Bahía Blanca: el juicio contra más genocidas pero el más lento

Bahía Blanca: el juicio contra más genocidas pero el más lento

Comenzó el cuarto proceso por crímenes de lesa humanidad en la UNS. Desde los organismos de derechos humanos estimaron que durará más de un año, cuando podría resolverse en pocos meses. También cuestionaron al tribunal por negarse a unificar causas.

395
0

El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca empezó a juzgar ayer a 37 genocidas de la última dictadura cívico-militar por privaciones ilegales de la libertad, torturas y asesinatos contra un total de 103 víctimas.

Otros dos imputados quedaron fuera del proceso por “razones de salud”: el ex subteniente Julio María Santamaría, que integró el “Equipo de Combate contra la Subversión”, y el ex jefe de Personal de la Brigada de Neuquén, Luis Alberto Farías Barrera.

Se trata del cuarto juicio que se desarrolla en esa ciudad, correspondiente al tercer tramo de la investigación de crímenes de lesa humanidad cometidos en jurisdicción del V Cuerpo del Ejército, y el que más acusados tiene en el banquillo en la provincia de Buenos Aires.

Las audiencias, que continuarán hoy, están previstas cada dos semanas los días martes (sólo por la tarde) y miércoles (toda la jornada) en el aula magna de la Universidad Nacional del Sur (UNS).

Organismos de derechos humanos consideraron que este debería ser un proceso “rápido y ágil”, que podría resolverse en “unos pocos meses”, pero el ritmo que le impusieron los magistrados subrogantes Jorge Ferro, José Triputti y Martín Bava llevará a que todo se extienda por más de un año.

“Va a ser un juicio eterno, muy largo; otra forma de darle impunidad a los genocidas”, remarcó Anahí Junquera, integrante de H.I.J.O.S., en diálogo con medios locales.

Otra cuestión que generó polémica fue la negativa del tribunal a unificar las causas pendientes de juicio, tanto del Ejército como de la Armada, aunque los fiscales Miguel Palazzani y José Nebbia ya apelaron esta decisión. En caso de un fallo favorable de la Cámara de Casación, la Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Bahía Banca estima que podría sentar a muchos más represores en el banquillo durante el proceso.

Entre los 37 acusados se encuentra Juan Manuel Bayón, quien se desempeñó como jefe del Departamento III Operaciones del Estado Mayor del Comando V Cuerpo, hasta diciembre de 1976, cuando fue nombrado director de la Escuela Superior de Guerra del Ejército. Bayón fue condenado a prisión perpetua en el primer juicio realizado en Bahía Blanca.

Además de militares retirados, también hay ex policías de Buenos Aires, Río Negro y Neuquén, así como ex agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), aunque ningún partícipe civil del terrorismo de Estado.

El dueño del diario La Nueva Provincia, Vicente Massot, que estuvo procesado por delitos de lesa humanidad antes del Gobierno de Mauricio Macri, hoy goza de mayor impunidad.

“Acá, a quien osa meterse con el poder real, con quien maneja todo en Bahía Blanca, le pasa como le pasó a Álvaro Coleffi, que no tiene trabajo, está cesanteado de la Justicia y tiene miles de problemas”, dijo a radio La Imposible Alejandra Santucho, en alusión al único magistrado que se animó a avanzar contra el clan Massot y los cómplices eclesiásticos de la dictadura en Bahía Blanca.

Santucho, referente de H.I.J.O.S., consideró que “ya no necesitan matarte a tiros: te matan civilmente”, y añadió: “Es tremendo lo que han hecho con este juez, que simplemente creyó que podía hacer lo correcto”.


 

COMPARTE