Por Roberto Álvarez Mur

Más de 1.500 personas se movilizaron hacia la sede de la fiscalía de La Plata en pedido de justicia por el femicidio de Lucía Ríos Müller, la estudiante del Liceo Víctor Mercante asesinada a los dieciséis años por su ex pareja, Gustavo Arsamendia, de veintiocho. Compañeras, compañeros, docentes y autoridades del colegio se movilizaron desde la institución, acompañados por agrupaciones políticas, organismos de derechos humanos y referentes de la comunidad universitaria, para exigir respuestas respecto de la causa –donde el feminicida aún continúa prófugo– y también para políticas públicas que erradiquen la violencia de género que, día a día, se sigue cobrando vidas.

“Quien ama no mata, no humilla ni maltrata”, fue la consigna con que encabezaron la movilización desde la escuela, donde la columna principal fue conducida por los propios estudiantes y compañeros de Lucía, en compañía de la directora de la institución, Constanza Erbetta. “Nos reunimos acá para acompañar a la familia de nuestra querida Lucía a la Unidad Fiscal de Investigación. Ya el viernes pasado, al cumplirse una semana de la muerte, hicimos una jornada de reflexión con intervenciones artísticas. Todas acciones para intentar concientizar sobre la violencia de género”, dijo a Contexto Erbetta, quien remarcó la presencia y el apoyo de la Universidad Nacional de La Plata y el conjunto de colegios secundarios de la ciudad.

“Nos pegó muy fuerte la muerte de Lucía, siendo que además desde el colegio siempre marchamos en todas las movilizaciones contra la violencia de género. Esta vez nos tocó a nosotros y fue impactante, además estábamos preparándonos para la marcha de la Noche de los Lápices”, expresó a Florencia, estudiante del Liceo Víctor Mercante. Y añadió: “Creemos que la concientización sobre violencia de género y la Ley de Educación Sexual Integral van de la mano, para que los pibes estén más y mejor informados, por eso es esa una de las consignas de la marcha”.

“Creemos que la concientización sobre violencia de género y la Ley de Educación Sexual Integral van de la mano, para que los pibes estén más y mejor informados.” FLorencia, Alumna.

Entre los estandartes de la Coordinadora de Estudiantes de Base y el centro estudiantil del Liceo, se ubicaron columnas representantes de las entidades universitarias FULP, ADULP y ATULP, Carta Abierta La Plata, entre otras.

Asimismo, los docentes del colegio acompañaron codo a codo la marcha junto a los estudiantes. “No mataron a una alumna. Y además, más allá de alumna o no, mataron a una chica. Tenemos la certeza de que la movilización y el pedido de justicia va a colaborar para que esto no quede impune. A todos nos convoca el anhelo de que se haga justicia”, expresó Claudio, docente del Liceo Víctor Mercante, en diálogo con Contexto.

En tanto, también participaron autoridades del sector universitario, como Verónica Cruz y Mariel Ciafardo, prosecretaria de Derechos Humanos de la UNLP y decana de la Facultad de Bellas Artes, respectivamente. También se sumó la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Florencia Saintout, junto a la secretaria académica de la misma casa de estudios, Andrea Varela.

“La fiscalía que está interviniendo pasó de la 6 a la 13, que está especializada en violencia de género, a cargo de la doctora Rufino. Por ahora, la causa ya tiene un pedido de captura internacional en el supuesto caso de que el feminicida esté en Paraguay. Alguien lo está guardando a este hombre en todo este tiempo”, dijo Sara Cánepa, abogada de la familia de Lucía, presente en la movilización. Y añadió: “Creo que al pasar a la fiscalía especializada, la causa va a adquirir un ritmo adecuado, porque hay medidas que necesitan inmediatez”.

“Tenemos la certeza de que la movilización y el pedido de justicia va a colaborar para que esto no quede impune. A todos nos convoca el anhelo de que se haga justicia.” Claudio, docente.

La marcha, que avanzó desde el Liceo por la Avenida 7 del centro platense, se concentró frente a la sede de las fiscalías, donde tomaron la palabra familiares de víctimas de feminicidios y representantes del centro estudiantil del colegio donde asistía Lucía Ríos Müller.

“Creo que estamos en una sociedad que puede ver que este es un crimen histórico, político y social. Una sociedad que también es más solidaria, aun a pesar de aquellos que nos gobiernan, que apelan permanentemente a que cada uno se salve como pueda. Esta reacción de jóvenes, de chicas acompañadas por chicos, cantando contra la violencia de género, pidiendo justicia, es una muestra de que se van a construir nuevas formas de entender las feminidades y masculinidades”, dijo a Contexto Florencia Saintout. Y agregó: “Esto es tremendamente esperanzador. Las mujeres sabemos que vamos a tener que ir a la cabeza contra la cultura patriarcal y machista”.

Entre cánticos, banderas y lágrimas, 1.500 voces lanzaron un grito de justicia por Lucía, que también fue por todas las víctimas de la violencia machista en Argentina.

Feminicidio de Lucía: actividades de reflexión en el Liceo