Por Alejandro Palladino

Efectivos de la Policía Federal y la Prefectura reprimieron con carros hidrantes, empujones y patadas a jubilados nucleados en el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIJP) de la Corriente Clasista Combativa (CCC), cuando ayer al mediodía reclamaban en Puente Pueyrredón por un aumento de “emergencia” que supere el escaso incremento de apenas un 14,16% que anunció el Gobierno de Mauricio Macri la semana pasada mediante la ANSES.

Los jubilados cortaron un tramo del puente a la espera de la llegada de los medios para visibilizar el reclamo. “Voy a liberar el puente, se agotaron las negociaciones. No entienden razones”, dijo el jefe del operativo, dando la orden de reprimir.

“Nos dijeron que dejemos un carril, pero se ve que estaban apurados y nos quisieron correr de prepo a los empujones y patadas”, dijo a Contexto Mariano Sánchez, coordinador nacional del MIJP, quien detalló que muchos de sus compañeros terminaron heridos, aunque ninguno de gravedad.

CqBz0sPXgAAeXvbLa semana pasada, el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, dio a conocer el aumento del 14,16% a cobrar desde septiembre. Desde el MIJP señalaron que con el aumento del 15% en marzo y del 14% actual no basta para empardar la inflación, con haberes de 4.900 pesos. “Es un despropósito. Ni siquiera cubre la inflación, porque si fuera por la inflación nos tendrían que dar el 32%”, afirmó Sánchez.

“Han aumentado mucho los medicamentos, los alimentos, los alquileres. Casi que no alcanza ni para el alquiler. Es una situación que roza la indigencia para los jubilados. Vamos a seguir reclamando, porque no se puede seguir así”, agregó.

Nelba Salazar, integrante del MIJP, señaló que “recién en septiembre la jubilación mínima se va a 5.600 pesos, cuando la inflación anual fue del 47%”.

Tras la represión del lunes, liberaron a los productores platenses detenidos

El lunes por la mañana, y sin orden de ningún fiscal, según informaron los abogados de la Asociación de Medieros y Afines (ASOMA) –una entidad que nuclea a productores hortícolas del Gran La Plata y Berazategui–, la Policía reprimió con golpes y balas de goma a los productores hortícolas y sus familias que acampaban en el Parque Pereyra, en La Plata, en tierras destinadas para su vivienda y trabajo por un proyecto firmado el año pasado entre productores y el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Tras la represión llevada a cabo por un fuerte operativo, la Policía bonaerense detuvo a 48 personas, entre productores e integrantes de la Asociación de Medieros y Afines que los representa, quienes fueron conducidos a la fuerza hasta la Comisaría 5º de El Pato, por “resistencia a la autoridad”. Los abogados de ASOMA afirmaron que la Policía actuó de oficio sin órdenes superiores, y que entre los agredidos hay menores.

El motivo del acampe era un reclamo de los productores para que se ponga en práctica el proyecto productivo postergado por el Gobierno de María Eugenia Vidal, que fue promovido por los productores y aprobado el año pasado por la gestión anterior del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, para que la administración ceda trescientas de las setecientas hectáreas del Parque Pereyra propicias para trabajar la tierra y como espacio de vivienda para los beneficiarios, que no tienen otro lugar donde vivir y se encuentran apremiados por el tarifazo y el encarecimiento de los insumos para llevar a cabo su trabajo.

A cambio, los productores pagarían un canon. El proyecto fue avalado por la Universidad Nacional de La Plata y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS).

Para hacer cumplir el proyecto y luego de dar parte a la Fiscalía de Estado que atiende la administración del parque, los productores ocuparon el espacio en la mañana del lunes. Hacia el mediodía sufrieron la represión, por orden de la departamental de Berazategui, sin intervención del fiscal Riera, dijo a este medio Gustavo Orozco, prensa de ASOMA.

Tras las protestas llevadas a cabo por organizaciones sociales, políticas y de productores en distintos puntos de La Plata, la Policía bonaerense liberó en las primeras horas del martes a los detenidos.