Malacalza: “Lo que estamos pidiendo es una mayor especialidad en las investigaciones...

Malacalza: “Lo que estamos pidiendo es una mayor especialidad en las investigaciones de homicidio contra las mujeres”

El Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires emitió ayer un comunicado en el que solicita que en los casos de homicidio de mujeres intervengan las fiscalías especializadas.

414
0
Por Contexto
A partir de la muerte de la adolescente Lucía Ríos, asesinada por su ex pareja el 16 de septiembre, el observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires emitió un comunicado en el cual reclama la necesidad de “enmarcar judicialmente los homicidios contra las mujeres bajo la figura penal del ‘femicidio'”, y “que, desde el inicio de las investigaciones penales, intervengan las fiscalías especializadas en violencia de género acompañadas por un cuerpo de investigadores”.

Lucía, de dieciséis años, fue asesinada por su ex pareja de un tiro en la espalda el viernes 16 de septiembre mientras estaba en su casa de Melchor Romero. El femicida Gustavo Arzamendia, de 28 años, estuvo prófugo desde el momento en que se fue de la casa de Lucía en su auto, hasta anoche que fue encontrado en Lomas de Zamora. El operativo estuvo durante los primeros seis días a cargo del fiscal de turno, Marcelo Romero. El 22 de septiembre, por pedido de la abogada de la familia de Lucía, Sara Cánepa, el caso fue transferido a la Unidad Fiscal Nº 13, especializada en Violencia de Género, a cargo de Rufino.

“los protocolos internacionales que existen para investigar los femicidios señalan que las primeras horas son fundamentales para recolectar las pruebas que se necesitan para dar cuenta del contexto de violencia de género en el que se cometieron los hechos.”

Es decir, primero estuvo en la fiscalía de turno y luego “se le dio el pase a la fiscalía especializada; eso va a contrapunto de lo que marcan todos los protocolos internacionales que existen para investigar los femicidios, donde se señala que las primeras horas son fundamentales para recolectar las pruebas que se necesitan para dar cuenta del contexto de violencia de género en el que se cometieron los hechos”, explicó a Contexto la coordinadora del Observatorio, Laurana Malacalza.

Que el presunto homicida no se haya encontrado hasta ahora justamente “tiene que ver con cómo se investigaron las primeras horas, los primeros días”, porque recién “cinco días después pidieron la orden de captura internacional a una persona con nacionalidad paraguaya”, cuando debería haber sido inmediata, con una fiscalía especializada.

Por lo tanto, proponen que estas unidades fiscales cuenten, además, con un cuerpo de investigadores especializados en violencia de género, que debe estar abocado a disponer de manera inmediata las medidas de instrucción, por ejemplo, “librar la orden de captura del homicida, preservar y analizar la escena del crimen, disponer allanamientos, tomar declaraciones a los testigos, producir y analizar pruebas periciales desde una perspectiva de género”.

“Preocupa a este OVG que las investigaciones fiscales caratulen desde un inicio estas causas como femicidio tal como lo prevee el inciso 11 del artículo 80 del Código Penal.”

“Preocupa a este OVG que las investigaciones fiscales caratulen desde un inicio estas causas como femicidio tal como lo prevé el inciso 11 del artículo 80 del Código Penal”, detallan en el comunicado. En este sentido, Malacalza agregó que el pedido responde a que el hecho de caratularlas como femicidio “debería dar otra serie de directrices a quienes están instruyendo las causas o produciendo las pruebas”. “Lo que estamos pidiendo es una mayor especialidad en las investigaciones de estos casos”, agregó la especialista.

Según establece este Observatorio de Violencia de Género, el modo en que se llevó a cabo el asesinato de Ríos, el contexto de riesgo y de vulnerabilidad en el que se encontraba, las situaciones de violencia previas contra ella y sus familiares, la relación desigual en términos de género entre el agresor y la víctima, ya son parámetros que dan cuenta del contexto de violencia de género que sufría Lucía, por lo tanto, no resulta necesaria la existencia de denuncias previas para configurar el delito con la carátula de femicidio.

“El problema –indicó Malacalza– es que no hay directrices de parte de la Procuraduría General de la Suprema Corte de Justicia en materia de investigación de delitos vinculados a la violencia de género, un reclamo que venimos haciendo hace mucho tiempo desde el Observatorio porque entendemos que se tienen que dar directrices específicas y adecuadas para que las investigaciones sean más efectivas”.

Es por eso que en el comunicado también reclaman la definición de una agenda de políticas públicas que, integrando todos los niveles del Estado, “aborde las desigualdades estructurales entre los géneros que promueve cada hecho nuevo de violencia”.

Según indicó a Contexto la abogada Sara Cánepa, la causa de Lucía Ríos aún está a la espera del cambio de carátula de Homicidio Agravado por el rótulo de Femicidio, al tiempo que informó que Arzamendia fue detenido esta anoche en las inmediaciones de Lomas de Zamora.


 

COMPARTE