“Don Quijote” no salió a escena en el Teatro Argentino por medidas...

“Don Quijote” no salió a escena en el Teatro Argentino por medidas de fuerza

Desde el jueves, los trabajadores se habían declarado en estado de asamblea permanente y quite de colaboración tras el plantón del secretario de Cultura provincial que sigue ignorando los reclamos de pase a planta y el fin de la precarización laboral.

4841
0

Por Gabriela Calotti

La función prevista para la noche del viernes del ballet Don Quijote, en sus últimas funciones de la temporada, fue suspendida por decisión del director de la sala lírica del Teatro Argentino, una de las más importantes de América Latina, un día después de que los trabajadores de los sectores técnicos se declararan en estado de asamblea permanente y quite de colaboración hasta el próximo miércoles, a raíz del “plantón” del titular de Cultura bonaerense, Alejandro Gómez, que faltó sin aviso a una reunión prevista desde la semana pasada.

Gómez se había comprometido a asistir a una reunión con la junta interna y los delegados de los cuerpos artísticos que vienen reclamando el pase a planta, el fin de la precarización laboral en el Teatro y la devolución de los descuentos por días de huelga.

“El director del teatro (Martín Bauer) entendió nuestros reclamos y los consideró justos, pero tomó la decisión de suspender la función de hoy”, pues no estaban dadas las condiciones para que se levantara el telón, explicó la noche del viernes a Contexto Julio Ricciardi, delegado y trabajador en el Taller de Escultura del Teatro.

Ricciardi precisó que los trabajadores siguen esperando una respuesta de Gómez, porque se trata de “una decisión política” que tienen que tomar las autoridades de Cultura provincial.

“La intención era que los bailarines, muchos de los cuales están en situación de precariedad, salieran a escena, pero entiendo que la gente del ballet no aceptó salir en esas condiciones”, dijo Ricciardi.

La decisión de los trabajadores de las áreas técnicas, como sastrería, zapatería, sombrerería, peluquería, maquillaje, herrería, escenografía y carpintería, entre otros, nucleados en ATE, significaba que “no van a vestir, no van a maquillar, no van a peinar” a los integrantes del cuerpo artístico (coro, orquesta y ballet), había adelantado la tarde del viernes a Contexto Carlos Poblete, delegado de la junta interna de la Secretaría de Cultura.

“El jueves teníamos una reunión por la tarde. Gómez dijo que vendría al Teatro y no apareció. Nos llamaron de la dirección del teatro para decirnos que no iba a venir y no nos dieron ningún motivo”, explicó Poblete. La reunión estaba prevista desde el 6 de julio con la junta interna y con los delegados de los cuerpos artísticos.

En la puesta en escena de Don Quijote intervienen unas doscientas personas, entre miembros del coro, orquesta, ballet y técnicos, sin los cuales es imposible llevarla adelante.

“Nosotros reclamamos el pase a planta permanente y que seamos contemplados en las exenciones del decreto 618/16 que firmó María Eugenia Vidal”, puntualizó Poblete.

Además, indicó que la decisión adoptada el jueves fue comunicada inmediatamente al Ministerio de Trabajo.

El decreto en cuestión, firmado por la gobernadora bonaerense a fines de mayo, congeló por un año el pase a planta permanente y las designaciones transitorias en todas las jurisdicciones y organismos de la Administración pública, excepto el personal docente, la Policía y el Servicio Penitenciario.

En mayo pasado, las funciones se llevaron adelante, como fue el caso de la ópera La Boheme, pero antes del espectáculo los trabajadores leyeron una nota explicando su situación laboral al público, parte del cual los aplaudió en señal de respaldo.

Este viernes, hasta último momento, los trabajadores esperaban alguna respuesta de Gómez. Pero no fue así.

“Vamos a ver si este señor se digna a recibirnos o a llamarnos”, había afirmado Poblete, antes de indicar que al parecer Gómez “se enojó” días atrás por la protesta que trabajadores del Teatro Argentino y de otros sectores de la Cultura, como la Comedia de la Provincia, efectuaron frente a la sede de la Secretaría, ubicada en la esquina de 5 y 47.

Poblete se quejó además de los descuentos por días de paro y rechazó esa decisión del Gobierno de Vidal al afirmar que “no les paramos ni una obra. No le hicimos paro a ellos, sino que adherimos a una movilización de ATE”. En su caso, precisó, “me descontaron dos mil pesos”.

En medio de este panorama, el Gobierno provincial quiere equiparar el quite de colaboración con un paro, subrayó Poblete, que lo rechazó de forma tajante, sin contar con que, aun si fuera una huelga, ese derecho está contemplado en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, algo que parece desconocer el actual Gobierno.

En sus primeros seis meses de gobierno, Vidal no dudó en descontar los días de huelga a trabajadores de la Educación, de la Salud y de la Cultura, entre otros.

Sin embargo, tendrá que poner fin a esa decisión porque el 8 de julio el juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias decidió que en el plazo de cinco días el Gobierno deberá devolver los descuentos a los trabajadores.

En su fallo, el magistrado platense consideró además que los descuentos por días de paro constituyen “una práctica antisindical que no se fundamenta en un acto administrativo válido”, respondiendo así a una medida cautelar presentada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Poblete denunció una vez más la política de achicamiento que están implementando las autoridades del Teatro Argentino. “Tienen una mentalidad del ajuste. Fíjese que están achicando, por ejemplo, la programación del coro que tiene algo previsto para noviembre y nada más”, precisó.

En cambio, ya está programada para octubre la actuación de Laly Espósito, que no significa necesariamente la participación de los cientos de trabajadores del Teatro Argentino.


 

COMPARTE