Persecución sindical en La Plata: Garro quiere echar a referente de FESIMUBO

Persecución sindical en La Plata: Garro quiere echar a referente de FESIMUBO

En una maniobra ilegítima, la gestión de Cambiemos quiere apartar de su cargo al jefe departamental de la Agencia de Recaudación Platense, donde también es dirigente sindical. 

1427
0

Por Roberto Álvarez Mur

Las oficinas de la Agencia Platense de Recaudación fueron escenario de una jornada de protesta a causa de la persecución política hacia Nicolás Kalaityis, trabajador del área y secretario adjunto de la delegación local de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO). Los empleados de la entidad se declararon en paro desde las primeras horas de la mañana y luego cortaron el paso de calle 50 entre 12 y 13, a modo de reclamo a la gestión de Julio Garro, quien, según aseguraron, busca disciplinar y debilitar la actividad gremial en un área clave de la Administración pública platense.

“Hace dos meses estoy sufriendo acoso laboral por medio de intimaciones. Mostrándome decretos donde se me advertía que se me daría la baja y otra persona estaría relevándome del cargo. Todos estos decretos no corresponden, ya que yo soy secretario adjunto sindical”, dijo a Contexto Nicolás Kalaityis, quien se desempeña como jefe de departamento en el área de Distribución de la APR desde hace cuatro años y medio, y hoy es blanco directo del avasallamiento de Julio Garro.

“Ayer me encuentro con un descuento de dos meses de sueldo, que ejercí y no me pagaron. No hubo acto administrativo, no hubo nada”.

El sector de la APR donde se desempeña Kalaityis es desde donde se digita el reparto de tasas municipales. El manejo de grandes liquidaciones de gastos pone al sector dirigido por el referente de FESIMUBO en un lugar clave para los intereses del poder. “Entendemos que lo que están haciendo conmigo es una medida política, para hacer una caja. Acá estamos en una oficina separada de atención al público, es casi un fortín de lo que es APR. Es el área de sistema, call center y distribución”.

Kalaityis expresó que no es casual que las autoridades “vayan detrás de las oficinas municipales”, ya que son espacios de representación estratégica.

En tanto, los últimos meses, la Municipalidad de La Plata dispuso que Nicolás Kalaityis se dedique a repartir 100 mil volantes sobre residuos urbanos. “Yo me encargo de recaudación. ¿Qué tiene que ver eso con recaudación?”. El trabajador expresó que hay intereses políticos detrás de estos manejos irregulares.

“Lo que sucede acá es que, para la gestión, otros sindicatos somos una piedra en el zapato, y es por nuestro trabajo con la nueva Ley”, dijo el referente de FESIMUBO en relación con la normativa 14.656 que busca erradicar la precarización del trabajo municipal mediante convenio colectivo. “Esta Ley está vigente desde hace casi tres meses y nadie habla de ella. Otros sindicatos podrían haber elaborado convenios colectivos, podrían haber trabajado sobre la Ley, y no lo hacen. Lisa y llanamente, son sindicatos oficialistas, no representan al trabajador. Hoy están con Julio Garro y Natalia Vallejo, que es quien está haciendo daño a nuestro sindicato”, agregó Kalaityis.

Tal como afirmó el trabajador de APR, uno de los ejes de tensión que toma cuerpo en la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses es la incidencia que el gremio tuvo en el impulso de la Ley 14.656 para avanzar en nuevas garantías laborales a los trabajadores municipales, en especial con el establecimiento del convenio colectivo, mientras que otros gremios optaron por negociar estatutos puertas adentro con determinadas gestiones municipales. “Los funcionarios no conocen ni la nueva ni la vieja Ley, a nadie le interesa el laburante. Con el convenio colectivo las reglas son claras, ahora no tenemos derecho a nada. Imaginate que, si es posible avasallar a un secretario adjunto como yo, qué le puede quedar a un trabajador común”, explicó el referente sindical.

Mientras tanto, el conjunto de trabajadores de FESIMUBO y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de La Plata ya emitieron una presentación dirigida de manera directa a Julio Garro, donde expresan: “Con la conducta aludida, no solo se afecta el carácter alimentario del salario sino, además, se ha violado flagrantemente derechos, garantías e inmunidades gremiales reconocidas por la Constitución Nacional, Pactos de la OIT, Ley 23.551 y Ley 14.656, razón por la cual, además de las acciones legales que pudieran corresponder, se efectuarán las denuncias ante los organismos nacionales e internacionales pertinentes a fin de que tomen intervención ante semejantes agravios”.


 

COMPARTE