Por Roberto Álvarez Mur

La crisis que atraviesan las cooperativas de trabajo desde la llegada del macrismo al poder no muestra señales de alivio. Alrededor de trescientos desocupados manifestaron ayer su descontento frente a las puertas de la Municipalidad de La Plata y de los ministerios provinciales de Planificación y de Desarrollo Social. La jornada de protesta que se inició hacia el mediodía continuó hacia las primeras horas de la tarde. Al final de la jornada, llegó una instancia de diálogo con las autoridades locales, pero la respuesta fue un “no” rotundo.

La actividad fue impulsada desde la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), corriente que se encuentra en plena tarea de agrupar al sector de trabajadores de la economía social y popular.

“Cuando por fin pudimos llegar a una instancia de que reciban a una comisión de la CNCT, la respuesta que nos dieron fue que ellos ‘no nos pueden buscar trabajo a nosotros’. La respuesta fue que no es un problema que los ocupe a ellos”, expresó a Contexto Lorena Baum, una de tantas trabajadoras convocadas a la jornada donde se exigió tanto al municipio como al Ejecutivo provincial y nacional un plan inmediato de reactivación de la actividad paralizada desde la llegada de Cambiemos al poder.

“La parte más dura fue en la Municipalidad, donde nos plantearon básicamente que al Estado no le corresponde darnos trabajo.”

“Sin embargo, no hubo ninguna explicación de cuál va a ser el mecanismo para que el municipio y el Estado en general vayan a incluir a toda la gente que dejaron afuera este año”, añadió Baum.

“No sabemos qué es lo que se está haciendo desde las nuevas autoridades del Estado. Necesitamos respuestas, porque hay un nivel de exclusión muy grande de este sector, en especial acá en La Plata”, agregó.

Desde diciembre del año pasado se suspendieron los certificados de obra de programas de construcción de viviendas, como el Socio Comunitario, dejando sin ingreso a más de 35 mil trabajadores y 2.500 obras paradas, que contaban con un avance del 20% al 80% de ejecución.

Las cooperativas buscan acceder a programas y subprogramas de los ministerios de Interior y Obras Públicas, de Desarrollo Social y de Trabajo. Lo mismo sucede con el pedido de compras a cooperativas por parte del Estado, como se hacía en años anteriores y que permitía al sector un avance importante en encadenamientos productivos y redes sectoriales.

“Las cooperativas de producción alertan sobre una baja del 40% en las ventas de los últimos siete meses, debido a la caída del consumo interno y la apertura de las importaciones.”

“Las instancias de diálogo que intentamos establecer resultaron nulas. La parte más dura fue en la Municipalidad, donde nos plantearon básicamente que al Estado no le corresponde darnos trabajo”, dijo a Contexto Emanuel Insaurralde, referente de la CNCT, quien agregó que el plan de lucha de los coopertativistas continuará hasta recuperar los espacios de trabajo frenados.

“Esta es la única forma que encontramos de responder a estos casi diez meses de neoliberalismo instalado en Argentina. No vamos a volver a nuestras casas de brazos cruzados, porque hay miles de compañeros que necesitan trabajar de manera urgente”.

Asimismo, desde la CNCT expresaron: “Las cooperativas de producción alertan sobre una baja del 40% en las ventas de los últimos siete meses, debido a la caída del consumo interno y la apertura de las importaciones. Esto se ve agravado por el aumento de las tarifas de servicios públicos, luz, gas y agua, que oscila entre el 500% y hasta el 1.000% en algunos casos”.