Por Fernando M. López

Tras el histórico triunfo que lo consagró como nueva conducción de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), el Frente Patriótico Milagro Sala recibirá hoy a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner para encabezar un acto que promete ser multitudinario.

El espacio está integrado por la Juventud Universitaria Peronista (JUP), el Movimiento Nacional Latinoamericanista Estudiantil (MILES), el Movimiento Liberación, el Movimiento Universitario de Izquierda y el Frente Universitario Megafón, que acordaron una presidencia compartida del gremio estudiantil: los primeros seis meses para Mateo Compagnucci, del Miles, y el siguiente semestre para Marcel Aguilera, de la JUP.

Ambos presidentes, junto a la vice Cintia Mansilla (Liberación), serán los primeros oradores del acto que comenzará a las 17 horas en el Club Atenas, ubicado en calle 13 entre 58 y 59. El cierre, en tanto, estará a cargo de la ex mandataria.

“Para nosotros es una enorme alegría que la compañera Cristina haya decidido venir a saludarnos en el Día del Estudiante. Ella es la síntesis de un proyecto político que ha transformado la patria en los últimos 12 años, por lo que su visita también nos pone en un lugar de suma responsabilidad ante los desafíos que el movimiento estudiantil tiene por delante”, dijo a Contexto Marcel Aguilera.

En este sentido, Frente Patriótico Milagro Sala se propone un claro objetivo de unidad, convocando “a todas las fuerzas que entiendan que la contradicción principal son las políticas neoliberales del gobierno de Mauricio Macri”.

“A partir de ahí, llevaremos adelante un programa político que tiene que ver con ser una federación que esté a la cabeza de las demandas estudiantiles, pero fundamentalmente de las demandas de nuestro pueblo”, agregó Aguilera.

La nueva conducción de la FULP tiene varios frentes de batalla, entre ellos “la lucha contra el vaciamiento de la universidad y de la educación pública”, así como el reclamo por “la plena implementación del Boleto Educativo provincial, ya que el 70 por ciento de los estudiantes universitarios quedaron afuera” con la reglamentación de la Ley 14.735 que firmó la gobernadora María Eugenia Vidal.

Aguilera confirmó, además, que mantendrán en alto las reivindicaciones históricas del movimiento estudiantil, como “el comedor turno noche, la apertura de las plazas del Albergue Universitario” y la cuestión de las becas.

“También nos preocupa mucho la especulación inmobiliaria que hay en la ciudad de La Plata. Los alquileres aumentan indiscriminadamente año a año y eso impide a los estudiantes llegar a fin de mes y poder continuar sus estudios”, remarcó el dirigente.

Un acto cargado de mística militante

Desde el Frente Patriótico Milagro Sala esperan una amplia participación no sólo de estudiantes, docentes y autoridades de la UNLP, sino de dirigentes políticos, organizaciones sociales y defensores de los derechos humanos. No es para menos. Hacía 41 años que una fuerza nacional y popular no ganaba la conducción de la FULP.

“Será un acto emotivo y con mucha mística, que incluso interpelará a Cristina desde lo simbólico porque fue en esta ciudad donde ella inició su militancia universitaria”, adelantó Aguilera.

El lugar elegido para recibirla tampoco fue casual. En el Club Atenas se lanzó la candidatura presidencial de Héctor Cámpora, el 17 de octubre de 1972, y allí también Néstor Kirchner dirigió su último discurso en La Plata, el 24 de febrero de 2010.

El ex presidente acababa de ser operado, pero no quiso dejar pasar la oportunidad de hablarles a los jóvenes en momentos de fuertes ataques contra Cristina: “¡Estoy acá, como siempre, para dar todas las batallas que vienen!”, dijo emocionado ante unas 15 mil personas, a las que llamó a “no bajar los brazos, como no los bajan las Abuelas y las Madres de Plaza de Mayo, como no los bajan todos aquellos que están comprometidos con una patria distinta”.

“En mi gobierno –continuó- desendeudamos al país en 32.586 millones de dólares, llevamos la negociación de deuda externa más importante de la historia, con una quita del 70 por ciento, le pagamos al FMI y empezamos el proceso de salida del infierno y del invierno, pero Cristina tomó decisiones trascendentes”.

“La atacan porque ella tuvo la valentía que yo no tuve”, sostuvo y enumeró grandes logros de su gestión, como la profundización del desendeudamiento, la recuperación de los fondos de los jubilados, la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y el Fútbol para Todos.

No está de más recordar estas palabras a nueve meses del gobierno de Cambiemos, cuando la libertad de expresión dejó de ser un derecho y las transmisiones gratuitas del fútbol están en proceso de reprivatización; cuando los fondos previsionales se encuentran en riesgo y la deuda externa creció en 38.808 millones de dólares, según los últimos datos del INDEC; y sobre todo cuando sectores políticos, judiciales y mediáticos arremeten nuevamente contra Cristina, esta vez con la intención de proscribirla de cara a las próximas elecciones.