Por Contexto

A cuarenta años de los trágicos hechos que se conocen como “La Noche del Apagón” y a una semana de la brutal represión por parte de la Policía provincial contra los trabajadores de Ledesma, más de 10 mil personas marcharon de Calilegua a Libertador General San Martín para reclamar juicio y castigo a los cómplices civiles y militares de la dictadura, responsables de la tortura y desaparición de personas en la última semana de julio de 1976 con el apoyo logístico del ingenio azucarero.

En el 40° aniversario del operativo se sumó la consigna por la libertad de Milagro Sala y los diez integrantes de la Tupac Amaru detenidos por orden de Gerardo Morales y considerados presos políticos.

Participaron de la movilización junto a los organismos de derechos humanos diputados nacionales, provinciales y dirigentes sociales, políticos y gremiales de distintos espacios que integran el Comité por la Libertad de Milagro Sala. En todos los casos se solidarizaron con los trabajadores del ingenio que continúan reclamando por mejoras salariales y denunciaron la actitud de la Policía provincial, que dejó ayer una zona liberada para que se produzcan enfrentamientos entre camioneros y trabajadores que mantienen el corte de ruta ante la falta de respuestas a sus demandas. La movilización culminó con un abrazo a los trabajadores en el corte de ruta.

“Contra la impunidad de ayer y de hoy”, “Juicio, castigo y cárcel común a Blaquier y a todos los responsables civiles y militares de la dictadura militar”, “Abajo el régimen policíaco de Morales y libertad a Milagro Sala”, “Basta de persecución y criminalización a los que luchan”, fueron las consignas que plantearon quienes se movilizaron siete kilómetros bajo un pesado sol entre Calilegua y Ledesma para reclamar justicia.

Inés Peña, referente de Madres de Desaparecidos en Jujuy, expresó: “A pesar de que Blaquier está en libertad y de la decisión de la Cámara de Casación Penal que dictó la falta de mérito, él es uno de los responsables de la participación empresarial en los apagones. Por eso, desde la Mesa Coordinadora contra la Represión y el Ajuste repudiamos la libertad del empresario Carlos Blaquier y pedimos que se continúe con las investigaciones y el juicio al empresario que sigue procesado”.

Por otra parte, Peña recordó que el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas también pidió al gobierno de Macri la agilización de los juicios con respecto a la complicidad civil y empresarial en la dictadura militar.

Ricardo Arédez, hijo de Luis Arédez, intendente de Ledesma, secuestrado y desaparecido durante La Noche del Apagón por haber aumentado los impuestos al ingenio presidido por Blaquier, señaló: “Las madres y familiares de Ledesma consideramos una batalla ganada haber logrado sacar a la superficie esta problemática del poder económico. Lo sabe ya la provincia, el país y parte del exterior”, dijo en relación a la complicidad civil de la dictadura.

Y agregó: “No estamos conformes con la Justicia, que ha beneficiado, como siempre, a los dueños del poder económico. En estos tiempos, es un retroceso a la democracia lo que está pasando en Jujuy. En la dictadura nosotros salimos a pelear por la democracia, pero no esta democracia sino una que soñaban nuestros 30.000 desaparecidos”, dijo.

Alejandro “Coco” Garfagnini, coordinador nacional de la Tupac Amaru, señaló que, “como venimos realizando históricamente, una vez más estamos acá acompañando a los organismos de derechos humanos. Milagro está ilegalmente privada de su libertad justamente por haber estado presente en este reclamo de un juicio justo contra los cómplices civiles de la dictadura. Mientras las Madres y Abuelas, a las que siempre acompañamos, mantuvieron sus reclamos dentro de los parámetros que promueve la democracia, hoy Milagro junto a otros diez compañeros presos políticos están sufriendo las peores prácticas de un Estado represivo y policial que instauró Gerardo Morales desde que asumió el poder para devolverle favores a Blaquier, que financió su campaña. A pesar de la persecución, seguimos acá firmes denunciando estas situaciones y reclamando por la libertad de todos los presos políticos”.

IMG_1933Para Andrés Larroque, “es importante compartir este momento con los compañeros, sobre todo cuando están en esta situación tan difícil que vive la provincia de Jujuy, en la cual tenemos que lamentar la falta de garantías constitucionales. Esto lo siguen padeciendo en algún sentido los trabajadores. También estuvimos dialogando con ellos por todas las dificultades que tienen que padecer y toda la persecución que se genera también si son opositores a Gerardo Morales”.

“En este momento que recordamos cuarenta años de esa lucha tan nefasta, lamentablemente también lo tenemos que hacer en un marco en que ciertas luchas parecen asimilarse a lo que vino a instalar aquel modelo a sangre y fuego: el cambio neoliberal y conservador que persigue a los trabajadores y que castiga a nuestro pueblo. Estamos en el marco de la democracia siempre peleando y luchando por los compañeros”, dijo el legislador nacional.

