Por Roberto Álvarez Mur

No conforme con las acusaciones dirigidas hacia la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a su familia en los últimos meses, la diputada del partido GEN, Margarita Stolbizer, decidió arremeter contra el Instituto Patria. Con un fuerte acompañamiento mediático, Stolbizer anunció que presentará una denuncia contra la entidad cultural por “presuntas irregularidades”, según señaló el propio diario La Nación.

En la vorágine de presentaciones que aparecieron este año en búsqueda de vincular el apellido Kirchner con redes de corrupción múltiples, ahora apuntan contra la entidad sin fines de lucro dedicada a fomentar el pensamiento político y actividades didácticas.

“Es una nueva y falaz mentira con ánimo e intención de continuar con la persecución ya iniciada hacia la presidenta, con su típico estilo. Primero la denuncia mediática, como se vio en el diario La Nación, luego por otros medios afines, y luego por un juez afín y servil”, declaró en una entrevista radial el presidente del Instituto Patria, Oscar Parrilli, quien sostuvo que la maniobra de la diputada Stolbizer responde a un actitud persecutoria con un claro sesgo partidario.

“Ella lo hace con una clara intención. Muchas veces se habla de los idiotas útiles. Pero no es el caso de Stolbizer: ella es una consciente útil. Lo que intenta hacer con estas cosas es confundir a la gente, engañar a quienes no escuchan y que la atención vaya hacia otro lado y no a los problemas reales, producto de las políticas que está aplicando el Gobierno del cual ella forma parte”, añadió Parrilli.

Junto a la abogada Silvina Martínez, Stolbizer cuestiona la legitimidad del régimen financiero del Instituto Patria. Según figura en la página web, la presidenta honoraria de la entidad es Cristina Kirchner, mientras que su presidente es el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, y su vicepresidente, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi. Lo que Stolbizer utiliza como eje de su acusación es la presunta inexistencia del Instituto Patria en los registros de la Inspección General de Justicia, además de poner en duda los orígenes de los fondos que sostienen al organismo.

Lo cierto es que el Instituto Patria ya emitió un extenso comunicado donde deja esclarecidas cada una de sus constancias tributarias y de sus balances. El texto expresa: “El Instituto Patria es una asociación registrada e inscripta en la Inspección General de Justicia (IGJ) de acuerdo al artículo 169 del nuevo Código Civil y Comercial funcionando como Simple Asociación hasta el otorgamiento de la personería jurídica. Bajo esa modalidad se encuentra inscripta en la AFIP con el CUIT Nº 30715198459, posee dos cuentas bancarias (en un banco estatal y en un banco privado) y se encuentra inscripta en la ANSES como empleadora ya que posee trabajadores afiliados al gremio UTEDYC”. El texto señala que los ingresos del Instituto provienen de “las cuotas que abonan sus más de cuatrocientos socios, cuyos aportes están bancarizados ya sea mediante depósitos, transferencias o débito automático, con recibos que se otorgan y que han sido previamente autorizados por la AFIP para su impresión y utilización”.

La acusación de Stolbizer queda casi sin apoyatura en base a la información ofrecida por el Instituto, cuya presentación prosigue: “En la Inspección General de Justicia se inició el trámite en el mes de abril de 2016 con Nº de Inscripción correlativo 1899459, en el Expediente Nº 7544628 y en el actual mes de agosto de 2016 se le ha otorgado la personería definitiva que se encuentra para su registración desde el pasado 23 de agosto”.

Asimismo, el presidente de la entidad remarcó: “Nosotros ya iniciamos las inscripciones en la IGJ hace meses, y en agosto ya quedó la constancia firme de nuestra inscripción como asociación sin fines de lucro. Tenemos CUIT y figuramos en la Unidad de Información Financiera (UFI). Estamos inscriptos en ANSES, tenemos empleados en relación de dependencia”.

“Lo que le llama la atención a Stolbizer, como política paga que siempre fue, es que la mayoría o casi la totalidad de las actividades que realizamos –encuentros, seminarios, charlas, conferencias– son todas gratuitas. Quienes lo llevan adelante lo hacen por compromiso militante. Quienes trabajamos allí lo hacemos ad honorem”, agregó.

En sintonía con las explícitas declaraciones de Parrilli, el comunicado del Instituto Patria, en sus últimas líneas, termina de sintetizar los intereses que se diluyen detrás de la denuncia de la diputada: “En momentos en que el pueblo necesita hacer visibles sus problemas generados por la aplicación de políticas que deterioran su poder adquisitivo, eliminan puestos de trabajo, achican a la economía, restringen la soberanía, y nos endeudan por varias generaciones, la diputada Stolbizer dedica su tiempo y el espacio que generosamente le dedican algunos medios a hacer el trabajo sucio que ni el gobierno de Mauricio Macri se anima a realizar”.