Por Alejandro Palladino

La Orquesta de La Plata estuvo el domingo por la noche en el programa de televisión “Economía Política” del periodista Roberto Navarro, como un paso más para hacer visible su situación: después de 52 años y con reconocimientos y premios en su haber, la gestión local le dio la espalda, sin hacerse cargo de su mantenimiento.

Como respuesta a la aparición de la orquesta en la TV nacional, ayer por la mañana dos portales –diario Hoy y Cadena BA– publicaron notas en las que ponen el ojo en el dinero que figura en un documento de convenio que entregaron los músicos a Garro para explicar los montos necesarios para la continuidad de sus tareas, dejando de lado el principal reclamo de la orquesta: su reincorporación como trabajadores municipales.

En segundo término, las notas niegan el rotundo acompañamiento que amplios sectores del Concejo Deliberante le dieron a la orquesta para que se apruebe un anteproyecto de ordenanza que presentaron en abril y que fue postergado en la Comisión de Cultura desde aquel entonces hasta hace quince días, cuando pasó a la de Hacienda.

Sin dar ningún nombre ni apellido como fuente, los medios mencionados dicen haber consultado a funcionarios municipales, quienes describen sus diferencias con los músicos, haciendo hincapié en los montos y en la falta de respuestas que reciben de ediles del Concejo Deliberante de La Plata.

Contexto consultó a Sebastián Prusak, violinista y delegado de la Orquesta, quien desmintió ambas informaciones infundadas e interpretó la aparición de las notas a pocas horas de su salida en la TV como “una respuesta para contrarrestar la movida de anoche”, en referencia a la difusión de alto alcance que le dio Navarro al conflicto, que se había mantenido en la órbita platense.

En lo que va de 2016, la Orquesta llevó a cabo cuatro medidas de protestas, todas ellas consistentes en hacer música en la vía pública. Creada en 1963, funcionó dentro del municipio hasta 1994, cuando durante la gestión de Julio Alak siguió dependiendo de él aunque sus músicos dejaron de integrar la planta permanente. Desde ese momento hasta diciembre de 2015, cobraban mediante un subsidio de la Fundación Ciudad de La Plata, incluso con Bruera.

Prusak resaltó el verdadero sentido de las reiteradas medidas de protesta, la última el jueves pasado, cuando los músicos tocaron frente al Palacio Municipal. “Pedimos la reincorporación de la Orquesta al municipio”, y agregó que “los números se pueden hablar”, pero están subordinados al primer reclamo. En los ocho meses que lleva Garro, el intendente se negó a cada una de las reuniones solicitadas por los músicos.

El diario Hoy dice que “desde el entorno del intendente Julio Garro hicieron referencia al subsidio mensual por $1.029.500”. Y cita sin nombre a un funcionario municipal: “Estamos hablando de más de $12 millones al año; de casi $43.000 por mes para cada uno de los 24 músicos, por cuatro días de trabajo al mes”.

En la misma línea, el portal Cadena BA citó a una fuente fantasma que dice: “El contrato del 2015 era de 230.000 pesos por mes; pero ahora quieren llevarlo a 1.000.000 por mes, cada músico pretende ganar alrededor de 60.000 pesos por mes”. Y agrega, negando la principal consigna de protesta de los músicos: “No aceptaron ser contratados directamente como empleados municipales porque el sueldo municipal para ellos es escaso”.

Prusak afirmó que el convenio que fue entregado a Garro detalla que ese millón no es sólo para los sueldos, sino también para los insumos necesarios: “El convenio es un pedido para su renovación en el que nosotros entregamos la propuesta para jerarquizar el organismo y darle el relieve artístico que tiene que tener para equiparar a la Orquesta de Cámara de La Plata con los demás organismos orquestales del país”.

La Orquesta de La Plata recibió el premio Konex, otorgado a pocos organismos de su índole a nivel nacional. A su vez, en abril de este año, la concejala del FpV Nacional y Popular, Florencia Saintout, presentó en el Concejo Deliberante un proyecto para declararla Patrimonio Cultural Intangible, al tiempo que propuso que su fundador y director, Roberto Ruiz, sea reconocido con el título de Ciudadano Ilustre de la ciudad.

Prusak también desmintió que los sueldos sean de 60 mil pesos. “El sueldo más alto de la Orquesta es el del primer violín, que asciende a 21.500 pesos”. Y detalló para qué se requiere el dinero que no va a los sueldos: “Ese millón se usa para contratar solistas de jerarquía internacional, el alquiler de instrumentos que no son propiedad de la orquesta, el alquiler de materiales de editoriales (partituras y sus derechos), monotributos, mantenimiento de instrumentos, la ropa que llevamos a los conciertos y los aguinaldos”.

Amplio apoyo entre los concejales

Cuando se desató el conflicto y Garro no daba ninguna muestra de contribuir a incluir a la Orquesta, los músicos acudieron a distintos bloques de concejales, quienes, con sus diferencias, no estuvieron del todo de acuerdo en el aspecto económico pero sí en cuanto a la reincorporación de los músicos como municipales. Incluso fueron los ediles quienes propusieron a la Orquesta la elaboración del anteproyecto de ordenanza.

“Contamos con el apoyo incondicional de todo el bloque del FpV, tanto en su rama bruerista como la de Saintout” sostuvo Prusak. Contamos con la reciente aprobación de la Comisión de Cultura: Rollié, Sanguinetti, Krakover, Saintout. También nos han dado su apoyo Oscar Vaudagna, Farroni, Crespo y Cardozo”.

“Los que se oponen a esto son Julio Garro, Fernando Ponce (presidente del Concejo Deliberante) y Gustavo Silva (secretario de Cultura). La voluntad política que tienen es dilatar el anteproyecto o mantener la Orquesta por dos pesos”, cerró Prusak.