“Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo, porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente”, dijo el músico Gustavo Cordera el lunes 8 de agosto en una actividad de la escuela de periodismo TEA Arte. Jonatan Dalinger, estudiante que presenció la charla, compartió su sorpresa en sus cuentas de redes sociales y se produjo un repudio en cadena que incluyó la suspensión de dos recitales con fecha confirmada y múltiples debates en los medios de comunicación que pusieron en cuestión la naturalización de la violación.

Las palabras textuales del músico fueron inequívocas: “Es una aberración de la ley que si una pendeja de dieciséis años con la concha caliente quiera coger con vos, vos no te las puedas coger”, agregando que a Cristian Aldana –cantante de El Otro Yo acusado de violación– le quieren sacar plata y que el adulto no es responsable de una relación con una menor de trece años. También sumó: “Si yo tengo algo bueno para darte, puedo desvirgarte como nadie en el mundo”.

El viernes siguiente, sesenta periodistas mujeres, travestis, lesbianas y varones realizábamos nuestro 11º Encuentro Nacional en la Ciudad de Buenos Aires, a diez años de la creación de este foro de periodismo no sexista.

Hubo quien recordó la soledad de aquellos primeros años en que la perspectiva de género en la comunicación distaba mucho del sentido común. La respuesta a las expresiones machistas y violentas de Cordera es un modo de confirmar la incidencia de un trabajo sostenido que, impulsado por legislación y políticas públicas igualitarias, deja anacrónicas las miradas patriarcales.

La periodista de Télam Carolina Balderrama expresó: “En lo personal debe ser el séptimo año que estoy participando de la Red PAR y cada encuentro sirve para dar debates, reafirmar la pertenencia y conocer a nuevas y nuevos integrantes. Y trazar y diseñar las estrategias para recrear espacios colectivos en momentos en que nuestra profesión está siendo blanco de precarizaciones, despidos, persecusiones, censura. En este escenario reafirmamos la agenda originaria de PAR de hace diez años que es romper con los estereotipos sexistas de las mujeres en los medios y la oportunidad de ampliar e incorporar todo lo que han sido los avances en los derechos de estos últimos 12 años que nos han permitido dar debates sobre otras masculinidades, el movimiento lgtb y poner eso en discusión en los discursos sociales que es nuestra especificidad. Nos planteamos nuevos desafíos acerca de cómo sostener en estos momentos nuestras agendas, cómo compartirlas y potenciarlas. Creo que una gota de arena en la libertad de Belén la puso la Red PAR y quienes la integramos, así que a seguir con las luchas y los sueños y a no perder la alegría.”

Los despidos, las presiones y la censura se repiten en los relatos de trabajadoras y trabajadores de prensa de todo el territorio, tanto en medios públicos como privados. Balderrama propone: “como río subterráneo, dice Eduardo Galeano, si no podemos publicar en los medios en los que trabajamos será en otros, pero la comunicación popular con perspectiva de género y derechos humanos continúa sin parar y va por todos los espacios en donde la lucha encuentra su lugar”.

Amanda Alma, periodista lesbiana, cronista de Radio Nacional, sostuvo que la Red “ha consolidado la inserción y el desarrollo de las regiones para fortalecer el carácter federal, nos hemos solidarizado con las luchas y con las denuncias contra la justicia patriarcal y machista. Nos hemos solidarizado por el ataque sufrido por nuestra colega Cynthia García, y también en defensa de la continuidad de las políticas de la Defensoría del Público. En este encuentro hemos incorporado la perspectiva y la experiencia de vida de las personas travestis, con la incorporación de la periodista Casandra Sandoval y la exigencia de justicia para la colega Diana Sacayán. Estos días nos han fortalecido, nos han generado mejores vínculos en lo personal y en lo profesional frente a un panorama que va cercenando las voces de las mujeres en los medios y el impacto que tiene la suspensión de la Ley de Servicios en Comunicación Audiovisual. Más allá de este panorama desalentador, nosotras, nosotros, nosotres seguimos redoblando nuestro esfuerzo por una comunicación no sexista”.

Graciela Collantes, integrante de la Asociación Argentina de Mujeres por los Derechos Humanos (AMADH) refirió: “Celebramos todo lo alcanzado en materia de Derechos Humanos con el compromiso de seguir sumando trabajo para terminar con las desigualdades y la violencia machista. El acuerdo es seguir insistiendo en las políticas públicas ausentes para contener a las mujeres que están atravesadas por distintos tipos de violencia institucional, machista, precarización en el trabajo, también se habló de las mujeres en situación de explotación sexual, prostitución, trata de personas, el compromiso por la legalización del aborto y el sostenimiento de nuestra agenda contra viento y marea”.

Red PAR en su décimo aniversario

Trabajadoras y trabajadores de prensa de todo el país expresamos nuestra alarma por la creciente precarización laboral, la pérdida y cierre de fuentes de trabajo; situación que se agudiza por la coyuntura política local, nacional y regional.

Exigimos que se esclarezca el ataque intimidatorio sufrido por nuestra colega e integrante de PAR, Cynthia García.

En el contexto actual se pone en riesgo el pleno ejercicio del derecho humano a la comunicación, amenazado por los efectos de los decretos de necesidad y urgencia que suspendieron parcialmente la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual a partir de diciembre de 2015. Reclamamos el respeto a esta ley, producto de 20 años de discusión democrática –de cuya elaboración fuimos parte, que condena la cosificación de las mujeres, los estereotipos en los medios de comunicación, y la violencia simbólica y mediática.

Advertimos sobre la pérdida de espacios y el silenciamiento de voces de periodistas que trabajamos con enfoque de géneros, lo que afecta la visibilización de problemáticas que con esfuerzo mantenemos en agenda.

Alzamos la voz como parte del movimiento de mujeres y feminista que reclama el derecho a vivir una vida libre de violencias, el derecho al aborto legal, denuncia la existencia de redes de trata y explotación sexual, y la justicia machista; exige al Estado que garantice los derechos conquistados e implemente políticas públicas que erradiquen la brecha de desigualdad imperante. Demandamos la paridad y el acceso de mujeres a lugares de toma de decisión en todos los ámbitos.

Exigimos la libertad para Belén, condenada a 8 años de prisión por haber sufrido un aborto espontáneo, y justicia por el travesticidio de la periodista Diana Sacayán.

A 10 años de la creación de nuestra RED, celebramos los logros alcanzados y ratificamos los objetivos de nuestra agenda en defensa irrestricta de los Derechos Humanos.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 13 de agosto de 2016
XI Encuentro Nacional de PAR – Periodistas de Argentina en Red – por una comunicación no sexista.