Por Leandro Gianello

La ceremonia, de la que participaron Herenia Sánchez Viamonte, Ramona Ocampo de Icardi, referentes de H.I.J.O.S. Regional La Plata, familiares y militantes, incluyó la plantación de un árbol y el descubrimiento de una placa conmemorativa casi en el centro de la Plaza, a metros de donde Adelina y las Madres hacían sus rondas.

Desde el momento en el que falleció, el 24 de mayo pasado, “se planteó la idea de repartir sus cenizas entre la Plaza de Mayo, el lugar en donde comenzó todo, Chivilcoy, la ciudad en la que nació el 5 de junio de 1927, y la Plaza San Martín de La Plata”, dijo a Contexto Felipe Bellingeri, integrante de H.I.J.O.S.

“El acto de hoy, un reconocimiento a la lucha de Adelina, es producto de una ordenanza municipal presentada por H.I.J.O.S. e impulsada en el deliberante platense por la concejal Florencia Saintout”, explicó Bellingeri.

El homenaje, que a pesar de la falta de energía eléctrica y la ausencia de un monolito que el Gobierno municipal debería haber proveído para el evento, contó con amplia participación y también significó “la última vuelta de Adelina a la Plaza San Martín”.

Hoy “esparcimos las cenizas y plantamos sobre ellas un gingko biloba, un árbol que pudo sobrevivir bombas atómicas, estoico y resistente, y que además tiene las hojas con la forma del pañuelo de las Madres”, manifestó Bellingeri.

Por su parte, Matías Moreno, también integrante de H.I.J.O.S., indicó que, “a pesar de los obstáculos que tuvimos, podemos homenajear en este acto a las Madres. La alianza Cambiemos que encabeza el municipio no va a poder silenciar la lucha, como intentó hacerlo al no erigir el monolito y no proveer luz”.

Herenia Sánchez Viamonte recordó que dos meses antes de su muerte, en la marcha del 24 de marzo de este año y “hasta último momento, Adelina se mantuvo en pié y continuó la lucha”.

“hasta último momento, Adelina se mantuvo en pié y continuó la lucha”. Herenia Sánchez Viamonte, Madre de Plaza de Mayo.

Sin embargo, “somos pocas Madres las que aún podemos caminar, pero nos mantenemos con fuerza y a pesar de haber pasado cuarenta años seguimos por el camino de justicia de la mano de los jóvenes que han sabido tomar la posta”, concluyó Sánchez Viamonte.

El homenaje a Adelina Dematti de Alaye continuará hoy a las 15:30 horas en la Plaza de Mayo, en donde se depositará parte de las cenizas “en el lugar que las vio nacer”, adelantó Matías Moreno.

“Este acto es para refrendar y seguir el camino que nos legó Adelina. Ahora seguimos nosotros, pero siempre delante nuestro estuvieron las Madres.”

“Adelina significó mucho para esta ciudad”, destacó Moreno, una de las más castigadas por la última dictadura cívico-militar y que dejó miles de muertos, detenidos y desaparecidos que aún hoy siguen pidiendo memoria, verdad y justicia.

 

Adelina de Alaye, la historia de una madre en lucha