Como si no tuviera nada que ver con la pobreza

Como si no tuviera nada que ver con la pobreza

Mauricio Macri creó entre 4 y 5 millones de nuevos pobres, pero no se hace cargo. Con los primeros datos del INDEC luego de tres años, que arrojaron un 32,2% de pobreza e indigencia, dijo que “este es el punto de partida en el cual acepto ser evaluado como presidente”.

762
0

Por Fernando M. López

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), a cargo de Jorge Todesca, presentó ayer sus mediciones sobre la incidencia de la pobreza y la indigencia en el segundo trimestre de este año (abril, mayo y junio), eludiendo cualquier comparación con índices del trimestre anterior y de 2015.

Los datos oficiales, que vuelven a publicarse después de tres años, muestran que un 32,2% de la población argentina es pobre. De esa cifra, el 6,3% corresponde a personas indigentes, ya que no alcanzan a cubrir una canasta básica alimentaria promedio de 4.930 pesos para una familia tipo de cuatro integrantes

Cabe destacar que el organismo estadístico sólo contempló para su estudio 31 aglomerados urbanos donde viven 27.201.000 personas, por lo que el 32,2% equivale a 8.772.000 pobres, de los cuales 1.705.000 son indigentes. Si el porcentaje de pobreza del INDEC se extiende a los 40.091.359 argentinos registrados en el último censo nacional de 2010, estaríamos hablando de casi 13 millones de pobres e indigentes.

Según el informe, la región más castigada es la del Noreste, con un 40,1% de pobreza, seguida por la del Noroeste (35,8%), Cuyo (35,6%), Pampeana (32,6%), Gran Buenos Aires (30,9%) y la Patagonia (24,7%).

En cuanto a franjas etarias, la mayor cantidad de pobres son adultos de entre 30 y 64 años (34,4%), niños de entre 0 y 14 (32,5%), jóvenes de entre 15 y 29 (30%) y mayores de 65 años (3,1%).

Luego de la presentación de Todesca, el presidente Mauricio Macri habló en conferencia de prensa junto a su ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. “Hoy sabemos claramente cuál es la realidad que nos golpea, uno de cada tres argentinos está bajo la línea de pobreza”, dijo, y agregó que “este es el punto de partida en el cual acepto ser evaluado como presidente”.

De esta forma, intentó cargar toda la responsabilidad sobre el Gobierno anterior y desentenderse de los millones de pobres que generaron sus políticas en beneficio de los sectores más concentrados de la economía desde que asumió en la Casa Rosada.

Con gran descaro, afirmó que se “viene una etapa maravillosa de nuestro país”, aunque debió reconocer que su promesa de “pobreza cero” será imposible de concretar. “En cuatro años es obvio que no se alcanza”, respondió cuando le preguntaron con insistencia sobre el tema.

Para el director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher, el INDEC tenía “la posibilidad” de medir más allá del segundo trimestre, pero no lo hizo porque el Gobierno quiso “ocultar lo que sucedió desde el 10 de diciembre en adelante”.

“Ellos se respaldan en los datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, que en 2015 calculaba un 29% de pobreza y en abril de este año un 32,6%. Es decir, para el macrismo, a junio estamos más o menos igual, no pasó nada. Sin embargo, de acuerdo con nuestras mediciones, la pobreza trepó del 19,8% en noviembre de 2015 al 32,1% en junio de 2016. Son casi 5 millones de nuevos pobres”, detalló Letcher a Contexto.

LETCHER: “DE ACUERDO CON NUESTRAS MEDICIONES, LA POBREZA TREPÓ DEL 19,8% EN NOVIEMBRE DE 2015 AL 32,1% EN JUNIO DE 2016. SON CASI 5 MILLONES DE NUEVOS POBRES”.

Por su parte, Fernanda Vallejos, integrante de Economía Política para la Argentina (EPPA), consideró, antes la consulta de este medio, que los porcentajes que reveló el INDEC “son escalofriantes”, aunque sólo muestran “una foto, no la película” completa.

“El conjunto de políticas neoliberales que aplicó Macri, a partir de la devaluación, ha alterado gravemente el mapa socioeconómico del país y sumergido a vastos sectores de la población por debajo de las líneas de pobreza e indigencia”, remarcó.

vallejos: “Los números del Instituto Estadístico de la Ciudad de Buenos Aires muestran una inflación anual para agosto del 43,5%, con paritarias que cerraron en el 30%, y esto es muy preocupante”.

Tomando un estudio del Instituto Gino Germani de la UBA –realizado entre diciembre de 2015 y abril de 2016 sobre el Gran Buenos Aires–, para cruzarlo con los datos que arrojó ayer el INDEC, la economista de EPPA estimó que el crecimiento de la pobreza durante los primeros seis meses de Cambiemos ascendería a unos 4 millones de nuevos pobres.

“La relevancia del trabajo del Gino Germani es que los niveles de pobreza e indigencia de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano expresan, aproximadamente, la media nacional. El estudio dio cuenta de que a fines de diciembre había un 22% de pobres, mientras que en abril se expandió al 35,5%. En el caso de la indigencia, en el mismo periodo, creció del 5,9% al 7,7%”, detalló.

Según Vallejos, el proceso inflacionario explica en gran medida “el nivel de pauperización de la vida de la enorme mayoría de los argentinos”.

“Uno no puede hablar de la inflación como algo aislado. Adquiere relevancia cuando se la pone en comparación con otros indicadores, fundamentalmente con la evolución de los salarios. Los números del Instituto Estadístico de la Ciudad de Buenos Aires muestran una inflación anual para agosto del 43,5%, con paritarias que cerraron en el 30%, y esto es muy preocupante porque afecta a importantísimas franjas de la población que son vulnerables”, explicó.

La economista también relativizó las estimaciones inflacionarias del jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante su informe de gestión ante el Senado, donde dijo que el índice de precios de septiembre estará por debajo del 1,5%.

“Tenemos un Gobierno que impuso un paquete de medidas altamente inflacionarias y recesivas –enfatizó Vallejos–, y si ahora pueden mostrar un mes con un nivel de variación de precios un poco más bajo es a un costo altísimo, porque tiene que ver con el parate de la economía. La semana pasada, el propio INDEC habló de una caída del PBI del 3,4% durante la primera mitad del año. Los números en materia económica están en rojo: las exportaciones caen, las importaciones crecen, se ha deteriorado el empleo y la capacidad de consumo, no hay inversión privada ni estatal… todos los indicadores son absolutamente desfavorables.”

“En el medio de toda esta ensalada de números, hay personas de carne y hueso que están sufriendo, millones de familias argentinas que padecen las consecuencias concretas de las políticas de este Gobierno”, concluyó.


 

COMPARTE