Por Contexto
En una jornada de lucha que denominaron “Mil ollas populares”, diferentes organizaciones sociales en todo el país se movilizaron para pedir un salario social complementario y un registro nacional de la economía popular.
En La Plata, la protesta comenzó poco antes de las 11hs con cientos de vecinos de los barrios de la periferia platense, pero también de Berisso y Ensenada, nucleados en diversos movimientos sociales y barriales como CTEP, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Cooperativistas, entre otros. La concentración comenzó en la intersección de 7 y 50 para marchar rumbo a la Municipalidad en reclamo por alimentos, cupos laborales y fin del tarifazo.
7-y-50
“Cada vez es mayor la necesidad de alimentos en los comedores y los merenderos de los barrios”, afirmó a Contexto Claudia, una vecina de Romero, perteneciente al Movimiento Justicia y Libertad, que vino acompañada por decenas de mujeres y chicas más jóvenes.
Claudia también denunció que, “justo hoy, 5 de octubre, vinimos con trescientos compañeros que iban a cobrar el Plan Argentina Trabaja y ni siquiera estaba depositada la plata”.
Se quejó de la inseguridad reinante en Romero y sobre todo de las circunstancias en que deben vivir las mujeres y sus hijos. “Porque somos nosotras las que vamos por dentro de los barrios, donde no hay luz, si llueve tenés que ir despacio y no tenemos seguridad”, agregó.
olla-popular
Una vez frente a la Municipalidad, la convocatoria se sumó al reclamos de los cooperativistas locales, quienes se encontraban con la preparación de una olla popular en reclamo por mayor cantidad de puestos laborales en las cooperativas y un aumento salarial para estos trabajadores, que siguen cobrando 3.500 pesos.
20161005_114330
En un escenario montado sobre un camión estacionado frente a la Municipalidad, Analía Medina expresó que deben unirse para reclamar “el reconocimiento de los cooperativistas como una agrupación gremial para representar a todos los trabajadores; vamos a reclamar que todos sean representados por un gremio sindical con aportes jubilatorios, cobertura social, provisión de indumentaria y herramientas para realizar nuestro trabajo cotidiano”.
ani-medina
La demanda, que pretenden que sea resuelta rápidamente, es alcanzar un mínimo de 8.060 pesos, que es el mínimo vital y móvil, y un aumento del cupo de cooperativistas para paliar la suba del desempleo.