nada más de lo que ya están pagando”, sostuvo.

De la votación participaron los mayores contribuyentes de cada bloque que acompañaron con su voto a los ediles.

Aunque según Cambiemos el objetivo de esta modificación fiscal es lograr “mayor progresividad, brindar equidad tributaria e innovar para mejorar la recaudación”, lo cierto es que estos nuevos incrementos impositivos golpean una vez más el bolsillo de los ciudadanos. Es que los incrementos se suman a los aumentos en los servicios de luz, gas, agua y transporte, dispuestos por el tarifazo que llevó a cabo el presidente Mauricio Macri.

“Votamos en contra porque no es el momento adecuado para un nuevo aumento y sobre todo porque la Tasa SUM es un impuesto solidario por contraprestación de servicios”, dijo el concejal Borgini a Contexto. “Los vecinos trabajadores pagarán un impuesto injusto. No era necesario presionar una vez más a los ciudadanos”, puntualizó el edil peronista.

“Los vecinos trabajadores pagarán un impuesto injusto. No era necesario presionar una vez más a los ciudadanos”, dijo Borgini.

“La norma votada hoy es un disparate. Hubiéramos querido que el Frente Renovador no acompañara esta nueva presión tributaria sobre los vecinos platenses”, lamentó Borgini.

Borgini y Cara precisaron que la modificación aprobada otorga facultades al Ejecutivo municipal que encabeza Julio César Garro para exceptuar o reducir el pago de determinadas tasas a emprendimientos inmobiliarios, colegios profesionales y polos comerciales.

“Si el Ejecutivo quiere reducir el 50% del pago de derechos y obligaciones por publicidad o por el uso del espacio público a los comerciantes de calle 12, por ejemplo, podrá hacerlo”, aseguró Cara.

El edil insistió en que “el tope debe ponerse a la cantidad de subas, al aumento de más del 300% a los servicios. Y ahora el corolario es esta suba desproporcionada de la Tasa SUM y de otros impuestos que aumentarán hasta el 300%”, sostuvo.

“el tope debe ponerse a la cantidad de subas, al aumento de más del 300% a los servicios. el corolario es esta suba desproporcionada de la Tasa SUM”, dijo Cara.

Todo indica que la modificación tributaria avalada por los ediles de Cambiemos, del Frente Renovador y sus aliados minoritarios no afectará a las financieras o al juego en la ciudad, sino que sacudirá a los ciudadanos en cuestiones tan diversas como sacar el carné de conducir, que de los trescientos pesos actuales pasará a costar ochocientos o novecientos pesos, o el mínimo del estacionamiento medido.

Los aumentos impositivos votados por catorce concejales platenses no tienen límites para Cambiemos: la tasa que debe pagarse en el Cementerio, supuestamente público, de nuestra ciudad, donde por estos días abundan jóvenes empleados municipales con chalecos verdes porque se acerca el Día de la Madre y hay que mostrar actividad, registrará una suba descomunal.

“La parcela de tierra más barata subirá de 6.000 a 18.000 pesos, y el derecho a acceder a un nicho pasará de 10.000 a 24.000 pesos”, precisó Cara antes de preguntarse “si un trabajador puede pagar eso”. La respuesta es más que obvia.

En la sesión no participaron los concejales Fabián Lugli, del FpV-PJ, y Gastón Crespo, del bloque unipersonal Frente Amplio Progresista, quien justificó su ausencia en su rechazo a la modificación tributaria.

“Con una inflación tan alta, con tantos aumentos en los servicios, con una situación económica y social tan complicada, no era el momento indicado”, explicó a Contexto, antes de considerar que “el municipio podría haber buscado otras herramientas para hacerse de recursos económicos”.

Crespo coincidió con Cara al indicar que “este año el municipio gastó muchísimo dinero menos del que tenía para gastar”, y sostuvo: “Por eso no entiendo la necesidad de este aumento”.

Advertencia sobre la morosidad

Los ediles que rechazaron la modificación del Código Tributario advirtieron sobre un incremento de la morosidad de la tasa municipal tras el aumento dispuesto el miércoles.

“Está estudiado que el primer impuesto que el vecino deja de pagar cuando no le alcanza es la tasa municipal. Por eso esta suba es muy peligrosa para el erario público”, advirtió Cara coincidiendo con los expuesto durante la sesión por Riesgo.

“Está estudiado que el primer impuesto que el vecino deja de pagar cuando no le alcanza es la tasa municipal. Por eso esta suba es muy peligrosa para el erario público”, advirtió Cara.

Tras indicar que en La Plata “más del 45% de los vecinos no paga la Tasa SUM”, sostuvo que “para obtener una mayor cobrabilidad, hay que prestar un buen servicio”, y este no es el caso con la gestión actual, que en diez meses dejó que la ciudad se viniera abajo.

“Los errores y la negligencia de la nueva gestión terminarán pagándola los vecinos”, cuestionó Cara.

Ataque misógino

Durante la sesión, Lorena Riesgo fue blanco de un “ataque misógino” por parte de su par del Frente Renovador José Arteaga, luego de que la concejala argumentara detalladamente el rechazo de su bloque a la modificación tributaria, constató este medio.

“Interesante el nivel de argumentación, interesante un estudio psicológico, interesante el nivel de esquizofrenia”, afirmó Arteaga, ex candidato a intendente de la ciudad, dirigiéndose a la exposición de Riesgo, mientras se empezaban a escuchar murmullos en la sala. El bloque del Frente para la Victoria repudió sus palabras.