República vaciada: Garro busca “recaudar por cualquier medio”

República vaciada: Garro busca “recaudar por cualquier medio”

La República de los Niños no se salva del tsunami macrista. Ya no hay tren, el barco se hunde y se cerraron los juegos mecánicos, fuente de trabajo para más de cuarenta familias. Desde la oposición denuncian “irregularidades”. El fin de las actividades formativas y solidarias.

3141
0
El trencito de la Repu, descarrilado. Episodio que precedió los despidos

Por Fernando M. López 

Desde que Julio Garro echó a los cooperativistas que realizaban tareas de barrido y limpieza en la ciudad de La Plata para beneficiar con un millonario contrato a la empresa de recolección de residuos Esur, muchas áreas del Gobierno municipal sufrieron las políticas vaciadoras del intendente, como aquellas vinculadas a la cultura, los derechos humanos y la asistencia a víctimas de la violencia de género.

En esta fuerte avanzada macrista, la República de los Niños no fue la excepción. Garro dejó en claro desde un primer momento que su objetivo con el predio inaugurado por Juan Domingo Perón el 26 de noviembre de 1951 no era la formación, educación y recreación de los más chicos, sino tan sólo la recaudación monetaria, y hasta llegó a hablar de un eventual acuerdo con Disney.

“Cuando despidieron a los trabajadores en diciembre, entre ellos estaba el maquinista del tren de la República, al que reemplazaron con un joven de veinte años que no tenía ni idea de lo que estaba haciendo y apuraba los viajes para recaudar más. El tren terminó descarrilando con cuarenta personas a bordo y hubo heridos. De milagro no ocurrió una tragedia fatal”, recordó a Contexto el concejal Gabriel Bruera (FpV-PJ).

Tras ese episodio, Garro no sólo clausuró el tren, sino también el histórico barco y los juegos mecánicos. El tren nunca volvió a funcionar y el barco se hunde poco a poco en las aguas del predio de 53 hectáreas, pero la empresa concesionaria de los juegos, Parque de la República SRL, recurrió a la Justicia y obtuvo una cautelar que le permitió volver a sus actividades por un plazo de tres meses.

Una de las propietarias de la firma, Gabriela Sangres, explicó que, apenas asumió la nueva gestión, les cambiaron las condiciones contractuales; suspendieron las entradas gratuitas que exigían gobiernos anteriores para hogares, comedores, escuelas y otras instituciones; y, finalmente, en febrero las cerraron.

“Con la cautelar, intentamos por todos los medios poder llegar a un acuerdo con el intendente para mantener los 28 juegos y las fuentes de trabajo, pero nunca nos recibió ni nos dio una respuesta a través de sus funcionarios, así que después del Día del Niño tuvimos que empezar a desarmar. Lo único que hizo el municipio fue poner un inflable y un toro mecánico, mientras impulsaba una operación mediática para ensuciarnos de una manera espantosa”, indicó a este medio.

Sangres se refirió así a una nota publicada este domingo en el portal Realpolitik, donde los acusaban de tener “una serie de negocios en negro, que habría llegado a incluir la distribución ilegal de sobres de dinero”.

“Esta empresa siempre cumplió con su contrato y mantiene tanto su personal como su facturación en blanco, con una carga impositiva del 29% de las ganancias, con los cuarenta y dos empleados y sus respectivas cargas sociales. Ello, sumado al gran costo operativo y de mantenimiento de la maquinaria. El canon anterior era de 11 mil pesos, con más de 22 mil gratuidades para carenciados exigidas por los Gobiernos anteriores. Este Gobierno manifestó no interesarle la acción social sino la recaudación y lo elevó a 30 mil mensuales sin gratuidades”, detallaron desde Parque de la República SRL en un comunicado.

Bruera coincidió en que la intención de Garro con la República de los Niños es “recaudar por el medio que sea”, denunció que el Ejecutivo municipal no responde a los pedidos de informes del Concejo Deliberante por las “irregularidades permanentes” que se advierten desde el 10 de diciembre y alertó sobre una posible “privatización”.

“Un predio que fue pensado por Perón y Evita como un parque temático de la democracia no se puede ver desde el punto de vista privatizador”, afirmó el concejal, y repudió que actualmente no esté funcionando el “Gobierno Infantil”, ni las actividades “sociales, educativas, culturales y de derechos humanos” que eran habituales antes del cambio de Gobierno.

Cuando Perón encabezó la inauguración en 1951, dejó el siguiente mensaje: “Que en esta República de los Niños aprendan los Argentinos a ser justos, libres y soberanos, para que nunca puedan aceptarse la explotación de los hermanos, la sumisión económica y el vasallaje político”.

Cuatro años después, se producirían los bombardeos sobre Plaza de Mayo y el golpe de Estado de la “Revolución Fusiladora”. Los militares y civiles que derrocaron a Perón desmantelaron todos los programas de formación democrática que tenía la República de los Niños, y hubo que esperar hasta 1983 para poder restablecerlos. Hoy, Garro parece seguir la misma línea de los usurpadores del 55.


 

COMPARTE