Por su parte, Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital, indicó que este año “la movilización tiene un condimento especial por los cuarenta años de lo que fue una noche trágica para el pueblo jujeño con la complicidad de Blaquier, y en un momento histórico donde tenemos once compañeros detenidos de la Tupac y por los cuales estamos muy preocupados para que puedan recuperar su libertad. Y también en una situación donde el Gobierno de Jujuy, además de militarizar la provincia, no le permite a los trabajadores de Ledesma realizar una huelga y también fueron reprimidos con balas de goma y plomo. Este es un año donde nos tenemos que hermanar y transitar con mucha convicción para poder ponerle un freno a Gerardo Morales, que indudablemente viene con mucha fuerza a llevarse puesto al movimiento obrero”.

Por ultimo, Mara Brawer, una de las coordinadoras del Comité por la Libertad de Milagro Sala y que también acompañó a los trabajadores de Ledesma en su reclamo, dijo: “Ayer y hoy para hambrear al pueblo se necesitó represión. Por eso insistimos con la consigna de Memoria, Verdad y Justicia. Estamos convencidos que la detención ilegal de Milagro tiene como uno de sus objetivos quebrar la organización popular para aplicar las políticas de hambre, desocupación y destrucción de la industria nacional que busca aplicar tanto el Gobierno nacional como el provincial”.

Horacio Pietragalla: “Cada vez tenemos más pesimismo con que la justicia avance con la condena a los cómplices civiles de la dictadura, sobre todo porque hoy son parte tanto del gobierno nacional como provincial”.

“El reclamo histórico de justicia sobre lo que pasó aquella semana trágica para Calilegua y Libertador hoy está más vigente que nunca. Lamentablemente no hay una disociación con lo que está pasando hoy. En los últimos años habíamos logrado que se impute a Blaquier. En la lucha para que eso suceda, uno de los eslabones fundamentales fue Milagro Sala y la Tupac. Recuerdo a Milagro acompañando a los organismos cuando se realizó la señalización del ingenio y en cada uno de los juicios por delitos de lesa humanidad en la provincia”, recordó el nieto restituido Horacio Pietragalla.

Y apuntó: “Hoy se vive una clara política de persecución y venganza encabezada por Morales, pero que tiene atrás al dueño de todo en Jujuy, que es Blaquier. Lamentablemente, hoy marchamos sin Milagro, y su libertad junto a los otros diez detenidos de la Tupac Amaru es una de las consignas. Cada vez tenemos más pesimismo con que la Justicia avance con la condena a los cómplices civiles de la dictadura, sobre todo porque hoy son parte tanto del Gobierno nacional como provincial”.

La movilización que como todos los años marchó desde la localidad de Calilegua a la de Libertador General San Martín fue masiva. Además de los organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y políticas del campo popular, marcharon los diputados Liliana Mazure, Carolina Gaillard, Leonardo Grosso, Marcelo Santillán, Josefina Gonzalez y Mabel Carrizo; el legislador Lauro Grande; el ex jefe de Gobierno de CABA, Aníbal Ibarra; los dirigentes gremiales Estela Díaz y María Reigada; Victoria Montenegro de Kolina; entre otros.

La Noche del Apagón

El operativo de la dictadura cívico-militar que se recuerda como La Noche del Apagón se realizó, en realidad, en más de una noche y con más de un apagón: ocurrió entre el 21 y el 27 de julio de 1976, cuando la dictadura y la empresa Ledesma, propiedad de la familia Blaquier, cortaron las luces de los pueblos de San Martín, Calilegua y El Talar para secuestrar cuatrocientas personas.

De todos los secuestrados, 33 están desaparecidos. En esas noches de secuestros masivos, los testigos recuerdan que los militares se llevaban a la gente en camiones y camionetas del ingenio azucarero Ledesma, la empresa con que la familia Blaquier se convirtió en amo y señor de esa provincia del NOA. Pero el año pasado, a casi cuatro décadas de los secuestros, la Justicia garantizó la impunidad de Carlos Blaquier.

Y en 2016, cuando se cumplen cuatro décadas del golpe de Estado genocida y de La Noche del Apagón, la Justicia jujeña en complicidad con el gobernador Gerardo Morales mantiene detenida a Milagro Sala, dirigente de la organización que más respaldó a los organismos de derechos humanos en los juicios por crímenes de lesa humanidad.

A cuarenta años del Apagón: libertad a Milagro

Mientras las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos marchaban en Jujuy, en Capital Federal se produjo una movilización a las oficinas de la empresa Ledesma.

Luego, en el Instituto Patria se realizó una charla sobre la dirigene de la Tupac Amaru, presa política del Gobierno de Gerardo Morales. La periodista Cynthia García registró la actividad para La García.

Los videos:

Instituto Patria. Charla sobre Milagro Sala. Habla Milagro 


 

Desde el Instituto Patria vía Skype, Cristina Fernández de Kirchner pidió la libertad de Milagro Sala