En Corrientes, ni las embarazadas se salvan de la represión

En Corrientes, ni las embarazadas se salvan de la represión

La Policía del radical-macrista Ricardo Colombi desalojó a palazos una manifestación de mujeres en la capital provincial. A las detenidas las humillaron obligándolas a desnudarse. “Lo que le molesta al Gobierno es que los pobres salgamos a protestar”, expresaron desde la FOB.

1862
0

Por Fernando M. López

Decenas de mujeres de la Federación de Organizaciones de Base (FOB) cortaban el acceso al puente General Belgrano, que une las provincias de Corrientes y Chaco, cuando fueron brutalmente reprimidas por la policía.

“Las compañeras forman parte de la asamblea de género, desde donde asisten a víctimas de la violencia familiar y doméstica”, dijo a Contexto Gonzalo Contín, coordinador de la FOB, y detalló que en la manifestación de ayer también “había embarazadas, personas de edad avanzada y criaturas que perdieron a sus madres durante las corridas. Fue algo terrible”.

La protesta en la capital correntina se inició en reclamo de un medio transporte para participar del 31 Encuentro Nacional de Mujeres, previsto del 8 al 10 de octubre en Rosario. La organización se lo había solicitado hace un mes al gobierno de Ricardo Colombi, que en un principio accedió pero luego dio marcha atrás.

“A ÚLTIMO MOMENTO, EL SECRETARIO PRIVADO DE COLOMBI, JUAN CARLOS ÁLVAREZ, NOS RESPONDIÓ QUE PARA ELLOS NO ES PRIORITARIA LA CUESTIÓN DE GÉNERO NI LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES”, INDICÓ CONTÍN.

Tras la represión, las mujeres de la FOB contaron que la policía arremetió contra ellas con palos y gases lacrimógenos, “sin identificación” y “de manera ilegal”, ya que la fuerza provincial no puede actuar sobre una ruta nacional como la 16, donde se encuentra el puente General Belgrano. En el lugar también había gendarmes, pero éstos se limitaron “a observar y sacar fotos”.

Una de las manifestantes explicó que no sólo reclamaban “un colectivo para viajar al Encuentro de Mujeres”, sino “asistencia para los comedores comunitarios y trabajo para las desocupadas y los desocupados”.

“LO QUE COLOMBI TIENE QUE MANDAR PARA LOS POBRES NO SON PALOS; TIENE QUE MANDAR COMIDA Y TRABAJO PORQUE NOS ESTAMOS CAGANDO DE HAMBRE”, COMPLETÓ INDIGNADA.

A los golpes y los gases, que dejaron varios heridos en el camino, les siguió una cerrada persecución: “Tuvimos que correr más de diez cuadras y refugiarnos en casas de vecinos, pidiendo por favor que nos abrieran las puertas. Detuvieron a siete compañeras y tres compañeros. A las mujeres se las llevaron arrastrándolas de los pelos”, relató Contín.

Todos fueron trasladados a la Comisaría Segunda, donde más tarde se generaron nuevos disturbios ante el reclamo de los manifestantes por la “inmediata liberación” de los detenidos. Al salir, las mujeres denunciaron haber sido agredidas y obligadas a desnudarse frente a los policías de la seccional.

Pobreza extrema

“Nosotros vivimos en los asentamientos más pobres de Corrientes, cerca de la Casa de Gobierno. Vivimos como animales, peor que los chanchos”, señaló el coordinador de la FOB al describir la situación de precariedad extrema en barrios como Galván y Quilmes, donde muchas familias deben arreglárselas con los 1.200 pesos que paga la Provincia a los trabajadores cooperativistas.

Desde el 2001, Corrientes es gobernada ininterrumpidamente por los primos Ricardo y Arturo Colombi. En 2005 terminaron enfrentándose y dividieron la UCR local, pero son igualmente responsables del proceso de pauperización que sufre el pueblo correntino.

Hoy, como aliado de Mauricio Macri, Ricardo Colombi es uno de los mandatarios de la región más pobre del país, con el 40,1 por ciento, según las recientes cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

“Este gobierno feudal ya nos sacó la vivienda, la tierra, el trabajo y, ahora, nos quiere sacar de la calle. Lo que le molesta al gobierno es que los pobres salgamos a protestar, porque quiere ocultar la pobreza, que no se vea. Pero no vamos a dejar la calle. La lucha es la única forma que tenemos de salir adelante”, sentenció Contín.

COMPARTE