Por Leandro Gianello

Luego de la protesta de la semana pasada en la Agencia Platense de Recaudación, miembros de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, FeSiMuBo, continúan reclamando contra la persecusión política de la que es objeto el actual jefe de departamento del organismo.

Se trata de Nicolás Kalaityis, quien aseguró a este medio el jueves pasado estar sufriendo una suerte de “acoso laboral” a través de intimaciones varias, incluídos decretos municipales en los que se le comunicaba la baja y el reemplazo en sus funciones.

La disposición del gobierno de Julio Garro avasalla los derechos Kalaityis, secretario adjunto de la delegación local de FeSiMuBo, quien se desempeña como jefe de departamento en el Área de Distribución de la Agencia Platense de Recaudación, APR, desde hace cuatro años y medio.

Consultado por Contexto, Kalaityis explicó que las medidas “no corresponden” por su condición de secretario adjunto sindical y podrían interpretarse como una persecusión política por parte del municipio, que busca desplazar al referente de un área sensible en la cual se maneja mucho dinero.

Además, “por una disposición (del área) de personal me quieren descontar la mitad de sueldo este mes y la mitad del mes que viene”, aseguró el trabajador, que hasta el momento sigue actuando como jefe de departamento porque no fue “debidamente notificado” por los canales formales de su reemplazo.

“Están intimando a que me corra porque otra persona debería asumir el cargo, algo que tiene que ser por carrera” y no por simple disposición, denunció Kalaityis. “No pueden sacar por decreto” y colocar a un nuevo jefe, “porque no corresponde”, agregó.

“Queremos que la jefa de gabinete Natalia Vallejos revierta la medida. Yo creo que esto es un capricho” del gobierno municipal de Cambiemos, “ya que la otra persona que me reemplazaría es afín al otro sindicato”, el Sindicato de Empleados Municipales, SEM.

Kalaityis indicó que las medidas legales se están canalizando a través de un  recurso amparo, ya que existe un “avasallamiento” del trabajo que realiza a través de una “persecución” que ya ha sido denunciada.

“Estamos esperando la resolución del tribunal de trabajo, que será informada al ejecutivo” municipal, concluyó Kalaityis.

Por lo pronto, y a la espera de respuestas oficiales, la protesta de los empleados de la APR, que incluyó el paro y corte de la calle 50 a la altura de Plaza Moreno el jueves pasado y una retención de servicios el día de ayer, volverá a repetirse hoy.

El decreto firmado por Garro, indica que el lugar de Kalaytis sería ocupado por Roberto Guzmán, del área de publicidad. El SEM dirigido po Darío Alfano, es un gremio en puja con FeSiMuBo, quienes aseguran que Guzmán responde a los intereses del Ejecutivo de Cambiemos y al SEM.