Macri, el alfil de Washington contra el Mercosur

Macri, el alfil de Washington contra el Mercosur

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, acusó al presidente argentino de querer destruir ese espacio de integración. Dijo que el mandatario sigue el libreto de Estados Unidos y afirmó que tiene “una sordera arrogante”. Opina: Oscar Laborde.

1666
0
Por Héctor Bernardo
 
“Macri pretende la destrucción del Mercosur, atendiendo a un libreto desde Estados Unidos que lo lleva a cometer errores históricos”, aseguró Delcy Rodríguez, canciller de la República Bolivariana de Venezuela.
 
El presidente Mauricio Macri se ha transformado en pieza clave de lo que algunos consideran “la nueva Tiple Alianza”, la cual  integra el mandatario argentino junto al golpista Michel Temer, de Brasil, y al presidente paraguayo, Horacio Cartés (quien llegó al poder como consecuencia del golpe contra Fernando Lugo). 
 
Los tres presidentes, totalmente alineados bajo las órdenes de Washington, se han puesto como meta boicotear el normal desenvolvimiento del Mercado Común del Sur (Mercosur), y buscan todas las excusas posibles para impedir que Venezuela ejerza la presidencia pro témpore de ese espacio de integración.  
 
En ese marco la canciller venezolana aseguró: “Venezuela, respetuosa del derecho y en ejercicio pleno de la presidencia pro témpore del Mercosur, no permitirá su destrucción”
Rodríguez dijo aseguró en referencia al presidente Macri que  “su sordera oligárquica estimulada desde Washington le impide escuchar. Esa es la misma sordera arrogante que no le permite escuchar al pueblo argentino, hoy sumido en la desesperanza de un gobierno neoliberal y antidemocrático”,
 
En diálogo con Contexto, Oscar Laborde, director del Instituto de Estudios de América Latina de la Central de Trabajadores Argentinos (IDEAL-CTA), afirmó: “La intención de Estados Unidos, inmediatamente después del ‘No al Alca’, era provocar fisuras dentro de ese proceso de integración que estaba creciendo, y en el que el Mercosur era clave. Al poco tiempo se sumó al Mercosur Venezuela y después pidió su ingreso Bolivia. Los tres pilares de la integración eran Venezuela, Brasil y Argentina. Por eso Estados Unidos hostigó durante todos estos años a esos tres países y el triunfo electoral de Macri en Argentina le permite introducir dentro del Mercosur el huevo de la serpiente”. 
 
Laborde recordó que “durante la campaña electoral Macri había pedido la libertad de Leopoldo López, un golpista confeso que fue juzgado y condenado por la Justicia venezolana. Después de eso sugirió la separación de Venezuela del Mercosur. Posteriormente, decidió no ir a la Cumbre de la Celac. El presidente argentino y la canciller Malcorra no dijeron nada ante el golpe parlamentario contra Dilma Rousseff, y tuvieron  gestos muy concretos de acercamiento a la Alianza del Pacífico”.
 
“Hay una clara intención de desmembrar el Mercosur y anular a la Unasur y la Celac. Es una preocupación para toda la región y, especialmente, para todos los argentinos que vemos que el gobierno está suplantando un modelo que había funcionado, el modelo intrarregional, por uno que todavía no está definido. Desmembrar el Mercosur es muy grave para Argentina porque el comercio con Brasil es muy grande, Venezuela es un país que nos compra mucho y nos vende poco, por lo que éramos muy beneficiados, y esto frena la posibilidad de aumentar el comercio con Bolivia, que es un país que económicamente está prosperando. Esto va a generar graves daños en la economía argentina”, aseguró.
 
Laborde afirmó que “la ofensiva contra los gobiernos populares fue pergeñada por Estados Unidos e implementada por las derechas locales, que usaron como una de sus principales armas a los medios de comunicación. A eso hay que sumarle el accionar en ocasiones del Poder Judicial y en otras del Poder Legislativo. Eso es un modelo, una matriz de acción”.
 
Por último, y en relación a la rapidez de este avanzada de la derecha, el analista aseguró: “El temor de la derecha es que este ciclo conservador sea breve, por eso se esfuerzan por tratar de enterrar este tipo de integración rápidamente, porque hay posibilidades concretas de que Fernando Lugo vuelva a ser el presidente de Paraguay; dado el alto repudio que hay contra Michel Temer, es posible que en Brasil se pueda votar antes y que gane Lula Da Silva, y la experiencia indica que en Argentina, más temprano que tarde, va a haber un nuevo gobierno popular. Por eso están tan apurados en concretar estos cambios”.
COMPARTE