“El Bicentenario fue una fecha brillante con poco brillo”

“El Bicentenario fue una fecha brillante con poco brillo”

Gabriel Di Meglio, el historiador y ex guionista de la serie Zamba, analizó para Contexto los festejos por la Declaración de la Independencia que organizó la Casa Rosada. “Un no relato es un relato”, advierte.

1052
0

Por Contexto

“Negar la importancia del pasado puede tener consecuencias graves para una sociedad”. La frase es la que usó el historiador Gabriel Di Meglio al ser consultado por Contexto sobre los festejos oficiales del Bicentenario de la Declaración de la Independencia, los cuales serán recordados durante muchos años por el pedido de disculpas retroactivo de Mauricio Macri al Rey emérito de España por la insolencia de los angustiados protagonistas de la gesta de 1816.

“Que un presidente no hable con profundidad de la historia no está ni bien ni mal a priori. Yo no estoy de acuerdo con la línea del PRO de un desinterés por la historia”, amplió Di Meglio, quien llevó adelante una serie de reconocidas producciones en los canales Encuentro y PakaPaka, tanto como conductor como guionista.

Para Di Meglio, esa postura es “también es una decisión política” con la que se busca dar a entender que “mirar al pasado te deja en el atraso y que lo que hay hacer es mirar hacia el futuro”.

“Filosófica y políticamente estoy en contra de eso, porque creo que es fundamental transitar el pasado para venir hacia adelante. Desde mi punto de vista, es negar la importancia del pasado y eso sí puede tener consecuencias graves para una sociedad”, agregó.

Sobre los eventos realizador por Cambiemos para recordar los doscientos años de la fecha más importante de la historia nacional, Di Meglio consideró que fue “una fecha brillante con poco brillo”.

“Desde mi punto de vista, es negar la importancia del pasado, y eso sí puede tener consecuencias graves para una sociedad.”

“A nivel oficial, fue muy poco feliz que no haya habido presidentes de la región, que estuviera el Rey de España y ese ya conocido discurso de la angustia. Una cosa fue en 1910, cuando vino la Infanta de Borbón, que causó polémica pero era más entendible desde lo diplomático por el contexto mundial. Pero ahora, la presencia del Rey era totalmente innecesaria”, señaló.

“Con respecto a lo que pasó en Capital Federal, me gustó más en 2010, porque hubo una apuesta a la masividad y ahora no la hubo”, aclaró Di Meglio en referencia al programa que el macrismo elaboró en torno a los coquetos ambientes del Teatro Colón y del Campo Argentino de Polo. “Yo lo contrastaría con lo que fue el fervor popular que vi en las calles de Tucumán”, analizó.

“Yo creo que los festejos van más allá de los Gobiernos y tienen que ver con una cuestión comunitaria, relacionada con las ganas de la gente de festejar. Eso lo digo ahora y lo dije en 2010 para el bicentenario de 1810”, explicó.

El relato del no relato

Sobre lo que fue y es el discurso de Macri, Di Meglio consideró que hoy se vive una ausencia de “relato” histórico y político, aunque entiende que la Casa Rosada está buscando el rumbo en el medio de una pelea de visiones, entre un ala dura y una ala moderada. No obstante, como al principio de la nota, advirtió: “Un no relato es un relato”.

“Pero no creo que no haya relato, creo que lo están buscando. Lo que pasa es que les tocó asumir con un súper Bicentenario ante el cual se notan dos posiciones diferenciadas: los que hubiesen preferido no pasar por esto y los que están buscando un relato”, describió

Lo que ha mostrado Cambiemos hasta el momento, según el historiador, “es un ataque a lo que llaman de mala manera populismo”, que pude verse en las ponderaciones de las imágenes de los ex mandatarios Arturo Frondizi y Arturo Illia. Puntualmente, el primero es al único que Macri suele mencionar.

“No van a negar a Perón ni van a celebrar los golpes militares, porque sería muy tonto de su parte, aunque algunos lo quisieran.”

“No van a negar a Perón ni van a celebrar los golpes militares, porque sería muy tonto de su parte, aunque algunos lo quisieran. Creo que conviven varias versiones y la que parece primar es la de evadir el debate histórico político”, completó. “Se nota eso, por ejemplo, con los nuevos billetes con figuras de animales”, concluyó.

Di Meglio fue durante varios años uno de los guionistas de la tira infantil animada Zamba, que fue un verdadero furor mediático porque prendió con fuerza entre los nenes y nenas en edad escolar. “Creo que la tira fue atacada injustamente por propios y extraños, porque lo que buscaba era, justamente, usar recursos divertidos para contar la historia, a veces hasta el punto del chiste”, respondió.

“He visto poco y nada del nuevo Zamba y de la nueva Televisión Pública, pero tengo el presentimiento deque la historia ahora va a ser mucho menos importante que antes”, advirtió Di Meglio, al mismo tiempo que pidió estar en alerta con lo que pueda pasar también en los planes de estudio. “Todavía es muy pronto, pero en la Ciudad de Buenos Aires, Esteban Bullrich (ministro de Educación porteño y actualmente nacional) bajó la carga horaria de esos contenidos”, concluyó.

Además de sus trabajos televisivos, Di Meglio tiene un doctorado en la Universidad de Buenos Aires –de la cual es profesor–, es investigador del CONICET, autor del libro ¡Viva el bajo pueblo! La plebe urbana de Buenos Aires y la Política entre la Revolución de Mayo y el rosismo (2007) y de diversas obras y artículos revistas.


 

COMPARTE