Vidal intervino el Consejo de Teatro Independiente

Vidal intervino el Consejo de Teatro Independiente

Teatristas denuncian que la intervención del Gobierno en el Consejo es una violación a la Ley 14.037, que le dio origen en 2010. Un avance de la lógica cultural gerencial del PRO sobre la pluralidad que el Consejo le dio a la escena teatral independiente.

4683
0

Por Alejandro Palladino

La Secretaría de Cultura del Gobierno bonaerense desarmó el Consejo Provincial de Teatro Independiente, un organismo autónomo de la cartera de Cultura y creado por la Ley 14.037. Los teatristas expresaron en su página de Facebook su absoluto rechazo a la Resolución 127/16 de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Buenos Aires “que viola la Ley 14.037, generando la intervención del CPTI”.

El objetivo del Consejo, cuyo último director fue el conocido actor Lito Cruz, era apoyar el desarrollo de obras de teatro independientes, producidas en distintos puntos de la provincia. Allí se debatían los proyectos de teatro a realizar. Estaba integrado por quince consejeros –que trabajaban ad honorem cobrando solo un viático– de acuerdo con la división de las quince regiones culturales de la provincia, respetando así las características propias de cada región.

Lo que hizo la gestión de María Eugenia Vidal fue dejar de pagar los viáticos de los consejeros y llamarse a silencio a la hora de convocarlos. En reiteradas ocasiones, los artistas manifestaron su reclamo por el cese de las actividades, aunque nunca tuvieron respuesta.

Además, por la resolución 127/16, el Gobierno reformuló las regiones culturales, recortando su número de quince a ocho, de acuerdo con las regiones electorales y sin considerar las particularidades culturales de cada sector.

“Ahí el problema que surge, por dar un ejemplo, es que Berisso y Ensenada pertenecen a una región que está vinculada con San Vicente, Lomas de Zamora, donde hay muy pocos puntos de acuerdo sobre las necesidades e intereses en cuanto a la gestión cultural. En lo cultural, esas localidades no tienen nada que ver entre sí”, dijo a Contexto Daniel Gismondi, quien participó de la creación de la Ley 14.037 y es presidente de la Asociación de Teatristas del Plata (Atepla), una organización teatral regional.

Los teatristas repudian que el carácter autónomo, participativo y plural del Consejo es destruido por la intervención gubernamental, que reformularía a su gusto la forma de elección de los nuevos consejeros. Previa a la injerencia gubernamental, estos eran elegidos por la Secretaría de Cultura (dos) y los restantes tres los elegían las organizaciones teatrales, dándole pluralidad al espacio. De ahora en más, la Secretaría de Cultura reduce a tres los jurados y los elige en su totalidad.

“Lo que están haciendo es armar un plantel de empleados, cambiando el esquema de elección que era democrático, a un esquema de consejo como dependencia del Estado”, sostuvo Gismondi.

“No hay posibilidades de pensar que voten a favor de un consejero ajeno al esquema gubernamental”, agregó.

Por otro lado, entienden que, fiel al estilo PRO, la maniobra política de la Secretaría apunta a gerenciar la cultura independiente de la provincia. “El concejo tenía, como tenemos los teatristas, una forma de manejarnos de manera autogestiva, de organizaciones, que a esta gente que vienen con ánimos de gerenciamiento empresarial no les gusta”, consideró Gismondi.

En la misma sintonía, Alejandro Sáenz, consejero provincial por la Región Conurbano Norte, afirmó que las autoridades del Gobierno de Vidal, “de igual manera que pretenden darle un carácter de gestión empresarial al gabinete, a las Cámaras del Congreso, a los organismos de control, al Poder Judicial, a los medios de comunicación y al tratamiento de las leyes, pretenden transformar a los organismos de la cultura en gerencias burocráticas que vulneren en nombre de la eficiencia, la esencia y el espíritu de la lucha que llevaron a cabo durante años miles de compañeras y compañeros”.

La otra característica que hacía al carácter autónomo del consejo era su financiamiento. La Ley 14.037 estipulaba que la Lotería provincial destinaba el 8,25% del 67% que obtenía por premio prescriptos del Juego Quiniela. Esto significaba un total cercano a $ 3.500.000 al año, por lo que la existencia del Consejo tal como estaba no generaba un gasto al Gobierno liberal de Vidal.

Los miembros del Consejo se juntaron con diputados del FpV, quienes llevarán los reclamos al Congreso provincial. Presentarán un pedido de informe que explique el incumpimiento de la ley. Entre tanto, llevarán a cabo en la proximidad una movilización a Casa de Gobierno para exigir de una vez un encuentro con funcionarios.

En el final de su comunicado de Facebook, los teatristas convocan a “todos los artistas de la región y a la comunidad platense a que se sumen a nuestra lucha para impedir el vaciamiento ideológico que está impulsando la Secretaría de Cultura, de la mano del Director General del CPTI, Alejandro Casavalle”.


Relacionadas:

Victoria para la manifestación del Teatro Independiente