“La vida debe ser un límite ético para la comunicación”

“La vida debe ser un límite ético para la comunicación”

El ex ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación disertó sobre la "manipulación del miedo" que hacen los medios más concentrados. Fue en el Congreso de Carreras de Comunicación y Periodismo de La Plata.

404
0

Por Contexto

Mientras desde los medios más poderosos se intenta instalar el debate de la llamada “justicia por mano propia” –a raíz del episodio en el que un médico de Loma Hermosa mató a balazos a un joven que quiso robarlo–, el ex ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Raúl Zaffaroni, reclamó “límites éticos para la comunicación” y advirtió del impacto social que tiene la repetición televisiva de delitos tales como los secuestros o hechos de violencia de género que culminan en feminicidios.

Zaffaroni participó anoche del cierre de la primera jornada del XVIII Congreso de la Red de Carreras de Comunicación y Periodismo que se realizó en la Facultad de La Plata durante este martes. El ex magistrado expuso en el panel “Justicia y Medios”.

“Cada vez importa menos la vida del prójimo. Debe haber límites éticos en la comunicación, ya que la realidad la crean los medios, sin lugar a dudas”, afirmó Zaffaroni ante un auditorio repleto. “Soy realmente contrario a la limitación de contenidos, pero creo que tiene que haber un límite: la vida de las personas”, agregó.

Zaffaroni puso el acento en cómo, desde la información policial, los canales de televisión buscan generar conmoción en los televidentes a través de la “manipulación del miedo”. En este sentido, describió la estrategia para llevar a cabo dicho objetivo: “La ocultación de determinados hechos de violencia y la exagerada demostración de otros”.

“Lo que se está exigiendo por parte de las clases medias intimidadas es, en definitiva, lo que provoca un mayor descontrol. Es un círculo vicioso y esto es lo que fomenta el discurso masivo de los medios de comunicación”, describió.

El abogado penalista relacionó esta especie de discurso único con la concentración que se da en el campo de la información, y cómo este escenario ayuda a construir un poder contrario a las mayorías. “Los monopolios siempre son la negación de la libertad del mercado”, remarcó como contradicción sugestiva del sistema capitalista actual.

“Creo que en el único ámbito en el que las leyes antimonopólicas no son defensoras de la libertad es en el de los medios de comunicación. Es una paradoja un tanto extraña, pero parece que ese es el discurso”.

“Los medios masivos monopolizados, que están en toda la región, normalizan la violencia de una manera que resulta terriblemente indignante: con una argumentación de tipo racista y se crea una realidad mucho más violenta de lo que es”, relató.

Finalmente, resaltó: “El poder nunca es macizo. Afortunadamente el poder tiene grietas. Si no, no estaríamos hablando de esto”.


 

COMPARTE