Por Héctor Bernardo

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, inauguró la Escuela Militar Antiimperialista que llevará el nombre del ex presidente militar Juan José Torres. “Es nuestra obligación crear esta escuela que recupere ideológicamente nuestra identidad”, aseguró el mandatario.

“Con esta escuela queremos construir un pensamiento anticolonial y anticapitalista que vincule a las Fuerzas Armadas con los movimientos sociales y así­ contrarrestar la influencia de la Escuela de las Américas, que ha visto desde siempre a los indígenas como a enemigos internos. Se trata de contrarrestar el dominio político, cultural, económico y tecnológico del imperialismo estadounidense”, agregó.

Cabe recordar que la Escuela de las Américas fue creada por Estados Unidos y sirvió para la formación de gran cantidad de militares, que luego fueron parte de las peores dictaduras de la región. Entre ellos, se puede señalar al dictador argentino Leopoldo Fortunato Galtieri y al jefe de la Policía secreta (DINA) chilena durante la dictadura de Pinochet, el coronel Manuel Contreras: ambos responsables de enorme cantidad de muertes y desapariciones.

Según señaló la cadena de noticias TeleSur, el ministro de Defensa de Bolivia, Reymi Ferreira, aseguró que “el objetivo del centro es lograr que nunca más un militar boliviano dispare contra un civil, ni permita que extranjeros vengan y roben los recursos naturales del país”.

El sociólogo argentino Atilio Boron brindó una disertación como apertura de las clases de este nuevo espacio. A través de las redes sociales, Boron señaló: “Hoy se inauguró en Bolivia la Escuela Antiimperialista, alternativa a la siniestra Escuela de las Américas montada por Estados Unidos para formar a los dictadores de la región, enseñarles técnicas de lucha antisubversiva y torturas. La de Evo enseñará a luchar por la Segunda y Definitiva Independencia de los pueblos de Nuestra América. Tuve el honor de ser invitado a pronunciar la conferencia magistral de la Escuela”.

En diálogo con Contexto, la especialista en temas de geopolítica, estrategia y defensa nacional, integrante del Centro de Militantes para la Democracia Argentina (CEMIDA), Elsa Bruzzone, aseguró: “En momentos tan difíciles como los que estamos viviendo en la región, la apertura de una escuela de estas características es muy importante. La creación de este espacio tiene que ver con la CELAC, con la UNASUR y con este sueño de integración al que muchos aspiramos”.

La especialista indicó que “esta escuela se contrapone a la Escuela de la Américas y al Centro de Estudios Hemisféricos, que funciona en Washington bajo la órbita de la Universidad Nacional de Defensa de Estados Unidos, manejada por el Departamento de Defensa norteamericano. Desde 1997, se forman en esa escuela de Washington civiles que después vienen a ocupar las primeras líneas de los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa. Cuando en esos dos ministerios hay gente formada en el Departamento de Defensa de Estados Unidos, se está durmiendo con el enemigo”.

Bruzzone concluyó: “La Escuela de Militares Antiimperialista viene a reforzar la lucha por la integración, por la consolidación de la Patria Grande. Desde el CEMIDA celebramos la creación de un espacio como este. En estos momentos que vivimos en la región, la creación de este espacio es una luz de esperanza”.