Por Héctor Bernardo
En el marco de la discusión de la reforma de la Ley electoral, tras un proyecto que fue enviado por el Ejecutivo y que intenta poner en práctica el voto electrónico y cuestiona la forma de financiamiento de los partidos políticos, una grupo de ONG vinculadas a Cambiemos y con financiamiento de organismos de estrechos lazos con las Agencia de Inteligencia de Estados Unidos organizaron un seminario en el Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación.
Como una de las figuras principales del seminario la ONG Argentina Elige, convocó a Samuel Issacharoff, asesor financiero de Barack Obama durante las campañas presidenciales de 2008 y 2012.
Issacharoff  se mostró totalmente alineado con el proyecto enviado por el presidente Macri. Se expresó a favor del voto electrónico, en contra de las primarias abiertas y criticó duramente la forma de financiamiento de los partidos políticos argentinos asegurando que “promueve a los caudillos”.
Los medios macristas como Clarín destacaron la figura de Issacharoff como especialista, sin hacer referencia alguna al carácter ultraliberal de su pensamiento. En una entrevista dada a Infobae en relación con el control sobre quien financia a los partidos políticos, el exasesor de Obama aseguró: “No se le debe dar demasiado control al Estado porque siempre hay un riesgo”.
La posibilidad de jaquear el sistema de voto electrónico ha sido demostrado por varios especialistas, pero eso poco parece importar a los grandes medios, las ONG y a los asesores norteamericanos.
Entre los integrantes de Argentina Elige, la ONG que organizó el seminario, se pueden encontrar apellidos como Bagó, Blaquier o Braun. Varios de los miembros de esta entidad,  que hoy parecen preocuparse por el dinero que reciben los partidos políticos, fueron aportantes de Cambiemos durante la campaña presidencial de 2015.
Otra de las ONGs que impulsa la reforma electoral y que participó del seminario es el Centro de Implementación de Políticas Pública para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) que durante el año 2015 recibió 1.400.000 pesos de la Fundación Nacional para la Democracia (National Edowment for Democracy – NED), uno de los brazo financieros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.
Hasta diciembre de 2015 el director de CIPPEC fue Fernando Straface, quien hoy se desempeña como funcionario del PRO en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Quien se transformó en la nueva directora de la ONG en remplazo de Straface es Julia Pomares quien también integra de Argentina Elige.
La intención de imponer el modelo electoral norteamericano está en marcha. La democracia que es reivindicada por los medios de comunicación liberales y por la ONG financias por Estados Unidos es la que se plasma el proyecto de Cambiemos: la democracia donde las personas negras tuvieron prohibido el voto por casi 200 años; donde las elecciones se hacen los días martes, lo que impide que muchos trabajadores puedan participar; la democracia en la que difícilmente se supera el 50% de participación, la democracia en que el bipartidismo entre demócratas y republicanos le garantiza a las corporaciones el control total de los candidatos; la democracia en el que el poder de lobby hace que proyectos como la cobertura de salud universal propuesta en la campaña de Obama nunca puedan llegar a materializarse.
Esa es la democracia que se que quiere imponerse en Argentina, una democracia hecha a imagen y semejanza de los poderes concentrados de la economía y de sus esbirros.