Movilización y rechazo a la domiciliaria para Etchecolatz

Movilización y rechazo a la domiciliaria para Etchecolatz

Organismos de derechos humanos, gremios y agrupaciones estudiantiles concentraron frente al edificio de los Tribunales Federales de La Plata. El Tribunal Oral no discutirá la resolución hasta el viernes. 

527
0

 

Por Roberto Álvarez Mur

“Nunca pedimos venganza, pero decimos no a la reconciliación con los genocidas y sus cómplices”, dijo la Madre de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, frente al edificio de los Tribunales Federales de La Plata, donde una manifestación rechazó el pedido de prisión domiciliaria del genocida condenado Miguel Osvaldo Etchecolatz, vinculado con la desaparición de Julio López.

La convocatoria fue impulsada desde Abuelas de Plata de Mayo, Asociación Ex Detenidos Desaparecidos, APDH de La Plata, HIJOS La Plata, Liga Argentina por los Derechos del Hombre y CTA Autónoma de la Provincia de Buenos Aires, la ocasión fue acompañada por decenas de agrupaciones estudiantiles y políticas, que concentraron en la esquina de 8 y 50, donde el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 (TOF 1) debía resolver el pedido del genocida. Sin embargo, la decisión se postergó para el próximo viernes, porque no fueron designados a tiempo los jueces subrogantes que faltan para completar la integración del tribunal, confirmaron a Contexto fuentes judiciales.

A fines de julio el Tribunal -con votos de los jueces subrogantes Germán Castelli y Jorge Michelle-, había otorgado al represor condenado en tres juicios a perpetua la prisión domiciliaria argumentando cuestiones humanitarias por su edad (87 años) y problemas de salud. Pero la medida no se efectivizó porque el prisionero està condenado e imputado en varias causas.

“El aspecto humanitario de estos argumentos tienen que ver siempre con el tipo de delito cometido por la persona. La prisión domiciliaria se puede otorgar cuando el delito no es de la gravedad extrema como los crímenes de lesa humanidad”, dijo a Contexto, el abogado querellante de Abuelas de Plaza de Mayo La Plata, Emanuel Lovelli.

Lovelli: “esta clase de pedidos, muy divulgados en las editoriales del diario La Nación, están siendo mucho mejor recibidos en este nuevo escenario político. Pero hay obligaciones con la comunidad internacional para que hayan condenas y que sean efectivas”.

“Es obvio que esta clase de pedidos, muy divulgados en las editoriales del diario La Nación, están siendo mucho mejor recibidos en este nuevo escenario político. Pero aquí hay de por medio obligaciones con la comunidad internacional para que hayan condenas y que sean efectivas”, explicó el abogado y agregó: “Creemos que es de una gravedad extrema que un criminal clave de lo que fue la dictadura argentina pueda estar cumpliendo su condena, teniendo en cuenta que los informes médicos dicen que puede cumplir su condena como cualquier condenado en prisión. Esta situación es un mal antecedente para próximos pedidos similares para otros genocidas condenados”.

Hacia las diez de la mañana de ayer el integrante de Justicia Ya y la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos La Plata, Carlos Zaidman, abrió el acto y aseveró: “Este grupo de organismos que convocó hoy aquí hace un llamado muy serio a la Justicia, ya que esta posibilidad para que este genocida, culpable demostrado en juicios, vuelva cómodamente a su chalet de Mar del Plata implica un mancha muy grande en la continuidad de los juicios a los genocidas”.

El sobreviviente de la dictadura cívico militar añadió: “Esta situación se da en un marco de avance de la Justicia no sólo sobre los juicios, sino que hay un avance de la Justicia contra todos los sectores populares”.

Por su parte, la referente de Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, aseguró: “Seguimos luchando. Nosotros no pedimos venganza. Los pasos que dimos fueron pasos legales. Y los crímenes que hubieron en la Argentina son de lesa humanidad, que no prescriben con el tiempo. Sólo con la Justicia y la cárcel efectiva y perpetua se va a lograr un camino posible”.

“Vamos a seguir diciéndole no a la reconciliación, a los genocidas y a sus cómplices. Y además, en el caso de Etchecolatz, quien pretendió burlarse de estos juicios. Pero él va a seguir del lado de los presos como corresponde. Nos queda mucho por hacer para terminar con la impunidad”, finalizó la Madre.

IMG_510

Entre los principales voceros de la convocatoria, también se encontró Guadalupe Godoy, abogada querellante en representación de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Godoy se explayó sobre la gravedad de la situación en el actual escenario: “Lo que se busca con este pedido de prisión domiciliaria es dar un golpe simbólico contra los juicios. Sabemos el símbolo que representan estos procesos judiciales para el campo popular, y el Poder Judicial también lo sabe. Así como en La Plata se reclamó durante 40 años Juicio y Castigo, hoy estamos acá para demostrar que ese reclamo sigue vigente. A pesar de que sabemos de ellos son tan permeables a los cambios políticos que hoy se quieren dar el lujo de que volvamos a hacer juicios con los genocidas en sus casas”.

“Lo que se busca con este pedido de prisión domiciliaria es dar un golpe simbólico contra los juicios. Sabemos el símbolo que representan estos procesos judiciales para el campo popular, y el Poder Judicial también lo sabe”, dijo la abogada Guadalupe Godoy.

En tanto, el Premio Nobel de la Paz presidente de la Comisión Provincial por la Memoria, Adolfo Pérez Esquivel, tomó la palabra y señaló: “Estos criminales tienen que cumplir condena en la prisión. Tenemos que estar unidos en la diversidad, y tenemos que estar unidos en la búsqueda de la verdad y la justicia. Hay que resistir y decirle a este Gobierno que no se equivoque. Decirle con claridad que el pueblo está de pie y va a resistir contra cualquier tipo de impunidad”.

En esa misma línea, el abogado integrante de Justicia legítima, miembro de H.I.J.O.S, Julián Axat, dijo a Contexto: “Como querellante en las causas, estoy viviendo esto como un retroceso muy grande a nivel social. Sobre todo porque Etchecolatz representa uno de los primeros condenados de delitos de lesa humanidad y representa, a mi entender, uno de los símbolos más importantes en términos de condenas. Pesan sobre él varios procesamientos y prisiones preventivas”. El abogado añadió: “En este momento político, en vez de estar pensando en que estas condenas sean cada vez más efectivas, estamos viviendo la posibilidad de que Etchecolatz quede en libertad. No puedo dejar de leer esta situación en un marco político donde el retroceso se dan en varios ámbitos, tanto en derechos humanos, como en la economía y en el trabajo”.

En caso de concretarse el arresto domiciliario, tanto las víctimas como la Fiscalía tienen la posibilidad de presentar una apelación ante la cámara nacional de casación y continuar con la discusión. “Aquí hay un factor grave que es la causa de Julio López; si Etchecolatz queda en libertad a diez años de la desaparición de Julio López sin saber nada de su paradero, estamos generando un peligro muy grande sobre las víctimas como Julio López”, dijo Axat.

Luego de horas de espera, el tribunal de Casación no designó aún a los jueces subrogantes para el tratamiento del pedido de domiciliaria. Ante la insuficiencia de jueces requeridos, se tendrá que resolver en los próximos días cómo continuará la resolución.

COMPARTE