Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Macri y Peña Nieto anunciaron la firma de “un tratado de libre comercio durante el año próximo”. Ese acuerdo pone en riesgo las fuentes de trabajo argentino. El presidente mexicano fue recibido con honores dentro de la Casa Rosada y protestas fuera de ella. Opinan: Carlos Aznárez y Lido Iacomini. 

2302
0
60122036. Davos, 22 Ene. 2016 (Notimex-Presidencia).- En el marco de sus actividades en el Foro Económico Mundial, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, sostuvo una reunión con su homólogo de la República Argentina, Mauricio Macri. En el que fue el primer encuentro que ambos mandatarios sostienen, dialogaron sobre el mutuo interés de fortalecer la relación bilateral en sus diversos aspectos. NOTIMEX/FOTO/PRESIDENCIA/COR/POL/ ???????5

Por Héctor Bernardo

El presidente Mauricio Macri recibió a su par mexicano, Enrique Peña Nieto, en la Casa Rosada. El mandatario argentino anunció la intención de los dos Gobiernos de firmar “un Tratado de Libre Comercio (TLC) durante el año próximo (2017)”.

La firma de un TLC con México, que el año pasado superó a España como potencia económica a nivel mundial, pone en riesgo las fuentes de trabajo argentino. La posibilidad de un intercambio sin restricciones entre dos economías tan desiguales podría destruir la industria argentina.

Sin embargo, el anuncio fue hecho con bombos y platillos por Macri, quien ve a su par mexicano como el modelo a seguir y la persona que le puede abrir la puerta de la Alianza del Pacífico.

En diálogo con Contexto, el Coordinador de la Comisión de Asuntos Internacionales de Carta Abierta y analista de política internacional, Lido Iacomini, señaló: “En el ámbito de las relaciones internacionales, Macri ha privilegiado a los países que integran la Alianza del Pacífico, que son personeros de neoliberalismo. Al mismo tiempo, marca un alejamiento de los espacios que Argentina apoyó durante los Gobiernos kirchneristas. Por eso, la firma de estos tratados internacionales muestra claramente hacia dónde quiere inclinar los vínculos de Argentina”.

“El desastre que significa el Gobierno de Peña Nieto, tanto en el tema de derechos humanos como en el de la corrupción, hace que para él este encuentro sea una bocanada de aire fresco a nivel internacional”, afirmó Iacomini.

Dos realidades

Mientras dentro de la Casa Rosada todo era elogios y aplausos para el presidente mexicano, en la puerta de la Casa de Gobierno las protestas se hacían cada vez más fuertes.

En su discurso, Peña Nieto afirmó: “Es una era en la que hoy trabajamos por consolidar nuestras democracias, por ser fieles defensores de las libertades humanas, de los derechos humanos y de combatir a las organizaciones criminales que tanto lastiman a la convivencia en nuestras sociedades”.

Si bien la realidad tiene elementos subjetivos, habría que ignorar por completo los elementos objetivos para aceptar el discurso del presidente mexicano.

Por un lado, en cuanto a derecho humanos, según publicó la cadena de noticias TeleSUR: “La Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) de México indicó que desde 2003 a la fecha han sido asesinados 47 alcaldes electos y en funciones, y que esta cifra se eleva a 79 si se consideran también a ex alcaldes que han perdido la vida de forma violenta, la mayoría de ellos a manos del crimen organizado”.

“El reporte de la Asociación de Alcaldes indica que la mayoría de estos ataques han sido obra de grupos del crimen organizado, y que se intensificaron desde 2012”, asegura el informe.

Los datos muestran que en México, sólo en los primeros meses de 2016, se asesinaron al menos a cinco periodistas. A esto se suman todas las desapariciones forzadas, secuestros y asesinatos de ciudadanos comunes.

La relación del narcotráfico con los entes estatales es más que conocida. El crimen de los 43 normalistas tiene como principales sospechosos a las bandas de narcotraficantes asociadas al Estado.

Por otra parte, en cuanto a lo social, los datos indican que el 54,4% de la población mexicana permanece en la pobreza y que el país azteca se encuentra entre los 25 países con mayor desigualdad. Otro indicador clave señala que, según el informe de Unicef sobre la pobreza y los derechos sociales de niñas, niños y adolescentes, de los 40 millones de niños mexicanos, al menos 21 millones viven en situación de pobreza.

El periodista Carlos Aznárez aseguró a este medio que “todo el día de hoy se convirtió en una jornada de repudio a la visita de Peña Nieto. Hubo muchos argentinos y argentinas junto con muchos mexicanos que convocaron a Plaza de Mayo primero y luego a marchar a la Cancillería. El repudio fue fuerte, aunque los medios hegemónicos intenten ignorarlo”.

“Peña Nieto es el representante de un narco-Estado. Los militantes mexicanos lo acusan de asesino, y tienen razón, porque él, como máxima autoridad del país, es el responsable de los hechos de Ayotzinapa. Fue su Policía, fueron sus esbirros los que secuestraron a los 43 normalistas que nunca aparecieron y de los cuales el Gobierno nunca les dio una respuesta a sus familiares. También es el responsable de la represión en Oaxaca que terminó con varios maestros muertos”, afirmó.

Por último, Aznárez señaló: “Peña Nieto vino a Argentina a hacer negocios con Macri. Para hablar de tratados de libre comercio con un hombre que es como él. Es decir, Peña Nieto es Macri, Macri es Peña Nieto, y los dos son Obama. Esto es parte de una política norteamericana que intenta subir a cuantos más se puedan a la Alianza del Pacífico, y Macri es un obediente y disciplinado alumno de Washington, por lo que ya ha anunciado que firmará los Tratados de Libre Comercio”.


 

COMPARTE