Por Alejandro Palladino

Los vecinos de los barrios de Garibaldi, Arana y Sicardi, en el sur del Gran La Plata, preparan un reclamo judicial para exigir una tarifa acorde a la dependencia exclusiva que tienen del servicio de electricidad. Es que, al no llegar el gas, son usuarios electrointensivos: sin luz no tienen agua ni calefacción.

Desde que se produjeron los tarifazos, los vecinos se movilizaron para tener una tarifa social que contemple su condición. En mayo, buscaron asesoramiento en el Colectivo de Asesoramiento Jurídico Estratégico (CAJE). Recolectaron firmas en los barrios e hicieron una nota colectiva para agotar la instancia administrativa, presentada en Edelap y luego en el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la provincia de Buenos Aires (Oceba), para después sí pasar a la instancia judicial, en las próximas semanas.

A pesar de la medida cautelar del juez Luis Arias que suspendió el tarifazo de la luz en la provincia de Buenos Aires, que sigue vigente, los vecinos también juntaron boletas de luz del año pasado y de 2016 para sumar al material presentado.

“Estamos analizando la información de los vecinos para avanzar por una tarifa diferencial para electrointensivos”, dijo a Contexto Pedro Sisti, miembro del colectivo de abogados que los representan e integrante de la Asociación Civil Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y Solidaridad (CEPIS), entidad que contribuyó a la suspensión del tarifazo al gas.

Uno de los principales argumentos que sostienen los abogados para que los usuarios tengan una tarifa social, refirió Sisti, es el antecedente legal de la resolución del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre), del que depende Edelap, que disponía una reducción en la tarifa para aquellos usuarios que dependen de la luz.

“El Enre tienen una resolución con una tarifa diferencial para quienes solo tienen luz como servicio, que OCEBA no consideró, por lo que es injusto el nuevo cuadro dispuesto”, sostuvo Sisti.

Otro de los reclamos de los vecinos es el defectuoso servicio de la empresa. “Es importante que tengan una prestación de servicio adecuada, porque cuando no tienen luz se quedan sin agua y sin calefacción automáticamente. El servicio debería tener excelente servicio en esa zona, que por lo general es deficiente”, agregó Sisti. El reclamo incluye las inversiones necesarias por parte de Edelap con seguimiento del OCEBA.

“La demanda judicial tiene que centrarse en la tarifa injusta, ya que no tienen posibilidad de elegir amortiguar el gasto y consumo de electricidad porque no tienen otra opción. El hecho de que para tener agua tengan que consumir muchos Kw/h con la bomba lo dice todo. El juez tiene que considerar que el cuadro tarifario dispuesto por OCEBA es discriminatorio. No puede aplicarse por igual a todos, porque son usuarios diferentes y así están obligados a pagar mucho más que otras zonas”.

Victoria Mendieta, vecina de Sicardi, dijo a este medio que en verano los usuarios de ese sector del Gran La Plata utilizan en promedio entre 500 y 600 kw/h, mientras que en invierno asciende por encima de los 2.000 kw/h por bimestre. “Al ser usuarios electrointensivos, siempre nos pasamos de ese consumo, porque nos calefaccionamos con la electricidad”, explicó.