La unión hace la fuerza

La unión hace la fuerza

La importación y el alza de costos pone en jaque el funcionamiento de las pequeñas editoriales nacionales e independientes. Referentes del sector buscan conformar una red local para potenciar los reclamos y defender la actividad.

353
0

Por Leandro Gianello

Las editoriales platenses son un sector sensible al aumento de costos fijos, que, si bien aún no acusó el impacto en forma directa, experimenta incertidumbre sobre su futuro debido a las nuevas políticas comerciales macristas que promueven el ingreso de material importado.

Anticipándose al panorama, los protagonistas de este mercado de buenas ventas a nivel regional y con fuerte presencia en el interior del país mediante la distribución postal buscan aunar posiciones para conformar una red que enfrente las problemáticas que tienen.

En este sentido, ya se avanzó con una primera reunión en la que participaron referentes de la actividad y la Editorial de la Universidad Nacional de La Plata, durante la cual se expusieron las dificultades que las pequeñas editoriales enfrentan desde que las reglas de juego cambiaron y la crisis económica se agudizó.

La red comunitaria de editoriales es una estructura necesaria para poder plantear las demandas en forma conjunta y avanzar en el marco de negociaciones por fuera de las cámaras o asociaciones que ofrecen ventajas generalmente sólo a los grandes jugadores.

Eric Schierloh, miembro de la editorial Barba de Abejas, una de las siete que participaron de la reunión del lunes pasado convocada por la concejala Florencia Saintout, indicó a Contexto que la idea de la red se basa en una propuesta de ordenanza que intenta resolver ciertas cuestiones que atañen su funcionamiento colectivo para “nuclear las potencialidades”.

“Esperamos sumar más gente y editoriales regionales para avanzar con un proyecto de Ordenanza más orgánico y consensuado, ya que es beneficioso para todos”, dijo Schierloh.

“Se busca compartir un espacio no sólo físico, como en ferias de editoriales, sino aumentar nuestra presencia y, además, lograr un acuerdo de distribución” que sea por fuera de la Cámara del Libro para ahorrar costos, explicó Schierloh.

Por ejemplo, “queremos propiciar la distribución de libros negociando en forma conjunta todas las editoriales autogestivas con el Correo Argentino sin que la Cámara nos cobre un monto por ser simplemente miembro de la misma”, agregó el representante de Barba de Abejas.

“Esperamos sumar más gente y editoriales regionales para avanzar con un proyecto de ordenanza más orgánico y consensuado, ya que es beneficioso para todos”, aseguró Schierloh.

Una reunión, un proyecto

Florencia Saintout, referente del Frente para la Victoria Nacional y Popular en el Concejo Deliberante platense, participó de la reunión con representantes de editoriales platenses para avanzar en el proyecto de ordenanza sobre el desarrollo y la protección de la actividad.

El encuentro tuvo como objetivo conversar sobre distintas acciones destinadas a las editoriales y revistas independientes y autogestivas radicadas en la ciudad para  acompañar y promover su crecimiento.

A su vez, los representantes de las editoriales dialogaron sobre la situación actual que atraviesan y las principales problemáticas que enfrentan, en tanto que Saintout manifestó que las condiciones actuales para el desarrollo de proyectos editoriales “son más complicadas que hace un tiempo”.

Saintout: “las políticas del gobierno nacional impactaron en el sector tanto con la reapertura de las importaciones de libros, como con la devaluación”.

También se analizó el rol del Estado en la promoción del sector, la democratización de la lectura y la distribución de libros en La Plata. “Nos interesa desarrollar un diagnóstico compartido en base a la situación que están pasando las editoriales platenses para poder nutrir el proyecto de ordenanza”, afirmó la concejal.

“Nos parece sumamente importante el impulso cultural en nuestra ciudad”, destacó Saintout, quien también abrió la convocatoria para la construcción de un plan de trabajo colectivo que permita identificar las herramientas necesarias para el crecimiento de las editoriales de La Plata.

“Este año las políticas del Gobierno nacional impactaron en el sector tanto con la reapertura de las importaciones de libros, como así también con la devaluación, que provocó un aumento en todos los insumos y la maquinaria para la producción gráfica. Los tarifazos en el servicio eléctrico también encarecen el funcionamiento de las imprentas”, analizó Saintout al finalizar la reunión.


 

COMPARTE